Sufragar por la paz

Una votación masiva: El reto de Venezuela para este 20M

Este domingo 20 de mayo el país suramericano asiste a un evento electoral para ratificar su democracia, en medio de ataques internacionales en contra de sus instituciones y de la decisión soberana de su pueblo. Vencer la injerencia extranjera con una participación masiva en las urnas electorales es uno de sus más grandes desafíos

Democracia

El 30 de julio de 2017 más de 8 millones de venezolanos, el 41,53% del padrón electoral, votaron en las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) convocada por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para debatir una nueva Constitución.

Ese día el pueblo del país andino junto con Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Argentina, salió a votar por la paz desafiando la muerte, el linchamiento de personas, la quema de seres humanos, la destrucción de bienes públicos y privados que dejaron como saldo las protestas violentas con 130 personas fallecidas, evento que promovió la derecha adversa a la Revolución Bolivariana.

Millones de venezolanos votaron por la paz de Venezuela el 30 de julio del 2017

Este 20 de mayo de 2018, día de las elecciones presidenciales y parlamentarias en las 23 entidades federales de esa nación, más de 20 millones de venezolanos tienen el derecho de acudir a este proceso comicial, organizado por el Consejo Nacional Electoral (CNE), uno de los cinco poderes del Estado del país que forma parte de la Cordillera Andina.

El pueblo venezolano asiste ahora a este evento electoral desafiando las amenazas internacionales del gobierno de los Estados Unidos (EEUU), la Unión Europea (UE) y gobiernos de países latinoamericanos reunidos en el Grupo de Lima, todos opuestos a la revolución venezolana.

Este grupo de administraciones expresó que no reconocerán los resultados electorales de este domingo, como lo resume un artículo del portal estadounidense en español CNN, publicado el pasado 17 de mayo, titulado “La comunidad internacional no reconocerá las elecciones presidenciales en Venezuela”.

Los regímenes de las naciones antes mencionadas califican las elecciones presidenciales y de parlamentarios estadales de Venezuela, como un proceso electoral “ilegítimo” (…) y “carente de credibilidad” (…). Por estas razones, entre otras, los gobiernos antes mencionados, reunidos en el Grupo de Lima, emitieron un “último llamado” a Venezuela a que suspenda las elecciones, en un comunicado difundido el pasado 14 de mayo

Las naciones del Grupo de Lima “reiteramos la condena al régimen autoritario que prevalece en Venezuela, que ha violentado la institucionalidad democrática y el Estado de derecho», aseveró el canciller de México, Luis Videgaray, que funge como el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores de ese grupo político.

Esta postura contra la democracia venezolana y sus instituciones, ha sido antecedida, desde las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente en julio del 2017, por sanciones financieras y políticas contra Venezuela, bloqueo económico, ataque a su moneda a través de dólar paralelo, la extracción de su moneda física, hiperinflación inducida, escasez de alimentos, medicinas y otros bienes de consumo importados, promovido por los EEUU y sus aliados.

Apoyo a la democracia venezolana

A diferencia del gobierno de los EEUU, la Unión Europea y el Grupo de Lima, otros países de Europa, Asia y América Latina, entre los que destacan Rusia, China, India, Bolivia, Cuba, Nicaragua y El Salvador, entre otras naciones, tienen una postura distinta.

El pasado 16 de mayo, a través de un comunicado, la cancillería rusa expresó sobre las elecciones en Venezuela y los ataques a su democracia, que “nadie tiene derecho a quitarle a los ciudadanos la oportunidad de expresar su opinión a través del voto”.

También aseveró que los comicios de este 20 de mayo constituyen una oportunidad para que las fuerzas políticas de Venezuela puedan “volver al diálogo nacional”. El mismo día de emitido el comunicado los organismos electorales de Venezuela y Rusia, firmaron un acuerdo de acompañamiento internacional para las elecciones de este domingo.

El documento establece la presencia de expertos rusos para acompañar los comicios venezolanos, tal y como lo habían acordado el pasado 25 de abril el vicecanciller de Rusia, Serguéi Riabkov, durante una visita realizada a Venezuela, donde se reunión con la presidenta del máximo organismo electoral de esta última nación mencionada, el Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena.

Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela y el vicecanciller de Rusia, Serguéi Riabkov

En este encuentro Riabkov dijo que “los pueblos tienen derecho a elegir sus gobernantes de manera libre, democrática, sin injerencia externa ni violencia».

