Corte rusa busca condenar activista de anti-corrupción a 10 años de prisión

El feroz crítico del gobierno ruso, Aleksei Navalny, puede ser condenado a diez años de cárcel por haber blanqueado dinero. La corte rusa expresó hoy que busca este largo castigo para el político y activista ruso por lo acontecido. Su arresto domiciliario fue prolongado, mientras que Aleksei sostiene que el proceso judicial tiene motivos políticos.

navalny

Los fiscales rusos han pedido que el activista Aleksei Navalny sea condenado por una década por malversación de la empresa cosmética Yves Rocher y lavado de dinero.

El viernes, un tribunal de distrito de Moscú decidió prolongar el arresto domiciliario de Navalny hasta el 15 de enero, pero le permitió enviar cartas a organizaciones estatales y tribunales, incluso organismos internacionales.

El activista se ha mantenido en su departamento desde el mes de febrero de este año, con la prohibición del uso de Internet y otros medios de comunicación, pero Navalny sigue actualizando su  blog popular sobre la lucha contra la corrupción mediante su esposa.

Los fiscales también intentaron sentenciar el hermano de Aleksei Navalny, Oleg, a ocho años de cárcel, sospechoso de ser el principal cómplice en el delito.

Los cargos oficiales se basan en una declaración realizada en el año 2012 por varios jefes de alto nivel de la compañía Yves Rocher. Según ellos, Aleksei Navalny, junto a su hermano Oleg, manager de una filial de la empresa estatal de Correos de Rusia, los engañaron al firmar un contrato de transporte con precios inflados.

Supuestamente, la empresa con que había firmado Yves Rocher, no entregó los servicios, sus entregas se basaron en un subcontrato suscrito por otras firmas. El esquema funcionó durante cuatro años y medio. La cantidad total de dinero pagado por Yves Rocher a los hermanos superó los 55 millones de rublos (más de 1,6 millones de dólares en ese momento). Además los hermanos son sospechosos de presuntamente blanquear el dinero con la ayuda de otra empresa familiar.

Ambos sospechosos se declararon inocentes, diciendo que el proceso solamente era un intermediario de negocios. También declararon reiteradamente que el proceso judicial es políticamente motivado e instigado por las autoridades como venganza por la crítica constante y sostenida de Aleksei Navalny de altos funcionarios y altos directivos de las empresas estatales.

El viernes, los abogados defensores nuevamente exigieron que el tribunal dictaminara que los sospechosos fueran liberados de todos los cargos diciendo que el proceso se politizó y que las pruebas de los fiscales eran insuficientes para demostrar sus afirmaciones.

Alexei Navalny también expresó su desacuerdo con la posición de la corte este viernes mediante la publicación de este tweet: “Horrible! Hoy es el último día en los tribunales y los fiscales quieren prolongar el arresto domiciliario”.

Navalny es un feroz crítico del gobierno ruso y líderes políticos de alto nivel, el activista también forma parte de la oposición política. Durante años ha denunciado casos de corrupción en el país. Ha sido comparado como el Julian Assange ruso, por su crítica y revelación de los negocios sombreados del superpoder.

Fuente: RT

Compártelo

Comentarios