El caso Vinícius devela que el racismo y el fascismo en España siguen muy vigentes

Mientras la Fiscalía investiga los hechos contra Vinícius, el Valencia C.F. anunció que los autores de este delito no volverán al Mestalla.

El caso Vinícius devela que el racismo y el fascismo en España siguen muy vigentes

Autor: Ronald Ángel
22/05/2023

Los insultos racistas proferidos el domingo contra el futbolista brasileño Vinícius Júnior durante el partido de la Liga Española que disputaron los clubes de Valencia y Real Madrid han trascendido hasta los niveles más altos de Estado y de Gobierno tanto en Brasil como en España.


La gravedad de los hechos generó repudio en Brasil y el Gobierno que encabeza el presidente Luiz Inácio Lula da Silva instó a las autoridades internacionales de este deporte, como la FIFA, a tomar medidas para «evitar que el racismo se apodere del fútbol».

«Quería hacer un gesto de solidaridad con Vinicius Jr., un joven que sin duda es el mejor jugador del Real Madrid y que sufre reiteradas agresiones. Espero que la FIFA y otras entidades tomen medidas para evitar que el racismo se apodere del fútbol», expresó Lula en Twitter.

Horas antes, en rueda de prensa desde Japón, el mandatario brasileño se refirió al tema y dijo que «no es posible que casi en pleno siglo XXI» sigan existiendo «prejuicios raciales ganando fuerza en varios estadios de fútbol de Europa».

De igual forma, el Ministerio de Igualdad de Brasil se manifestó en contra de las agresiones y repudiaron el ataque racista contra Vinícius Júnior. «Notificaremos a las autoridades españolas y a La Liga. ¡El Gobierno brasileño no tolerará el racismo ni aquí ni fuera de Brasil!«.

Vinícius
Vinícius Junior, a la izquierda, durante el partido entre Valencia y Real Madrid. Valencia, 21 de mayo de 2023. Alberto Saiz / AP

«Tolerancia cero con el racismo»

Por su parte, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, dijo que estas expresiones no pueden estar presentes en la sociedad. «Tolerancia cero con el racismo en el fútbol. El deporte se fundamenta en los valores de la tolerancia y el respeto. El odio y la xenofobia no deben tener cabida en nuestro fútbol ni en nuestra sociedad», dijo Sánchez.

De igual forma, el Consejo Superior de Deportes (CSD) de España expresó su «condena rotunda y enérgica» a los insultos racistas en el fútbol español y dijo que estos incidentes son «intolerables y absolutamente condenables», no solamente en el deporte sino en cualquier lugar de España.

El CSD informó que propondrán a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y a La Liga una campaña de concienciación dirigida a los aficionados para luchar contra «la lacra del racismo y la xenofobia» y combatir los discursos de odio en el deporte.

Denuncia en Fiscalía por el caso Vinícius

El Movimiento contra la Intolerancia y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) denunciaron el hecho ante la Fiscalía General del Estado para alertar que los dichos contra Vinícius no son un caso aislado, sino un ejemplo más de la violencia racista en los estadios de fútbol.

En un comunicado, el AFE exigió que las agresiones contra el brasileño sean investigadas por la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia, para que establezca responsabilidades y las debidas sanciones, penales y administrativas, para los organizadores del evento y los agresores, que podrían incluir multas multimillonarias y hasta el cierre del estadio de Mestalla, sede del Valencia, donde ocurrió el hecho.

Por su parte, la instancia recordó que «instituciones como la La Liga, la Real Federación Española de Fútbol y el mismo Gobierno disponen de los mecanismos disciplinarios necesarios para actuar con la suficiente contundencia ante este tipo de actos».

Decisiones del Madrid y el Valencia sobre agresión a Vinícius

La situación ha llevado a que ambos clubes protagonistas emitieran sus posiciones y tomaran decisiones con respecto al hecho. Este lunes el Real Madrid informó que presentó una denuncia por delitos de odio y discriminación ante la Fiscalía General del Estado.

En un comunicado, el Madrid cuestionó las agresiones y señaló «que constituyen un ataque directo al modelo de convivencia de nuestro Estado social y democrático». Por su parte, el Valencia C.F. decidió expulsar de por vida del estadio a los hinchas que profirieron los insultos racistas y condenó «enérgicamente» esos comportamientos.

De momento, el Valencia detalló que la Policía ha identificado a un solo aficionado racista. Sin embargo, trabajan por encontrar a otros posibles implicados y para ello analizar todas las grabaciones disponibles sobre el hecho.

Además, según el medio español La Sexta, la Fiscalía de Valencia ya habría iniciado las diligencias para investigar lo sucedido en Mestalla.

Este lunes, la RFEF y el Comité Técnico de Árbitros decidieron cesar las labores de seis árbitros que actuaban en el VAR durante el partido, entre ellos Nacho Iglesias Villanueva, reportó el diario Marca. Las autoridades consideraron que las imágenes que mostró el sistema de ayuda tecnológica al arbitraje estuvieron sesgadas

Un problema de comportamiento

Una de las condenas más enérgicas la expresó el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, quien acudió a los medios para rechazar públicamente los hechos y expresar su preocupación.

El incidente, dijo Rubiales, «ha adquirido una dimensión más allá del fútbol». «Lo primero es reconocer que tenemos un problema en nuestro país, de comportamiento, de educación y de racismo», manifestó.

«Mientras haya un solo aficionado, un indeseable, que insulte por condición sexual, por color de piel o por credo, tenemos un grave problema que, además, mancha a todo un equipo, a toda una afición, a todo un club, a todo un país», agregó el dirigente.

