Audios revelan extorsión a la víctima

Acusado de femicidio en Ñuble queda en prisión preventiva

La Fiscalía de Ñuble formalizó a Ricardo Neira por el delito de femicidio, luego de que el cuerpo de Carolina Fuentes fuera hallado esta semana, 100 días después de su desaparición.

El Juzgado de Garantía de Quirihue decretó prisión preventiva para Ricardo Neira (44 años), imputado por el asesinato de Carolina Fuentes (42), quien permanecía desaparecida desde el pasado 30 de junio y cuyo cadáver fue encontrado el lunes en la ribera del río Ñuble.

En la audiencia telemática, que se realizó el viernes y se extendió por más de tres horas, la Fiscalía de Ñuble lo formalizó por el delito de femicidio, crimen que el tribunal dio por acreditado, además de estimar fundada que se acuse la autoría de Neira en esta etapa procesal.

Cuando Neira fue detenido, la Policía de Investigaciones lo señaló como “la persona que tuvo contacto por última vez con la víctima”. De hecho, Fuentes fue vista por última vez el 25 de junio, pero recién el día 30 se presentó una denuncia por presunta desgracia. Aunque estaba casada con un hombre llamado Óscar Cisternas, la investigación apunta a que pasó sus últimos días de vida con Neira.

El 15 de junio, Fuentes salió de su casa en Santiago en dirección a Ñuble, su ciudad natal, para realizar un trámite familiar. Luego de cumplir su compromiso se reunió con Neira, residente de esa localidad 

Sus allegados declararon que que no la vieron más desde el 25 de junio. En los primeros días de julio, un hijo suyo, Nicolás Cisternas, recibió varios mensajes de WhatsApp que provenían del número de su madre —que estaba apagado desde el 30 de junio—, pero descartó que se tratara de ella por las “extrañas faltas de ortografía” y porque, según el esposo de Fuentes, Óscar Cisterna,”ella nunca apagaba el celular”.

Esta situación alertó a sus familiares, quienes dieron cuenta a los Carabineros, el Ejército y la Policía de Investigaciones de Chile, que extendieron la búsqueda. Este lunes, las autoridades recuperaron un cuerpo en la ribera del río Ñuble y el miércoles la Fiscalía confirmó que se trataba de Fuentes.

De acuerdo con la fiscal de Ñuble, Nayalet Mansilla, Carolina y Ricardo permanecieron juntos entre el 25 y el 30 de junio. La víctima habría fallecido ese último día tras una discusión “en la casa del imputado”, luego de la cual ambos abordaron una camioneta. Posteriormente fue agredida con “elementos contundentes” y Neira “procedió a taparle boca y nariz, provocándole la muerte por sofocación”, detalló la inspectora.

De hecho, en la instancia judicial, el organismo persecutor mostró pruebas tanatológicas que evidencian signos de asfixia por sofocación en el cuerpo de la víctima, así como la existencia de golpes previos. También constató que los restos fueron depositados en un lugar distinto a donde fue hallado esta semana.

La tesis de la indagatoria es que el asesinato ocurrió alrededor del día 30 de junio -cuando fue presentada la denuncia por presunta desgracia-, en un lugar entre las comunas de Ninhue y Quirihue, y el cadáver fue llevado semanas después al río Ñuble.

También expuso peritajes y una correlación de eventos que acreditarían la participación de Neira, que mantuvo una relación con Fuentes, vínculo considerado “tóxica” por quienes los conocían.

“Los antecedentes en consecuencia, señalados por el ente persecutor, respecto al hecho punible, dan por acreditada la existencia de un delito de femicidio, conectándolo además con la existencia de una convivencia que existía entre el imputado y la víctima“, sostuvo el juez Adolfo Montenegro.

Asimismo, “todos estos indicios son determinantes en cuanto a concluir que se puede presumir fundadamente la participación del imputado”, estimó.

En la audiencia la Fiscalía reveló también registros de audios de Ricardo Neira y Carolina Fuentes en los últimos meses, y en los cuales la víctima lo acusaba de “extorsión” para que dejara su familia.

En otro se oye la voz de Neira, presumiblemente hablándole a Fuentes: “Te estoy proponiendo echarle pa’ adelante con todo. La que está arrugando ahora eres tú, te estás protegiendo en lo que yo te decía antes; destapa la olla y que se entere todo el mundo”.

“No puedo, en estos momentos, hacer las cosas como tú quieres, que no se te olvide que habíamos tenido un trato, y era en abril. ¿Y si tú que ahora me veís toda cagá, porque no me puedo mover, porque no tengo plata, más encima me tirai la piedra encima? (sic)”, se escucha en otro registro, donde se presume que la mujer le responde a quien, según la tesis de la Fiscalía, terminó siendo su victimario.

Los persecutores explicaron además que los peritajes a los teléfonos del imputado y la víctima constataron ubicaciones geográficas que no concuerdan con los relatos de Neira: esas diligencias dan cuenta de que él nunca la acompañó a Chillán para dejarla cerca del terminal en un supuesto viaje de regreso a Santiago que tomaría ella, el 29 de junio, contrario a la versión del acusado.

“El Ministerio Público junto con la PDI realizaron diversas diligencias, entre ellas, georreferenciación, teléfonos celulares, y otras, que lograron determinar efectivamente la participación del imputado en los hechos”, explicó la fiscal regional Nayaret Mansilla.

El juez Adolfo Montenegro dio por acreditado “un delito por femicidio” y concluyó que Carolina Fuentes falleció “producto de asfixia por sofocación, además de los golpes que tenía el cuerpo“.

“El imputado es un peligro para la sociedad, por la gravedad del delito, y así queda configurada la causal para decretar la prisión preventiva”, manifestó Montenegro, quien dictó esa orden y estableció un plazo de ocho meses para la investigación, tiempo en el que Neira estará recluido, a petición de su defensa, en el centro de detención preventiva de San Carlos.

Con información de Cooperativa.

Compártelo

Comentarios