Las elecciones venezolanas también recibieron el respaldo de intelectuales, activistas sociales y políticos latinoamericanos, Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz; Atilio Borón, Milagros Sala y Piedad Córdoba, entre otros, quienes firmaron un documento de respaldo a los comicios venezolanos de este 20 de mayo.

Los intelectuales, políticos y activistas sociales, en el comunicado mencionado, difundido el pasado 16 de mayo, se manifestaron en “contra de la injerencia estadounidense, en las elecciones libres y soberana de Venezuela”.

La propia presidenta del CNE venezolano, Tibisay Lucena, rechazó el pasado 17 de mayo, día del cierre de la campaña electoral, la injerencia extranjera promovida desde los EEUU en contra de las elecciones.

Manifestó que «la comunidad internacional no tiene nada qué decir (en contra del) proceso electoral. Este es un proceso que es de Venezuela y los venezolanos. Los gobiernos extranjeros que groseramente han intentado hacer una injerencia sobre el proceso electoral, creo que es increíble y sorprendente que se atrevan a darle órdenes a otro país».

Destacó que más de 3.000 periodistas nacionales e internacionales estarán cubriendo los comicios pautados para este domingo, también estarán presentes al menos 150 acompañantes internacionales, que observarán el proceso democrático de Venezuela.

Ratificó que el proceso comicial de ese país andino es totalmente confiable, debido a la realización de sus auditorías antes, durante y después de la elección, así como la ampliación de las garantías electorales firmada por los aspirantes en estos comicios y por representantes del CNE.

Votar o abstenerse: El dilema de los opositores

El ascensor del edificio se abre y dos personas entran, son amigos, un hombre mayor de 50 años y una mujer mayor de 40 años, hablan de una amiga en común que fue llevada a la emergencia de una clínica, un centro de salud privado de una ciudad del centro-occidente venezolano.

A la amiga en común, le contaba la mujer al hombre, le cobraron 2.000.000 de bolívares (dos salarios mínimos en Venezuela) (21,3 euros aproximadamente) solamente por colocarle un medicamento de forma intravenosa, para calmarle un dolor. Ésta es una de las expresiones de la hiperinflación inducida y especulativa que ha sido aplicada en contra del pueblo venezolano.

Los dos desaprobaron con el movimiento negativo de sus cabezas este episodio de la vida diaria venezolana y como en casi toda conversación en ese país andino y caribeño siempre termina en el comentario político, al abrirse la puerta del ascensor y antes de salir, el hombre le dijo a la mujer: “Por eso hay que salir a votar este domingo” y la mujer respondió “por eso es que no hay que salir a votar”.

Entre estas dos posturas se mueve la intención de voto de sectores adversos a la Revolución Bolivariana, los que apuestas por la participación electoral y los que se decantan por la abstención, por la protesta callejera, quizás por la violencia y al final la intervención internacional en Venezuela.

Esta última postura es promovida por el gobierno de los EEUU y sus aliados internacionales, y ejecutado en Venezuela por los partidos Primero Justicia (PJ), Acción Democrática (AD), Voluntad Popular (PV) y Un Nuevo Tiempo (UNT), los integrantes de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (Mud)

Los venezolanos acudieron el 30 de julio de 2017 venciendo obstáculos en las calles y avenidas de sus ciudades, barricadas, alambradas y ataques a los centros comiciales, producto de las protestas violentas conocidas como “guarimbas”, promovidas por la derecha para boicotear las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente convocada por el presidente Nicolás Maduro.

Este domingo 20 de mayo de 2018 un total de 20.725.172 electores tienen derecho a votar en los comicios presidenciales y parlamentarios estadales de Venezuela. Lo harán en 34.143 mesas distribuidas en 14.638 centros de votación.

Los venezolanos asisten este domingo a las urnas electorales a escoger a su nuevo presidente (y 252 diputados estadales) en medio de sanciones financieras, bloqueos económicos, ataque a su moneda a través del dólar paralelo y extracción de su moneda, inflación y desabastecimiento inducidos de los bienes de primera necesidad.

Este domingo 20 de mayo, al igual que 30 de julio de 2017, Venezuela asiste a un evento electoral para ratificar su democracia bolivariana, en medio de ataques, en esta oportunidad agresiones internacionales en contra de sus instituciones y de su pueblo. vencer la injerencia, la intervención extranjera con una participación masiva y soberana en las urnas electorales es uno de sus más grandes retos.

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬

Sigue Leyendo