Rubiales también respondió al presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, Ednaldo Rodrigues, a quien invitó a visitar España, luego que expresara su indignación por los dichos racistas contra Vinícius. «¿Cuánto tiempo vamos a vivir, en pleno siglo XXI, episodios como el que acabamos de presenciar, una vez más, en LaLiga?«.

El dirigente también criticó al presidente de La Liga, Javier Tebas Medrano, por atacar a Vinícius, luego de haber sido agredido por los dichos racistas.

«Quiero pedirle (a Vinícius) que ignore, por favor, el comportamiento irresponsable del presidente de La Liga de fútbol, que entra en redes sociales, en un enzarzamiento, en una dialéctica con un futbolista que horas antes, ha recibido un insulto, o varios insultos racistas de tremenda gravedad. Los directivos no estamos para estar enzarzándonos en redes sociales, estamos para tratar de solucionar los problemas y este futbolista fue atacado muy gravemente», expresó Rubiales.

Tensiones entre Vinícius y el presidente de La Liga

Luego del incidente, la situación escaló rápidamente en las redes sociales, donde el futbolista brasileño cuestionó la actitud de Tebas Medrano, porque arremetió contra él tras denunciar el racismo dentro del campeonato y en el país europeo.

«Una vez más, en lugar de criticar a los racistas, el presidente de La Liga aparece en las redes sociales para atacarme. Por más que hablas y finges no leer, la imagen de tu campeonato se estremece. Mira las respuestas a tus publicaciones y llévate una sorpresa (…) Omitir solo te hace igual a los racistas. No soy tu amigo para hablar de racismo. Quiero acciones y castigos», expresó Vinícius.

Según Tebas Medrano, en varias ocasiones su oficina ha querido hablar con el futbolista por los casos de racismo, pero el delantero brasileño no ha acudido a las reuniones que ha sido citado. «Antes de criticar e injuriar a La Liga, es necesario que te informes adecuadamente, Vinícius Júnior. No te dejes manipular y asegúrate de entender bien las competencias de cada uno y el trabajo que venimos haciendo juntos», expresó el dirigente en Twitter.

Luego, ante la postura de Vinícius, Tebas Medrano afirmó que «ni España ni La Liga son racistas» y que consideraba «muy injusto» que el futbolista dijera eso, porque según él, los incidentes han sido «pocos». «Desde La Liga denunciamos y perseguimos el racismo con toda la dureza dentro de nuestras competencias».

Sin embargo, el titular de La Liga, reconoció que durante esta temporada han recibido nueve denuncias por insultos racistas y ocho de ellas han sido contra Vinícius. «Siempre identificamos a los energúmenos y elevamos la denuncia a los órganos sancionadores. Da igual que sean pocos, siempre somos implacables», expresó Tebas Medrano.

Luego dijo que desde su oficina no puede «permitir que se manche la imagen de una competición que es sobre todo símbolo de unión entre pueblos, donde más de 200 jugadores de raza negra en 42 clubes reciben cada jornada el respeto y el cariño de toda la afición». Además, aseguró que al ser «el racismo un caso extremadamente puntual», lo van «a erradicar».

Un delito continuado

Los incidentes racistas en los estadios de fútbol y en los espacios aledaños a las sedes deportivas contra el jugador brasileño han sido reiteradas. Desde octubre de 2021 La Liga ha presentado nueve denuncias por cánticos y otras acciones de este tipo contra el jugador madridista al que le dicen «mono» a donde llega.

En Barcelona, por ejemplo, una investigación fue archivada al no identificarse a los autores de la agresión de octubre de 2021. En Mallorca, otro hecho similar ocurrido en marzo de 2022, también fue guardado por la Fiscalía, por considerar que parecían no revestir dimensión penal. Otra indagación por insultos realizados en septiembre de 2022 tras un partido contra el Atlético de Madrid, quedó impune. 

Además, quedan cuatro denuncias pendientes de resolución. Solo en dos ocasiones han identificado a los responsables de insultos racistas pero las penas han sido de multas como sanciones de 4.000 euros y la prohibición de acceder a los estadios de fútbol entre seis meses y tres años.

El caso de Vinícius no es único en el fútbol español. Uno de los más sonados lo sufrió el delantero del Athletic de Bilbao, Iñaki Wiliams, originario de Ghana, que protagonizó la primera causa abierta en tribunales por insultos racistas en un partido de fútbol profesional de España.

Antes, en 2006, el camerunés Samuel Eto’o, jugador entonces del F.C. Barcelona, estuvo apunto de abandonar un juego tras recibir insultos racistas. Otro hecho sucedió en 2014, cuando un aficionado tiró un plátano al jugador brasileño Dani Alves como si fuera un simio.

¿Qué dice la legislación española?

El Código Penal de España establece una pena de cárcel de seis meses a dos años y multas a quienes lesionen la dignidad de las personas mediante acciones que entrañen humillación, menosprecio o descrédito por motivos racistas, entre otros.

La norma también castiga las asociaciones ilícitas que fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra personas o grupos por diversas razones.

Además, la jurisprudencia del Tribunal Constitucional de España recoge que la libertad ideológica o la libertad de expresión no comprenden el derecho a efectuar manifestaciones, expresiones o campañas de carácter racista o xenófobo.

También, la Ley contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, aprobada en 2007, pena el racismo en declaraciones, gestos, insultos, cánticos o consignas, entre otras, que supongan un trato vejatorio.

Te puede interesar…


Comenta

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Relacionados