Academia Naval de EE. UU. prohibe el ingreso de personas transgénero

Los estudiantes transgénero quedarán excluidos de los programas de la Academia Naval de Estados Unidos a partir del próximo curso, pautado para 2020. La medida está conforme a las nuevas normas de política militar para personas transgénero propuestas por la administración de Donald Trump.

El pasado viernes 12 de abril entró en vigencia la polémica prohibición a la presencia de transgéneros en las fuerzas armadas estadounidenses, tras una larga batalla legal.

El Mandatario insite en que supone «demasiado riesgo para la efectividad y mortalidad de los militares» permitir a las personas transexuales servir en las fuerzas armadas, revirtiendo una política promulgada durante el gobierno de su predecesor, el demócrata Barack Obama.

Trump derogó la medida de aceptación a los transgénero dictada por Obama

Rechazo a la discriminación

Activistas de derechos humanos manifestaron su rechazo a la medida anunciada por Trump en 2017 a través de su cuenta en Twitter. Además, los tribunales han impugnado la decisión en diversas oportunidades.

Con la política implementada durante el gobierno de Obama, los reclutas transgéneros debieron ser aceptados el 1 de julio de 2017 en las filas de la fuerza armada. Pero, la administración de Trump pospuso la fecha al 1 de enero de 2018, antes de decidir revertir la política por completo.

Según cifras del Pentágono, 9.000 personas transexuales sirven en el ejército, dentro de los 1,3 millones de elementos activos. De este dato, al menos 1.000 dicen haberse sometido a una cirugía de reasignación o que desean hacerlo.

Personas transgénero que están dentro del ejército de EE. UU. no deben decir su condición para no ser expulsadas

Sin embargo, activistas por los derechos de los transexuales aseguran que la cifra es más alta.

«Hasta 15.000 miembros transgéneros de las fuerzas armadas están a punto de perder sus empleos», dijo la sargento Patricia King, quien es transgénero.

«No preguntes, no digas»

La política implementada desde la Casa Blanca también obliga a las personas transgénero que se encuentran dentro de las fuerzas armadas a permanecer en silencio, porque si dicen su condición, pueden ser expulsadas.

«Es ‘no preguntes, no digas’, una y otra vez», dijo Aaron Belkin, director de Palm Center, un instituto de investigación focalizado en minorías sexuales en las fuerzas armadas, refiriéndose a la política en la que los miembros homosexuales del ejército han escondido su orientación sexual para evitar el despido.

Donald Trump empeora la discriminación racial en Estados Unidos

4,204,453FansMe gusta
128,963SeguidoresSeguir
289,439SeguidoresSeguir
16,409SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Edición Impresa El Ciudadano