El Estado español extiende la sombra de la represión

Activista de Islas Canarias fue detenido por escribir «los Borbones a los tiburones» en su Facebook

El activista de Tenerife, Roberto Mesa, quien ha participado en distintas movilizaciones en referencia a la causa saharaui y en favor de la independencia de las Islas Canarias, fue detenido este jueves por un supuesto delito de odio contra la corona en sus publicaciones en redes sociales

El activista de Tenerife, Roberto Mesa, quien ha participado en distintas movilizaciones en referencia a la causa saharaui y en favor de la independencia de las Islas Canarias, fue detenido este jueves por un supuesto delito de odio contra la corona en sus publicaciones en redes sociales.»Los Borbones a los tiburones» o «Nazi-onales para proteger al hijo de putero del rey FeliPP» son algunos de los mensajes que Mesa expuso en su Facebook el pasado 7 de marzo, día en el que el Rey Felipe VI visitó la isla para participar en un acto en el Auditorio de Tenerife Adán Martín.

Por su parte, la hermana del acusado, Sara Mesa, confirmó en declaraciones a la cadena radial SER, que la Policía Judicial entró «a patadones en su casa, despertando a todos sus compañeros, y llevándose esposado a Roberto junto a su ordenador y su móvil».

Fuentes cercanas a la investigación aseguran que se «ha abierto una causa en el Juzgado de Instrucción número 5 de Santa Cruz de Tenerife y no se ha facilitado ningún tipo de información al tratarse de una investigación de alta complejidad, ya que se tratan distintos delitos, por lo que se ha declarado secreta».

Todo esto ocurre en un contexto de fuerte represión en el Estado español, en el que recientemente se condenó a penas de cárcel a dos raperos, Pablo Hasel y Valtonyc, por injurias a la corona y enaltecimiento del terrorismo en las letras de sus canciones.

A su vez, la controversia se da simultáneamente al juicio de los «chavales de Altsau», quienes llevan año y medio en prisión preventiva, acusados de terrorismo por una pelea en un bar con agentes de la Guardia Civil vestidos con ropa de calle, a pesar de no haber podido demostrar su presencia en el recinto la noche en la que ocurrieron los hechos.

De este modo, la detención del independentista canario evidencia que la persecución dentro del marco estatal se alarga no sólo a dirigentes políticos, sino también a raperos y usuarios de redes sociales.

Durante la tarde este viernes se dio a conocer que Roberto Mesa fue dejado en prisión, sin medidas cautelares y con mucha gente apoyándolo en el exterior del lugar donde estaba recluido.


Comparte ✌️

Comenta 💬