Dignidad Ahora

Descubren cómo se vivió la fiebre del oro en un barrio chino de Canadá

Al menos 2000 hombres vinieron a un lugar de Canadá desde la provincia de Guangdong y esperaban ganar dinero con el oro para ayudar a su familia en casa
Publicado en

Historia

0 0


A lo largo de la historia, algunas regiones del planeta han presenciado la migración apresurada y de forma masiva de trabajadores hacia áreas rústicas por el descubrimiento de oro. Esta particular fiebre dejó evidencias en un barrio chino de Canadá.

Las muestras han sido encontradas en lo que fue el hogar del restaurante chino Doy Ying Low de Barkerville Historic Town and Park, según la arqueóloga Dawn Ainsley.

La experta está examinando la basura que data de finales del Siglo XIX  en ese lugar,  donde vivían 2.000 mineros chinos dedicados a la minería. Como se sabe, la fiebre del oro constituyó un rasgo de la cultura popular de esa época.

Los artefactos encontrados como prueba de la “vida dorada” de la época han sido protegidos por capas de lodo de inundaciones en los últimos 150 años, explicó Ainsley.

Los mineros chinos vivían en la ciudad que se encuentra en la Columbia Británica, cerca de las montañas Cariboo,  dejaron huesos de cerdo, una lata de carne, latas de opio, tapas de pasta de dientes, vidrios rotos, metal, fichas de dominó, botellas de medicina china, tubos, botellas de cerveza y un ganchillo de huesos, entre otras cosas de valor arqueológico.

Los descubrimientos arqueológicos incluyen fichas de dominó, botellas de medicina china, latas de opio y tubos, botellas de cerveza y un hueso que parece ser un ganchillo.

Excavaciones

El tesoro de la basura fue descubierto por Ainsley durante las excavaciones modernas de líneas de agua y alcantarillado, junto a un porche lateral del restaurante Doy Ying Low, precisamente de 1870.

Ben Zhou, quien interpreta al maestro de escuela chino Nam Sing para el programa de historia viva del parque, explicó que muchos de los residentes chinos de la ciudad eran hombres de la provincia de Guangdong, sudeste de China, que querían ganar dinero para enviar a sus familias. Éstos, evidentemente, sucumbieron a la fiebre el oro.

Varios días a la semana, Ainsley cava en la pila de basura con una pala, llenando un simple cubo plateado con la etiqueta «arqueología». Luego tamiza el material y seca los artefactos en su laboratorio.

Ella dice que algunos días son poco productivos, «con nada más que vidrios rotos y metal oxidado, pero luego, otros días, cosas increíbles salen de allí».

Sus descubrimientos incluyen fichas de dominó, botellas de medicina china, latas de opio y tubos, botellas de cerveza y un hueso que parece ser un ganchillo.

Al menos 2000 hombres vinieron a un lugar de Canadá desde la provincia de Guangdong y esperaban ganar dinero con el oro para ayudar a su familia en casa.

Deslumbrados por el oro

Ainsley destaca que en su trabajo ha encontrado monedas de la dinastía Qing, la última dinastía imperial de China, establecida en 1636 y gobernó sobre China entre 1644 y 1912.

La arqueóloga  cree que algunos de los huesos encontrados provenían de cochinillos, y hay evidencia de que había un pozo de asado de cerdos cerca del restaurante.

Los historiadores creen que varios miles de mineros chinos viven en Barkerville durante la fiebre del oro, aproximadamente la mitad de la población de la comunidad.

«Hay mucha historia en la basura, absolutamente», dijo James Douglas, quien dirige la programación pública de Barkerville, que ya tiene una de las mayores colecciones de archivos chinos en Canadá, con aproximadamente 18.500 artículos.

Ben Zhou sostiene que los hombres vinieron a ese lugar desde la provincia de Guangdong esperaban ganar dinero con el oro para ayudar a su familia en casa.


Comparte 👍

Comenta 💬