Detenido Desaparecido en democracia

Familia de José Vergara recurre ante Corte Interamericana con denuncia contra el Estado de Chile

Luego de un largo y tedioso periplo judicial, detonado por la desaparición de su hijo y hermano tras ser detenido desde su domicilio en Alto Hospicio por parte de Carabineros, el padre y las hermanas y hermanos de José Vergara Espinoza interpusieron una denuncia contra el Estado de Chile ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Representados por los abogados Matías Ramírez y Enzo Morales, esta denuncia se da luego de un juicio oral anulado y un segundo que dejó sin las sanciones esperadas a los cuatro ex carabineros involucrados en la desaparición del joven de por entonces 21 años, quien fue detenido por dichos efectivos el 13 de septiembre del 2015 desde su casa en la comuna de Alto Hospicio, en la Región de Tarapacá.

Un fallo «impresentable»

La denuncia interpuesta el pasado 15 de mayo, como detalló Matías Ramírez, es en «contra del Estado chileno por el incumplimiento tanto a la Convención Interamericana de Derechos Humanos como la Convención Interamericana de Desaparición Forzada». En ese sentido, el jurista añadió que «creemos que se han violado gravemente los derechos tanto de José Vergara Espinoza como de su familia, tanto de su padre Juan de como sus hermanos y hermanas (…) porque el Estado Chileno desde el Poder Judicial no ha logrado entregar una respuesta satisfactoria a la familia de este joven desaparecido».

Juan Vergara, padre de José Vergara

El abogado calificó como «impresentable» el último fallo del Tribunal Oral en lo Penal (TOP) de Iquique, posteriormente ratificado en la Corte de Apelaciones de la misma ciudad, considerando que estamos «en un Estado de Derecho que dice respetar los Derechos Humanos» y «particularmente cuando no logra dar por acreditada con exactitud el día, lugar y la ubicación exacta de José Vergara al día de hoy».

Una situación que a juicio de Ramírez se contrapone con la decisión del Estado de Chile de ratificar la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada, acto realizado el 2010. Con este acuerdo, detalló, «el Estado se obligaba a realizar una serie de gestiones tanto legislativas como reglamentarias para evitar nuevos casos, pero a la fecha, transcurridos casi 10 años, no ha realizado ninguna gestión que permita adecuar la legislación interna a esta Convención». En ese sentido, el jurista advirtió que «los cuatro ex carabineros no fueron formalizados ni condenados por desaparición forzada y se tuvo que adecuar el tipo penal al de secuestro».

Juan Vergara, padre del joven desaparecido, argumenta que esta nueva acción legal se interpone porque «la justicia en Chile no ha hecho nada, y esperemos que allá se tome cuenta lo que hicieron los carabineros de Chile y que logremos algo positivo; que se investigue como corresponde, que logren lo que queremos, que se sepa fuera del país lo que pasa acá».

En definitiva, como concluyó Ramírez, los denunciantes esperan que con esta acción legal «no sólo se condene al Estado chileno por estos incumplimientos, sino que también se fije la obligación por parte del Estado de indemnizar y de seguir buscando a José Vergara Espinoza hasta que se determine su paradero».

Búsquedas en el desierto, actos públicos, reuniones con autoridades locales y nacionales, son sólo algunas de las medidas que han tomado las y los familiares en el proceso de búsqueda de verdad y esclarecimiento de estos hechos, a los que se suma esta nueva acción legal de carácter internacional.

Detenidos Desaparecidos en democracia

José Vergara fue detenido en su casa ubicada en la comuna de Alto Hospicio el 13 de septiembre del 2015 luego de que familiares solicitaran ayuda a Carabineros para contener una crisis provocada por la esquizofrenia que padecía el joven. Tras la detención, Vergara se encuentra desaparecido.

Inicialmente los cuatro policías que realizaron la detención -Carlos Valencia Castro, Ángelo Muñoz Roque, Abraham Caro Pérez y Manuel Carvajal Fabres, hoy en prisión preventiva- negaron que José Vergara se encontrara en el domicilio e incluso falsearon las comunicaciones radiales con la central de comunicaciones.

Tras el inicio de la investigación -que estuvo a cargo de la Justicia Militar, pero que hoy lleva el Ministerio Público- los policías implicados confesaron que abandonaron al joven en el desierto, en un sitio eriazo camino a Caleta Buena, evidenciando con este caso una práctica denominada como «machetazo» o «dos corto», procedimiento por el que se saltan los conductos regulares de Carabineros y abandonan a los detenidos en sitios eriazos del desierto.

El caso se suma al de José Huenante, joven de 16 años desaparecido desde el 5 de septiembre de 2005 tras ser detenido por una patrulla policial en Puerto Montt, y el de Hugo Arispe en Arica, desaparecido desde el 14 de enero de 2001 desde la cárcel de Acha, todos Detenidos Desaparecidos en democracia.

Fuente: Agencia Pueblo

4,223,417FansMe gusta
139,502SeguidoresSeguir
289,175SeguidoresSeguir
16,447SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -