Asesinan a activista que luchó contra los feminicidios en México

Susana Chávez, poeta y activista que alzó su voz contra los feminicidios de Ciudad de Juárez, México, fue violada y asesinada en ese lugar –de donde era oriunda- la semana pasada (5 de enero 2011)


Susana Chávez, poeta y activista que alzó su voz contra los feminicidios de Ciudad de Juárez, México, fue violada y asesinada en ese lugar –de donde era oriunda- la semana pasada (5 de enero 2011). El feminicidio ocurre sólo a 21 días del asesinato de Marisela Escobedo Ortiz, madre que luchaba por justicia para su hija asesinada en 2008 en la misma ciudad mexicana.

De acuerdo a lo que ha trascendido en la prensa y en diversos sitios feministas, el cuerpo de Susana Chávez habría sido encontrado hace una semana. Su mano izquierda estaba cercenada y una bolsa cubría su cabeza. Aún así, recién ayer su identidad fue confirmada públicamente por las autoridades.

Chávez tenía 36 años y fue la creadora de la frase “Ni una muerta más” en la campaña con cruces rosas que recuerdan a las mujeres muertas por misoginia en Juárez. Si bien su participación en actividades de defensa de los derechos femeninos era reconocida en la región, las autoridades aseguran que su crimen no está relacionado a ninguna causa política.

“El asesinato fue un asunto personal (…) de gente que toma, que se droga”, aseguró el fiscal de Chihuahua, Carlos Manuel Salas, quien también explicó que los asesinos de Susana ya están en prisión.

La versión de la fiscalía apunta a que la activista se encontraba sola bebiendo en un bar, donde conoció a tres menores de edad (17 años), quienes la invitaron a la casa de uno de ellos para “seguir tomando”. Allí, después de una rencilla donde ella habría dicho ser policía, fue brutalmente asesinada, entre medio de drogas y alcohol.

Sergio Rubén Cárdenas, “El Balatas”; Aarón Roberto Acevedo, “El Pelón”; y Carlos Gibrán Ramírez, “El Pollo”, todos menores de edad, fueron capturados flagrantes con el cuerpo de la mujer en las manos, por lo que el relato de los hechos viene directamente de quienes supuestamente perpetraron el asesinato.

Sin embargo, familiares y cercanos de Susana, aseguran que esta versión es falsa y que los asesinos la siguieron hacia un callejón donde la violaron y asfixiaron. La madre de la activista, asegura que su hija iba a encontrarse con amigas cercanas, “y pues no alcanzó a llegar donde ella iba”, contó al Diario Local de México.

Una amiga de la víctima, declaró al mismo medio que “ha habido una especie de persecución en contra de quien levante la voz, por eso en las últimas marchas las mujeres han llevado el rostro cubierto, porque hay un temor real”, revelando las graves violaciones a los derechos humanos que viven las mujeres en la ciudad fronteriza de Juárez.

En este sentido, Amnistía Internacional emitió un comunicado, donde repudia el asesinato de Susana y plantea que “aunque no habría evidencia para suponer que el asesinato estuviera relacionado con su activismo, su muerte es otra prueba de que el feminicidio en Ciudad de Juárez y en el estado de Chihuahua –donde organizaciones gubernamentales registraron más de 446 asesinatos de mujeres en 2010- se ha disparado”.

Además, remarcan que “el fracaso de las autoridades locales y federales en abatir la violencia y terminar con la impunidad de los responsables es cada vez más evidente”.

Por Mijaíla Brkovic Leighton

El Ciudadano

Compártelo

Comentarios