Continúa persecusión contra juez Garzón: ahora demandado por escuchas ilegales

Luego de que Baltasar Garzón se declarara competente para investigar los crímenes y desapariciones ocurridas durante la Guerra Civil Española y el franquismo, la derecha española, encabezado por la organización Manos Limpias y la Falange Española de la JONS, presentaron una querella donde se le acusaba de prevaricación

Luego de que Baltasar Garzón se declarara competente para investigar los crímenes y desapariciones ocurridas durante la Guerra Civil Española y el franquismo, la derecha española, encabezado por la organización Manos Limpias y la Falange Española de la JONS, presentaron una querella donde se le acusaba de prevaricación. Desde ahí no han parado los ataques a este juez de fama internacional.

Hoy, miércoles 20 de octubre, el juez Baltasar Garzón fue formalmente demandado por haber ordenado escuchas telefónicas de manera ilegal contra personas pertenecientes a la derecha española en el marco de una investigación por corrupción.

Estos mismos personajes de derecha fueron los encargados de interponer una demanda en su contra por prevaricación, la que fue admitida por el Tribunal Supremo de España en mayo del 2009. La prevaricación es un delito que comete una autoridad, juez o alto funcionario público cuando intenta decretar un dictamen arbitrario a sabiendas de que es ilegal o injusto, por lo cual se considera que es un abuso de autoridad.

El abuso de autoridad estaría dado porque Garzón intentó investigar qué paso con más de 114.000 desaparecidos durante la Guerra Civil Española y el franquismo, a pesar de que luego de la muerte del dictador Francisco Franco, en 1975, se aprobó una ley de amnistía que establecía la imposibilidad de investigar los crímenes del período franquista.

Las causas que estaban siendo investigadas por el juez Garzón eran a razón de las numerosas peticiones de los mismos familiares de los desaparecidos. Hoy, muy a pesar de todos aquellos, el juez se encuentra inhabilitado de ejercer funciones como juez y arriesga penas que van desde los 12 a 20 años de prohibición de ejercer su profesión dentro de España.

Al respecto, la semana pasada la organización de derechos humanos, Amnistía Internacional, pidió a la justicia española, a través de un comunicado público, que se archive la causa judicial que pesa sobre Garzón, señalando que en estos dos últimos años, España no ha dejado de retroceder en la lucha contra la impunidad, limitando los casos de justicia internacional que podrán llegar a los tribunales españoles e impidiendo investigaciones eficaces sobre crímenes internacionales cometidos en el propio territorio español.

Baltasar Garzón se hizo mundialmente conocido como juez en 1998, luego de ordenar la detención del ex dictador chileno Augusto Pinochet, quien se encontraba en Londres. Sin embargo, su trayectoria como juez es mucho más amplia, ya que ha llevado a cabo importantes casos en España en contra del narcotráfico y ETA.

Actualmente Garzón se encuentra a la espera de ser juzgado por prevaricación. Mientras tanto, inhabilitado de su cargo en España, está colaborando como asesor en la Corte Internacional de La Haya, en Holanda.

Por Katherine Torres

El Ciudadano


Comparte ✌️

Comenta 💬