Disfrutaba su trabajo pero no podía ser completamente feliz

Policía gay dejó la luma y la represión para sentirse plena como mujer

Ahora enfrenta la vida con la frente en alto y el poder vestirse como mujer la hace sentirse llena.

El antes y el después de Sam.

El antes y el después de Sam.

Un corpulento oficial de policia antidisturbios se embarcó en una nueva vida después haberse sometido a una cirugía de cambio de sexo para cumplir su anhelado sueño: convertirse en una mujer.

La ahora madre de tres hijos, Sam Wood, dejó la fuerza policial para vivir su ansiada vida de mujer tras años de lucha contra los alborotadores de Londres.

Wood, de 42 años, era un amante del ejercicio y siempre asistía a un gimnasio cerca de su vencidario. Sin embargo, tuvo que abandonar su sana afición debido a los constantes rechazos que le hacían padecer sus colegas más ‘machos’, lo que la llevó también a dejar su trabajo policiaco.

El año pasado persiguió el sueño que tuvo toda su vida y se sometió a un tratamiento de estrógeno. Gracias a la hormona femenina, ahora vive como una menuda mujer de talla mediana.

copper_land1_2774091a

Sam luciendo su nueva figura.

Además, tiene planeado someterse a otros trabajos en el quirófano con el fin de lograr ser físicamente femenina en los próximos tres años .

Sam declaró: «me uní a la policía en el 2006. Su atmósfera masculina me atrajo. Siempre solía ir al gimnasio y usar camisetas que mostraban mis brazos para que las chicas me miraran. También, solía ​​entrenar cuatro veces a la semana en el hogar».»

«Cuando estaba en las protestas siempre trataba de meterme con los chicos grandes; fue un gran trabajo y me encantó cada minuto de él, pero a veces sentía miedo. Las revueltas estudiantiles y algunos disturbios en Londres me petrificaban».

No obstante, Woods, tuvo problemas en secreto debido a presiones en su carrera y tuvo que apartarse de la policia por una enfermedad padecida a finales de 2012, dejando a la fuerza, definitivamente, en julio del mismo año.

Sam con algunos de sus ex colegas.

Sam con algunos de sus ex colegas.

Nacida en la localidad de Barking, Sam, añadió: «Ninguno de mis colegas sabía de mi sexualidad hasta que me salí del trabajo, pues prefería mantenerlo para mí mismo. De hecho, de las únicas cosas que ahora hablaría con ellos sería de coches y películas. Aunque todavía mantengo amistad con muchos de mis colegas».

Agrega además: «algunos de los ‘super machos’ han dejado de hablar mal de mí y muchas de mis colegas mujeres han dicho que debe ser por que se han sentido cómodos a mi alrededor .»

Ella explicó que la decisión de hacer la transformación la ha hecho más feliz que nunca y agregó: «Me di cuenta de que estoy cómoda y así es como soy».

«Estaba revisando Facebook esta semana y vi una imagen que había publicado hace un año, cuando empecé a vestir como una mujer a tiempo completo y me sentí absolutamente fantástica».

La felicidad es patente en su rostro.

La felicidad es patente en su rostro.

«Tomé la decisión de hacer el cambio definitivo porque no podía mentirme más a mí misma. Tenía que empezar a vivir. Empecé a hablar con un montón de gente y  me las arreglé para conseguir ayuda. Solía ​​caminar por la ciudad con la cabeza hacia abajo y andaba nerviosa, pero ahora no puedo estar más feliz».

«He tenido el apoyo increíble de la gente también. Cuando me mudé a un nuevo edificio le escribí una carta a todos los que viven allí, explicando que iba a ser vestirsme como una mujer. Aunque estaba algo preocupado por sus respuestas, muchos llegaron con flores, tarjetas y chocolates
a mi puerta «.

Su hija, Kellie, de 19 años de edad, confesó: «Cuando lo descubrí fue un poco molesto. Me sorprendí enormemente, pero después de un par de semanas aclaré mis ideas en mi cabeza y concluí que si se convertía en una mujer voy a ser capaz de compartir más cosas con ella».

«Puedo llegar a conocerla y tomar prestado su ropa y otras cosas. He hecho su maquillaje una vez y a ella le fascinó. Nos llevamos mucho mejor ahora porque ella es como yo, y puedo hablar con ella acerca de las cosas más privadas. Ella es mucho más feliz ahora. Ella es feliz todos los días».

Sam junto a su hija Kelly.

Sam junto a su hija Kelly.

Woods también tiene otros dos hijos: Lilly de tres años y James de cinco.

Sam está actualmente sola y se siente atraída por las mujeres, a pesar de que con el avance de su terapia hormonal revela que se siente cada vez más atraída por los hombres.

Compártelo

Comentarios