Advierten que los manuscritos del Mar Muerto podrían ser falsos

82

Los 972 manuscritos del Mar Muerto que fueron encontrados en cuevas situadas en Qumrán, a orillas del Mar Muerto, datados entre 250 a. C. al 66 d, podrían ser falsos.

También conocidos como los Rollos de Qumrán, son considerados como uno de los hallazgos arqueológicos más importantes de todos los tiempos, pues los fragmentos de pergamino contienen algunas de las primeras versiones de textos bíblicos, así como otros escritos, que arrojan luz sobre la historia del pueblo judío y los orígenes del cristianismo.

Sin embargo, una investigación reveló que los ejemplares de esta valiosa colección que están en un museo de Washington generan preocupación por su autenticidad, dado que todos fueron comprados después de 2002, cuando un número significativo de falsificaciones sospechosas aparecieron en el mercado.

Actualmente, la mayoría de los Rollos del Mar Muerto se encuentran en la colección del gobierno israelí, pero se pueden encontrar algunos fragmentos circulando en el mercado privado, algunos de los cuales son adquiridos por los museos.

En 2016, 13 de los 16 fragmentos obtenidos por el Museo de la Biblia en Washington, DC fueron publicados por un equipo de expertos.

Cada uno de los documentos que posee el museo de Washington exhibe características que sugieren que son falsificaciones deliberadas creadas en el siglo XX, con la intención de imitar fragmentos auténticos del Rollo del Mar Muerto.

Sacados de circulación

Una investigación realizada en 2018 por un equipo de expertos alemanes reveló que cinco de los fragmentos en cuestión mostraron «inconsistencias con orígenes antiguos». Posteriormente, se eliminaron de la pantalla del Museo.

Un año más tarde, Colette Loll, fundadora y directora de Art Fraud Insights, se reunió con un equipo de expertos para investigar si los 16 fragmentos en poder de museo de Washington DC eran auténticos.

Relacionado:  Revelan que el cannabis se usaba para ritos religiosos judíos de hace 2.700 años

El equipo usó una variedad de técnicas que incluyeron examinarlos con microscopios tradicionales y 3D, para así identificar los materiales de los que estaban hechos y analizar los materiales depositados en sus superficies.

Después de una revisión exhaustiva de todos los resultados de las imágenes y el análisis científico, es evidente que “ninguno de los fragmentos de texto en la colección del Rollo del Mar Muerto del Museo de la Biblia son auténticos», concluyó el equipo de Loll en un informe que describe los hallazgos de la investigación.

Las autoridades destacan que el trabajo del museo de la biblia es extremadamente importante en el mundo cultural, pero al mismo tiempo reconocen que los artículos que se determinan como falsos se retiran silenciosamente de la pantalla y se transfieren a la eufemística ‘colección de estudio’.

Falsificaciones deliberadas

De acuerdo con los investigadores, cada uno de estos documentos exhibe características que sugieren que son falsificaciones deliberadas creadas en el siglo XX, con la intención de imitar fragmentos auténticos del Rollo del Mar Muerto.

A pesar de los desafortunados hallazgos de la investigación, el museo ha dicho que la investigación podría tener importantes implicaciones positivas.

Según el jefe de curaduría del Museo de la Biblia, Dr. Jeffrey Kloha, los métodos sofisticados y costosos empleados para descubrir la verdad sobre esta colección podrían usarse para arrojar luz sobre otros fragmentos sospechosos y tal vez incluso ser efectivos para descubrir quién es responsable de estas falsificaciones.

Las autoridades destacan que el trabajo del Museo de la Biblia es extremadamente importante en el mundo cultural, pero al mismo tiempo reconocen que los artículos que se determinan como falsos se retiran silenciosamente de la pantalla y se transfieren a la eufemística “colección de estudio”. 

Sigue leyendo: