Burocracia Sindical y asesinato de luchador social Mariano Ferreyra

Desde la vecina y hermana Argentina el Frente Popular Dario Santillan denuncia ataque criminal de la burocracia sindical perpetrado por la Unión Ferroviaria en Barracas  ante el reclamo de los trabajadores tercerizados de la Línea Roca que reclamaban por su efectivización

Desde la vecina y hermana Argentina el Frente Popular Dario Santillan denuncia ataque criminal de la burocracia sindical perpetrado por la Unión Ferroviaria en Barracas  ante el reclamo de los trabajadores tercerizados de la Línea Roca que reclamaban por su efectivización.  Tras el ataque resultó muerto Mariano Ferreyra, 23 años, luchador social desde temprana edad,  quien junto a un grupo de trabajadores se movilizaba en acción directa a cortar las vías del tren, momento en que habría recibido un balazo en el tórax. Una mujer también se encuentra de gravedad tras los incidentes.

Haciendo memoria popular el Frente  recuerda que  «así como la policía bonaerense asesinó a nuestros compañeros Darío Santillán y Maximiliano Kosteki en el 2002, hoy la burocracia sindical de la CGT, amparada por el gobierno nacional, asesina a los militantes que luchan y se organizan para reclamar mejores condiciones de trabajo».

Por su parte Hugo Yaski, de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) dijo «Si Argentina es un país que juzga a los genocidas, que vota leyes de igualdad, si este es un país que quiere erradicar cualquier resabio de autoritarismo, si quiere dejar atrás lo que significó la violencia en el terreno politico, este crimen no puede quedar impune», reiteró.

Mariano Ferreyra, era trabajador tercerizado de la Línea Roca y  fue asesinado  hace algunas horas cerca de la zona de Avellaneda cuando los trabajadores se dirigían a la estación para cortar las vías del tren y reclamar por mejores condiciones de trabajo.  El Frente Popular Darío Santillán  señala que el hecho ocurrió en momentos que «patotas sindicales de la Union Ferroviaria dispararon con bala de plomo contra los manifestantes e hirieron a varios de los trabajadores».

El frente de acción popular que nace como respuesta al modelo neoliberal y sus injusticias señala «este acto criminal nos indigna, genera bronca y nos exige mayor compromiso de lucha. Así como ayer lo hacía la Bonaerense de Duhalde hoy se dan las agresiones de patotas sindicales cuando los trabajadores luchan contra la precarización laboral y por la democracia sindical. Este hecho criminal se suma a las agresiones que se sucedieron en el último tiempo realizadas por la burocracia sindical contra trabajadores del subte, choferes de larga distancia, entre otras, en donde sindicatos antiburocráticos luchan por su reconocimiento».

En las últimas horas diversas organizaciones sociales de Argentina se encuentran movilizadas y muchos en paro en solidaridad de clase por el asesinato del joven Mariano Ferreyra.

El Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (Sute) convocó a los docentes a no concurrir hoy a las escuelas en repudio al violento hecho donde se vieron involucrados obreros ferroviario y en el que murió un joven de 23 años militante del PO.

“Fue algo planificado por la lista verde de la Unión Ferroviaria, vinieron a buscar un muerto y se lo llevaron. La Policía nos agredía a nosotros”, contó a Clarín,  Marcelo, amigo del joven fallecido. El caso todavía no tiene detenidos.

El Ciudadano

¿Quién es Mariano Ferreyra?

Ferreyra militaba en el Partido Obrero desde los 13 años. Creció en la zona conocida como el Viaducto, en Sarandí donde vivía con sus padres y su hermana más chica. Terminó la primara y fue presidente del Centro de Estudiantes en la escuela secundaria donde estudió y fue candidato a consejero escolar de Avellaneda por el Partido Obrero.

A los 14 años, el 26/06/2002 concurrió con su hermano mayor a la protesta en el puente Pueyrredón, el día que la Policía asesinó a Maximiliano Kosteki y Darío Santillán. Según sus amigos esas 2 muertes iban a ser cual estandarte de su militancia.

Mariano, junto a un numeroso grupo joven del PO, se había reunido el martes 19/10 en el local del Partido Obrero en Avellaneda. Él sentía que los despedidos del Roca merecían que se tomaran medidas de acción directa.

“Esta lucha tiene que triunfar”, era una de sus frases de cabecera, según Leo, uno de sus amigos, quienes lo definen como “el más politizado del grupo”.

Mariano cursaba el CBC para seguir el profesorado de Historia.

Por intermedio de su hermano Pablo conoció a Norma Giménez (57) su ‘mamá política’ y quien lo llora no sólo por la pérdida de “un compañero de militancia y lucha” sino “porque se perdió la vida de un pibe de 23 años que estaba comprometido con la vida. Cuando se lanzan acusaciones contra la juventud porque está inmersa en la violencia o en el paco, el asesinato de Mariano Ferreyra significa la pérdida de una vida muy valiosa para cada uno de nosotros”.

Urgente 24


Comparte ✌️

Comenta 💬