Rapa Nui rechaza levantamiento de cuarentena: ‘Mañalich no nos consultó, nos informaron por televisión’

"No tenemos acceso a implementos de higiene básicos como mascarillas y guantes como para retomar la vida en sociedad", advierten desde Isla de Pascua.

114

Este domingo el ministro de Salud, Jaime Mañalich, anunció de manera sorpresiva el levantamiento de la cuarentena y de la restricción de ingreso a Rapa Nui que había sido decretada el pasado 19 de marzo en el contexto de la pandemia de Covid-19, y que duraría hasta el próximo 17 de abril.

El Gobierno decidió que estas restricciones sean sustituidas por una aduana sanitaria y que el toque de queda -que comenzaba a las 14:00 horas- ahora se reduzca al horario de 22:00 a 05:00 horas.

Una decisión que fue rechazada por la Comisión de Desarrollo de la Isla de Pascua (CODEIPA) y el presidente del Consejo de Ancianos, quienes a través de una declaración pública le pidieron al secretario de Estado reconsiderar la medida.

En ese sentido, recordaron que dichas medidas sanitarias fueron establecidas, entre otras razones, considerando que ya hay cinco casos de personas contagiadas con Coronavirus y tomando en cuenta «las especiales condiciones de aislamiento e infraestructura sanitaria de Rapa Nui, estructura sanitaria que corresponde a la precariedad de un hospital de baja complejidad, no preparado para mantener en tratamiento a pacientes críticos o con respiración mecánica, los que deben ser derivados al continente».

Foto: Ministerio de Salud

La CODEIPA destacó que el cambio en las medidas sanitarias para Rapa Nui fueron establecidas «sin ningún trabajo coordinado de las autoridades locales». En ese sentido, la presidenta de dicha instancia, Anakena Manutomama, declaró a El Ciudadano que «el ministro no consultó al territorio, la decisión se nos fue informada por televisión».

«Nos sorprende mucho porque hace unos días, por el hallazgo de tres nuevos casos, se nos aumentó la cuarentena a dos semanas más, lo que significaba que entre el 15 y 16 de abril estaríamos saliendo de la cuarentena, y hoy despertamos todos con un anuncio en televisión donde el ministro dice que esto termina este lunes», apuntó la dirigenta de la isla.

En esa misma línea, la Municipalidad de Rapa Nui informó que el Comité Operativo de Emergencia Local, tras 3 horas de reunión, «solicitó a las autoridades correspondientes mantener la cuarentena y el toque de queda hasta el próximo 17 de abril, a fin de poder coordinar los procesos sanitarios necesarios, para permitir tanto el retorno de personas como de turistas que deseen visitarnos».

Relacionado:  Entrevista a Dilma Rousseff: En Brasil tenemos un Presidente que no cree que existe la pandemia

«NO TENEMOS ACCESO A MASCARILLAS Y GUANTES»

Por su parte, Anakena Manutomama hizo un llamado a Jaime Mañalich a que «antes de tomar una decisión con respecto a la Isla de Pascua, lo primero que tiene que hacer es ponerse de acuerdo con las autoridades y servicios locales que están funcionando».

«Se ha hecho un gran esfuerzo para poder contener a las personas en sus hogares para que no siga aumentando la cantidad de personas contagiadas, entonces él (Mañalich) no puede llegar y levantar las barreras sanitarias así como así no más», agregó la presidenta de la CODEIPA.

En esa misma línea es por lo tanto que la Comisión de Desarrollo de la Isla de Pascua interpela al ministro de Salud preguntándole «¿cuál es el fundamento para modificar la renovación que disponía la medida hasta el día 17 de abril?» y le solicita encarecidamente «dejar las cosas como estaban, no efectuar cambios repentinos que confunden a nuestra comunidad».

Para argumentar esa necesidad, los isleños advierten que, por ejemplo, «hoy no tenemos acceso a implementos de higiene básicos como mascarillas y guantes como para retomar la vida en sociedad». «¿Cuáles serán las medidas de ingreso de nuevas personas? ¿Se incluirá solo población local o también turistas? ¿Habrá obligación de cuarentena? ¿Cómo se cumple?», preguntan en su declaración.

La CODEIPA plantea que es comprensible que se pueda estudiar flexibilizar la medida de restricción de ingreso para la población local, pero «en ningún caso para turistas». Y de ocurrir lo primero -añaden- «debe hacerse de manera correcta, con el tiempo necesario, en coordinación con todas las autoridades locales y servicios nacionales y locales involucrados, de manera ordenada y tomando todos los resguardos del caso».

«Tenemos derecho a igualdad en salud, a protegernos y ser parte de decisiones de tanta relevancia como la que usted está tomando en estos momentos», concluyen.