GRAVE: Gobierno informa que violadores de DDHH podrían terminar condenas en sus casas ante pandemia de Covid-19

El ministro de Justicia, Hernán Larraín, anunció que el Ejecutivo le dará "máxima urgencia" al proyecto de "Ley humanitaria" que busca que reos de avanzada edad puedan acceder a un arresto domiciliario total si así lo resuelven los Tribunales de Justicia.

132

El ministro de Justicia, Hernán Larraín, anunció esta tarde que el Gobierno presentará un veto aditivo al proyecto de ley de indulto conmutativo aprobado recientemente en el Congreso y que permite a determinados reos cumplir el resto de sus condenas bajo arresto domiciliario, esto en medio de la pandemia de Coronavirus

La decisión del Ejecutivo aparece como una respuesta luego de que la Cámara de Diputados rechazara el informe de la Comisión Mixta en el marco de la discusión de dicha iniciativa, el cual contemplaba la norma que permitía a Gendarmería controlar los cumplimientos de arresto domiciliario.

Cabe recordar que dicho informe fue rechazado luego de que la derecha votara en contra como represalia por no incluir en el beneficio carcelario a los criminales condenados por delitos de Lesa Humanidad.

Ante esto entonces, Larraín informó que paralelamente el Gobierno le dará «máxima urgencia» al proyecto de «Ley humanitaria» impulsado a fines de 2018 y que busca que reos de avanzada edad puedan acceder a un arresto domiciliario total si así lo resuelven los Tribunales de Justicia.

Consultado el secretario de Estado sobre si esta medida favorecería igualmente a quienes hoy cumplen condenas en Punta Peuco por delitos de Lesa Humanidad, este señaló que «en estas circunstancias no se exige un delito determinado o no se excluyen las personas por haber cometido un delito determinado, de manera que nadie queda, en principio, excluido de este beneficio si acaso cumple con los requisitos que los verificará el juez en su oportunidad».

Los requisitos a los que se refiere el ministro Larraín son -como detalló- tener «75 años de edad, haber cumplido la mitad de la pena y estar en una situación de riesgo inminente de muerte o sufrir una invalidez total que le impida valerse por sí mismo».