Prácticas amorosas en la mañana no son bien vistas por todas las mujeres

225
mujeres
Web

Un estudio realizado en Estados Unidos reveló que «tener sexo en la mañana no es prioridad para la mayoría las mujeres«. Sin embargo, los hombres manifestaron sentirse más productivos durante el día si cumplen con la sesión sexual matutina.

La empresa de colchones Mattress Advisor realizó la encuesta a una muestra de mil personas -hombres y mujeres- que mantienen una relación estable. De ellas, el 63 % señaló no tiene sexo por la mañana ya que a esa hora tienen otras cosas que hacer.

Del total de los encuestados, el 56 % eran mujeres y el 44 % hombres, con una edad media de 36 año. En el caso de los hombres, la mayoría expresó que tener relaciones sexuales por la mañana los hacía sentirse más productivos.

Confesaron las féminas durante el estudio que se levantaban en las mañanas con poca energía

Las personas encuestadas se dividieron en dos grupos, de acuerdo con sus respuestas: los que informaron haber tenido sexo matutino (incluso en contadas ocasiones) y los que indicaron que nunca habían tenido sexo matutino (63% de las mujeres y 37% de los hombres).

Otro dato curioso es que, los encuestados que se identificaron como heterosexuales tienen sexo matutino con menos frecuencia al mes, en comparación con aquellos que se identificaron como bisexuales u homosexuales.

El 50,7 % de las mujeres encuestadas qué confesó saltarse la sesión de sexo de la mañana por “no estar de humor”. Mientras el restante afirmó que no tenía tiempo suficiente, no les gustaba el sexo matutino o a esa hora no tenían suficiente energía.

Los hombres no se quedaron atrás en confrontar sus deseos y el 51 % de ellos, afirmó que les gustaba tener sexo regular en la mañana, postura que coincide solo con el 20 % de las mujeres. Sin embargo, los investigadores precisan que el tener sexo en la mañana puede incrementar la productividad entre un 45 % y 53 %.

El ADN de los hombres se queda impregnado en los órganos de las mujeres

ADN de las exparejas sexuales

Otro estudio de científicos de la Universidad de Seattle y el Centro Fred Hutchinson para la Investigación del Cáncer (Estados Unidos), destinado a descubrir si las madres de varones son propensas a tener enfermedades neurológicas frecuentes en hombres, se desvió del objetivo planteado, tras hallarse unos resultados que no esperaban.

Relacionado:  ¿Por qué el feminismo en Uruguay rechaza polémica ley de Lacalle Pou?

Las conclusiones de las investigaciones arrojaron que el ADN de las exparejas sexuales se halla en las mujeres durante años y esto pudo determinarse, tras encontrar en 37 mujeres, de un total de 59, microquimerismo en su cerebro, que son células de un individuo masculino presentes en el cuerpo femenino, genéticamente distintas al resto.

La interrogante era de dónde proviene ese ADN masculino. Se descartó que fuera del padreo de algún hijo varón, porque muchas estas mujeres ni siquiera habían estado embarazadas. Así que se establecieron cuatro posibles causas: aborto, un gemelo hombre desaparecido, transferencia de genes de un hermano mayor y relaciones sexuales.

Ninguna de las tres primeras opciones coincidieron en la investigación, por la que el sexo fue el determinante en este estudio, que detalló que cada pareja sexual que las mujeres tienen se convierte en parte de su vida para “siempre”, pues las personas analizadas eran de edad avanzada y habían almacenado el ADN durante más de 50 años.

Después de que el semen entra en el cuerpo de la mujer, vía vaginal u oral, pasa a formar parte de ella. La mujer puede romper fotos, deshacerse de las cartas o regalos o miles de acciones más, pero no podrá desaparecer la huella de su expareja del cuerpo. La buena noticia es que ese ADN, hasta ahora, no parece perjudicial para la salud.

Seguir leyendo…

¿Pueden clonar a Jesús? Científicos, en busca del ADN del Mesías

¿Es posible el sexo astral? Lo espiritual sobre lo carnal