CDE aprobó indemnización de 600 millones a las hijas del general Carlos Prats

360

salvador-allende-carlos-prat (1)

Consejo de Defensa del Estado (CDE) determinó que el Fisco deberá pagar 600 millones a las hijas del general Carlos Prats, asesinado junto a su esposa Sofía Cuthbert (59 y 57 años respectivamente) en Buenos Aires en 1974 a razón de un artefacto explosivo instalado en su vehículo por agentes de la DINA.Esta indemnización que responde a un acuerdo entre el Fisco y las hijas de Prats –Sofía, Angélica y Cecilia Prats Cuthbert– es una compensación por los daños morales sufridos por la familia de Prats tras su atentado.

El abogado de la familia, Luciano Fouillioux señaló en noviembre que «hemos estado 40 años en una discusión en lo penal y ahora en lo civil y hay un daño efectivo que se ha cometido por parte de agentes del Estado en contra del general y su señora y consecuencialmente a las hijas del matrimonio durante todo este tiempo y ese daño debe ser compensado».

El paso para que esta indemnización se concrete es que sea aceptado por parte de la familia como por el Ministerio de Hacienda, pues se trata de una cifra mayor a las 3 mil UF.

Según narra el  periodista Juan Cristóbal Peña en su libro «La secreta vida literaria de Augusto Pinochet», del cual algunos capítulos fueron publicados por CIPER sumó datos de este atentado como los que siguen a continuación:

«La bomba instalada en el chasis del automóvil Fiat 125, y activada mediante control remoto la madrugada del 30 de septiembre de 1974 por dos agentes civiles de la Dina, provocó un efecto devastador. El informe que la policía argentina levantó en el lugar de los hechos dio cuenta de «restos calcinados de carne humana» esparcidos en un radio de cincuenta metros».

«Al año siguiente, las hijas de Prats fueron recibidas en audiencia por el general Pinochet y se quejaron del desinterés del gobierno chileno por el proceso judicial que se seguía en Argentina. También por el trato del Ejército en los funerales de sus padres, sin honores militares ni saludos de pésame».

Cabe recordar que Carlos Prats fue Comandante en Jefe del Ejército y ministro del Interior, Defensa y vicepresidente de la República en el gobierno de Salvador Allende. Fue asesinado en el barrio de Palermo, Buenos Aires el 30 de septiembre de 1974, mediante la instalación de una bomba en su auto, acción enmarcada en la conocida «Operación Cóndor» de la DINA, aparato represor de la dictadura que funcionó durante los primeros años de tiranía y que precedió a la CNI.

En tanto la Operación Cóndor fue una plan llevado a cabo por regímenes dictatoriales en países del Cono Sur durante los años ’70 y ’80. Estas operaciones que consideraban torturas, desapariciones, vigilancias y asesinatos de personas calificadas como subversivas. Además sucedieron bajo el alero de la CIA y fueron aplicadas en Chile, Argentina, Paraguay, Bolivia, Brasil y Uruguay.