HRW solicita a Ecuador despenalizar el aborto en casos de violación

La ONG Human Rights Watch (HRW) solicitó a la Asamblea Nacional de Ecuador despenalizar el aborto en los casos de la violación, en conformidad con las obligaciones internacionales de derechos humanos de ese país sudamericano.

HRW recordó a los parlamentarios que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) insistió en la necesidad de la despenalización del aborto por violación sin necesidad de que exista discapacidad mental de la mujer y por incesto.

En el apartado «Interrupción voluntaria del embarazo», el Sexto Informe Periódico del Ecuador respecto a la situación de los derechos humanos, que elaboró el Comité de Derechos Civiles y Políticos de la ONU, observa con «preocupación» que el Código Orgánico Integral Penal (COIP) «criminalice» la interrupción voluntaria del embarazo, salvo peligro de la vida o salud de la mujer o violación a una mujer con discapacidad mental, lo que habría llevado a muchas embarazadas a buscar servicios de aborto inseguros para su vida y salud.

El Comité pide al Estado «revisar» el COIP e introducir más excepciones a la interrupción voluntaria del embarazo cuando sea consecuencia de violación o incesto aun sin discapacidad mental de la mujer o en caso de discapacidad del feto.

Al momento, la única propuesta para despenalizar el aborto no solo por violación, sino también por incesto y estupro o inseminación no consentida que reposa en la Asamblea es la del defensor público, Ernesto Pazmiño, que la presentó en julio pasado.

En este sentido, la Comisión de Justicia está analizando esta iniciativa legislativa para despenalizar el aborto en Ecuador cuando el embarazo sea resultado de violación, señaló  Human Rights Watch, citada por 20minutos.

Protección a niñas y adolescentes

José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW, dijo que “la Comisión de Justicia tiene una oportunidad crucial de proteger los derechos humanos y la dignidad de mujeres y niñas, al otorgarle a las víctimas de violaciones sexuales la oportunidad de decidir si desean seguir adelante con sus embarazos”.

“Negar a quienes han sufrido violaciones sexuales la posibilidad de decidir si desean o no continuar su embarazo es una medida cruel. Ecuador debería asegurarse de que nadie tenga la obligación de continuar un embarazo que no es resultado de su voluntad”, añadió.

Human Rights Watch indicó que ese país latinoamericano registra altas tasas de violencia de género y de violaciones sexuales a adolescentes.

Precisó que cerca de 2.000 niñas menores de 14 años dan a luz cada año en Ecuador, y esos embarazos se consideran producto de violación sexual, dado que 14 años es la edad para el consentimiento sexual en esa nación.

Un informe de 2013 de HRW determinó que las sanciones penales al aborto llevan a algunas mujeres y adolescentes a recurrir a abortos ilegales e inseguros, lo cual socava los esfuerzos de Ecuador por reducir las muertes maternas prevenibles.

Senadores argentinos debaten el proyecto de legalización del aborto

La legalización del aborto afrontará su prueba final en el Senado argentino

4,223,838FansMe gusta
140,162SeguidoresSeguir
289,147SeguidoresSeguir
16,444SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -