211 millones de desempleados en el mundo

Un informe de la ONU indicó que hay 211 millones de desempleados en todo el mundo y la OIT reportó que la reciente crisis económica mundial generó 16 millones de cesantes

Un informe de la ONU indicó que hay 211 millones de desempleados en todo el mundo y la OIT reportó que la reciente crisis económica mundial generó 16 millones de cesantes. El secretario general de Naciones Unidas informó que “hoy el desempleo es el mayor registrado en la historia” mundial. Juan Somavia, de la OIT, manifestó que “nuevamente nos enfrentamos a una coyuntura crítica”.

Fue a mediados del año 2008 cuando en los centros financieros de Estados Unidos se prendieron las luces de alerta ante la creciente alza en los valores de materias primas como el petróleo y los alimentos, sumado a una grave crisis crediticia e hipotecaria, la cual hizo colapsar la burbuja inmobiliaria y especulativa-financiera. Ello se sumó al factor de un dólar anormalmente bajo, lo que se tradujo en consecutivos meses de debilidad y pérdida de empleos y quiebra de bancos y entidades financieras.

Esta crisis afectó de manera notable tanto a las economías emergentes –por ejemplo, las Latinoamericanas- como a la tendencia al alza en la producción de empleo, que se fue por la borda ante el estallido de la crisis producto de la nula regulación de los entes financieros de los países del Norte. “En efecto, mientras que entre 2003 y 2008 las tasas de ocupación en general, y especialmente los niveles de empleo formal, registraron significativos incrementos acompañados de un descenso de la tasa de desempleo regional, la crisis puso marcha atrás en estas tendencias” (1).

Esto hizo que innumerables iniciativas públicas y laborales retrocedieran considerablemente en la mayoría de los países del mundo ante la recesión de sus economías internas. Los más golpeados con todo esto fueron, sin duda, los trabajadores y trabajadoras que de un día para otro quedaron cesantes y sobre todo para las personas que se desempeñaban en trabajos temporales o a medio tiempo donde los recortes salariales y las reducciones horarios provocaron que se sumieran en un clima de inseguridad e incertidumbre.

En este marco, un reporte de la Organización de Naciones Unidas (ONU) indicó que en el mundo hay 211 millones de desempleados, lo que según el secretario general de la entidad internacional, Ban Ki-Moon, implica que sea “el mayor (índice) registrado en la historia” mundial. El alto funcionario sostuvo que “las condiciones del mercado laboral han seguido deteriorándose en muchos países y es probable que afecten negativamente a gran parte del progreso logrado durante la década pasada”.

Según el informe de la ONU, será necesario crear 470 millones de empleos en los próximos diez años para nivelar el crecimiento en esta área y poder cumplir mínimas metas.

En tanto, según un informe de marzo del 2010 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la pérdida de empleos desde la crisis económica mundial del 2009, generó 16 millones de cesantes alrededor de todo el globo, de las cuales 12 millones corresponderían a trabajadores de países desarrollados.

“Los sectores más afectados por la recesión han sido la industria -con los subsectores automotriz y de autopartes, metalúrgico y de productos de informática y electrónica a la cabeza-, donde se han perdido un total de 9,4 millones de empleos, es decir, más de la mitad de la factura que la crisis le ha pasado al mercado laboral. Le siguen los sectores de la construcción y la distribución (al por mayor y al detalle)”, indicó la responsable de Actividades Sectoriales de la OIT, Elizabeth Tinoco, al presentar los resultados del más reciente estudio de su entidad sobre los efectos de la crisis en el trabajo. (2)

Al respecto, el director general de la OIT, Juan Somavía, manifestó que “nuevamente nos enfrentamos a una coyuntura crítica” en el tema desempleo.

El alto funcionario puso énfasis en ubicar el empleo de calidad en el centro de la recuperación e ir cancelando las medidas de estímulo de manera gradual a medida de que la recuperación económica y del empleo se vaya afianzando. Es decir, que las políticas sociales se deben mantener para no dejar al trabajador con una sensación de desamparo.-

Por Carlos Contreras

CUT Chile

(1) Crisis, estabilización y reactivación: el desempeño del mercado laboral en 2009. Boletín Cepal / OIT Nº 3 de junio de 2010.

(2) OIT, 18 marzo 2010


Compártelo

Comentarios