Piñera insiste en mentir ante la prensa extranjera: Aseguró que se quemaron hospitales durante el estallido social

"Querían incendiar el país, querían destruir el sistema", aseguró el mandatario ante la Radio Cadena SER de España.

Un discurso muy similar al que entregaba al inicio del estallido social tras el 18 de octubre -cuando aseveró que estábamos “en guerra”- es el que el Presidente Sebastián Piñera expuso en una entrevista con la Radio Cadena SER de España.

Fue durante la tarde de este miércoles que el mandatario se refirió a la rebelión popular que vive Chile y a la “necesidad”, según dijo, de haber recurrido a un estado de emergencia.

A lo largo de toda la entrevista, Piñera demostró una insistente voluntad por negar las violaciones a los Derechos Humanos y se encargó de criminalizar la protesta social. Respecto a los hechos del 18 de octubre, aseveró que “se desató una ola de violencia sistemática, profesional, organizada, con tecnología de punta que buscaba destruirlo todo; querían incendiar el país, querían destruir el sistema”.

La frase recuerda a lo expresado en al menos cuatro veces por el mandatario en cuanto a que en la Región de La Araucanía “se han quemado iglesias con mujeres y niños dentro”, hecho del cual no existen antecedentes ni víctimas. Piñera llegó a realizar esta afirmación ante la reconocida cadena internacional Univisión en 2018 y solo dejó de repetir aquello cuando en diciembre de ese mismo año el periodista y panelista del matinal Bienvenidos de Canal 13, Mauricio Jürgensen, lo encaró y le dijo que aquello simplemente jamás ha ocurrido.

Ahora, en la entrevista con SER Piñera volvió también a afirmar otro hecho del que tampoco ha habido antecedentes en el marco del estallido social, como es el de supuestos ataques a recintos de atención de salud. “Pequeños grupos ejercieron una violencia sin dios ni ley, quemaban todo lo que se ponía en su camino, las líneas del Metro, hospitales, los supermercados”.

En otro momento de la entrevista, cuando se le preguntó por su parecer sobre la imagen dictatorial de su administración que muestran al mundo artistas como Mon Laferte y el Colectivo Lastesis, la primera autoridad afirmó que Chile “es una democracia que costó mucho recuperar”, omitiendo todo juicio respecto a las violaciones sistemáticas a los Derechos Humanos y el excesivo uso de la fuerza por parte de uniformados bajo su mando político.

Compártelo

Comentarios