Durante el primer gobierno de Perón

A 70 años de la Masacre de Rincón Bomba: Estado argentino aún no pide perdón al Pueblo Pilagá

Este 10 de octubre se conmemoran los 70 años de la masacre de Rincón Bomba, repudiable matanza que tuvo lugar en la provincia de Formosa, Argentina, y por la cual el Estado transandino nunca ha pedido perdón al Pueblo Pilagá

Este 10 de octubre se conmemoran los 70 años de la masacre de Rincón Bomba, repudiable matanza que tuvo lugar en la provincia de Formosa, Argentina, y por la cual el Estado transandino nunca ha pedido perdón al Pueblo Pilagá.

A inicios de octubre de 1947, durante el primer gobierno de Juan Domingo Perón, las comunidades originarias se trasladaron hasta el paraje La Bomba, en búsqueda de sanación. Gendarmería Nacional llegó hasta el lugar y los fusiló, incluso con la ayuda de un avión.

Ese 10 de octubre de 1947 se dio inicio a una veintena de días de matanza, según recoge un artículo publicado por Página 12.

“Para nosotros, hace más de 500 años la justicia es muy lenta. Ya han muerto la mitad de los testigos de esta terrible matanza. Nos sentimos profundamente tristes ya que hemos esperado 12 años desde que iniciamos la demanda judicial. Nos entristece ver que nosotros, como Pueblo Pilagá, hemos esperado mucho para ver un juicio que se posterga durante años. Queremos justicia para los ancianos que ya no están y para los que aun esperan con su salud frágil, como así también para los hijos y nietos de los sobrevivientes”, afirmaron desde la Federación Pilagá, tras el fallecimiento de Carlos Smachetti, uno de los acusados de la Fuerza Aérea, quien no fue llamado a declarar en la causa, informó Página 12.

En tanto, Valeria Mapelman, realizadora del documental y el libro “Octubre Pilagá. Relatos sobre el silencio” explicó al mismo medio que “la masacre de La Bomba no es un hecho aislado, se inscribe en un proceso genocida, y convive con otros hechos similares. Este proceso no tiene una fecha de caducidad y podemos ver su continuidad en la falta de reconocimiento de las víctimas como tales, la falta de acceso a la justicia, y el silenciamiento de estos casos que ni siquiera cuentan con el acompañamiento de organismos de derechos humanos y ONG. El Pueblo Pilagá jamás recibió ningún reconocimiento oficial por los crímenes sufridos. Sin embargo sus memorias han logrado penetrar la historia oficial. Ancianos y ancianas atestiguaron y transformaron la historia probando que la prensa de la época y el relato de Gendarmería que los acusaba de haber realizado un ‘malón’ era totalmente falso”.

“La masacre de La Bomba fue ocultada porque como tantas otras masacres contra pueblos originarios es la vergüenza de una Nación. Se ocultó también para encubrir a los asesinos y sus cómplices”, agregó.

Compártelo

Comentarios