Ecuador: Defensoría del Pueblo demanda al Estado por pérdida de cadáveres en Guayaquil

La institución presentó una acción legal por la violación de derechos de los familiares ante la mala gestión del gobierno

508
Guayaquil Marzo 2020. Foto El Nacional

La Defensoría del Pueblo de Ecuador presentó el martes una acción en contra del Estado ecuatoriano por la violación de los derechos de las familias que aún no pueden recuperar los cuerpos de sus familiares fallecidos en la ciudad de Guayaquil (oeste), en la emergencia sanitaria por COVID-19.

«En Guayaquil, la vicedefensora del Pueblo, Zaira Rovira Jurado, presentó una acción de protección para que se declare la vulneración de parte del Estado ecuatoriano y varias entidades del Ejecutivo, de los derechos constitucionales a la dignidad humana (…) y seguridad jurídica de las familias que aún no pueden localizar los restos de sus parientes», dijo la Defensoría del Pueblo de Ecuador en un comunicado.

A través de esa acción, la entidad requirió que el gobierno, con sus institutos forenses, realicen las investigaciones necesarias para ubicar los cuerpos de personas fallecidas en Guayaquil y que aún no fueron encontrados por sus familiares.

Esto, en un plazo de 10 días luego de declarada la vulneración de derechos. Pidió, además, en caso de que el cadáver conste como sepultado, se realice la inhumación y pruebas científicas que aseguren la identificación del cuerpo.

Una vez realizada esa diligencia forense, la Defensoría del Pueblo, solicitó que la entidad responsable realice una reparación integral, material e inmaterial, a los familiares de los fallecidos.

La reparación deberá considerar los gastos incurridos por las familias durante los días de investigación y búsqueda del cuerpo de la persona fallecida. Además, probables costos funerarios adquiridos por los deudos y que no fueron utilizados por la pérdida del cadáver.

Relacionado:  Guatemala registra más de 150 agresiones de defensores de DDHH en lo que va de año

A inicios de mayo, la Fiscalía de la Nación abrió una investigación tras hallar, en cinco contenedores de hospitales públicos de Guayaquil, 237 cuerpos en estado de descomposición. De ellos, 106 cadáveres fueron reconocidos con datos de filiación. Para identificar a los restantes, ordenó aplicar un proceso antropológico a la oficina de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

El viernes, un comunicado de la Gobernación del Guayas informó que personal técnico, de criminalística de la Policía Nacional identificó, por medio de huellas dactilares, a 45 personas fallecidas.

El COVID-19 en Guayaquil desbordó el sistema de salud pública y funerario, a tal punto que el mes pasado fueron constantes los reclamos de deudos que tenían que esperar por días que los cadáveres sean retirados de los domicilios.

Posteriormente se denunciaron pérdidas de cadáveres y finalmente varios deudos que tenían las cenizas de sus difuntos fueron notificados de que ellos estaban en distintos cementerios, con lo que no sabían a quién pertenecen las cenizas que originalmente se les entregaron.

En Ecuador el número de muertos por COVID-19 ascendió el martes a 2.839 y el de contagiados a 34.151, según los últimos datos oficiales. Guayaquil registra al momento 9.140 casos positivos de COVID-19, es decir la tercera parte del total nacional.

Cortesía de Sputnik

Te podría interesar