Condenan a oficiales (r) del Ejército por muerte de estudiante de U. de Atacama

Los uniformados deberán pagar montos de $400 mil millones y $240 mil millones por concepto de daño moral a los familiares y víctimas sobrevivientes de este fatal hecho.

Condenan a oficiales (r) del Ejército por muerte de estudiante de U. de Atacama

Autor: Leonardo Buitrago

El ministro en visita extraordinaria para causas por violaciones a los derechos humanos de las jurisdicciones de Arica, Iquique, Antofagasta, Copiapó y La Serena, Vicente Hormazábal Abarzúa, condenó a dos oficiales (r) del Ejército por el homicidio calificado de Guillermo Cirilo Vargas Gallardo y el homicidio calificado frustrado de Jean Guido Lobos Peralta, Humberto Javier Ahumada Robles y Baltazar Alberto Marín García, estudiantes de la Universidad de Atacama, ocurridos en 1984 durante una jornada de prostestas,

En el fallo (causa rol 1-2017), el ministro Hormazábal Abarzúa condenó a los tenientes coroneles (r) Claudio Patricio Raggio Daneri y Guillermo Miguel Riveros Rojas a 15 años y un día de presidio efectivo, más las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos
políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras duren las condenas, en calidad de autores de los delitos.

Los hechos datan del 5 de septiembre de 1984, cuando se realizaba la Décima Jornada de Protesta Nacional en contra de la dictadura de Augusto Pinochet, en la Universidad de Atacama en la ciudad de Copiapó.

Foto: Guillermo Vargas Gallardo/ Memoria Viva.

Según la sentencia, Guillermo Vargas Gallardo de 21 años, estudiante de Ingeniería de Ejecución, se encontraba dentro del recinto estudiantil, justo cuando 30 oficiales militares accedieron al campus acompañados de fusiles, perpetrando disparos al aire, a los inmuebles y a los estudiantes.

Ante estos hechos, Vargas intentó escapar hacia al cerro en compañía de su amigo, Jean Guido Lobos, una de las víctimas sobrevivientes.

Al intentar llegar los jóvenes a la cima del cerro, los oficiales militares Claudio Raggio Daneri y Guillermo Miguel Riveros Rojas, dispararon en contra de los estudiantes, impactando a Guillermo Vargas en su frente, provocándole la muerte de forma instantánea. 

En tanto, su amigo, Jean Guido Lobos, recibe dos impactos de bala: uno en su escápula derecha y el otro en el glúteo derecho.

«En un momento en que gira su cabeza hacia atrás, (Vargas) es impactado por una bala en la frente que le provoca la muerte de forma instantánea. Jean Guido Lobos Peralta, en tanto, recibe dos impactos de bala, uno en su escápula derecha y el otro en el glúteo derecho», señala en falllo.

Uno de los testigos afirmó que, tras la muerte de Guillermo Vargas, los oficiales militares querían «hacerlo pasar por terrorista», debido a que «todos los estudiantes vieron como intentaron colocarle dinamita al lado del cuerpo«, corroboró otro de los atestiguantes, y el mismo Jean Guido Lobos.

Asimismo, los estudiantes Baltazar Marín García y Humberto Ahumada Robles, mientras corrían cerro arriba y a corta distancia de los anteriores, resultaron también heridos, producto de las esquirlas de las municiones que chocaban con las rocas muy cerca de donde se desplazaban los estudiantes. Debido a estas lesiones, fueron trasladados en ambulancias de emergencia al Hospital de Copiapó, siendo atendidos en ese nosocomio.

Los tres sobrevivientes expresaron problemas de salud mental como angustia o depresión tras los hechos ocurridos en septiembre de 1984.

En el aspecto civil, el ministro Hormazábal Abarzúa condenó a Raggio Daneri y Riveros Rojas
a pagar una indemnización de $400.000.000 por concepto de daño moral, a la madre y hermanos de Guillermo Vargas Gallardo; y de $240.000.000 a las víctimas Jean Guido Lobos Peralta, Humberto Javier Ahumada Robles y Baltazar Alberto Marín García.

Sigue leyendo:


Comenta



Busca en El Ciudadano