Santiago

Ex presos políticos cumplen 15 días en huelga de hambre

Seis víctimas de la dictadura militar exigen con esta acción "justicia, verdad y reparación". Su vocera sostiene que se encuentran en buen estado de salud y que la protesta llegará "hasta las últimas consecuencias".

Huelga de hambre presos políticos abril 2016

Un grupo de 5 integrantes de la Coordinadora Metropolitana de ex Presos Políticos cumplen este lunes 2 de mayo 15 días en huelga de hambre, en la sede de la Cupemchi (Central Unitaria de Jubilados, Pensionados y Montepiadas de Chile), ubicada en calle Brasil 349 en Santiago.

María Eugenia Briones, José Ortega, Orlando Vásquez, José Miguel Sánchez, Carlos Valero y recientemente René Umán decidieron realizar esta forma de protesta por “justicia, verdad y reparación”, dice Patricia Rodríguez, vocera de los huelguistas, quien agrega que la acción llegará “hasta las últimas consecuencias”.

“La mayoría de los torturadores andan sueltos y nosotros no queremos más impunidad para ellos”, dice Patricia, por lo que en cuanto a justicia y verdad exigen el “fin a los 50 años de pacto de silencio y a la impunidad”.

En lo que se refiere a reparación, la vocera señala que esta tiene que ser “integral, en el acceso a la salud, a la vivienda, a las becas Valech”. En este sentido, el petitorio de los huelguistas demanda una pensión igualada con un suboficial del Ejército; la aplicación de la moción planteada por monseñor Sergio Valech en cuanto a que se repare con $40 millones a cada preso político; una reingeniería del P.R.A.I.S (Programa de Reparación y Atención Integral en Salud); una reparación en materia educacional; una indemnización en base a lo planteado por la Corte Interamericama de Derechos Humanos en el caso de los detenidos y torturados en Isla Dawson; y el 100% de la pensión por derecho a las viudas de los consignados en el Informe Valech, entre otros puntos.

La vocera señala que según la evaluación del P.R.A.I.S y de algunos médicos que han llegado al lugar el estado de los huelguistas es bueno hasta ahora, pero destaca que hay al menos tres de ellos que padecen enfermedades ajenas a la huelga, que en el caso de Valero y Sánchez están relacionadas a las torturas sufridas en dictadura.

Compártelo

Comentarios