Indígenas se toman carretera y bloquean paso a Minera TECK

Indignación han causado los sondajes inconsultos que la compañía minera TECK, Quebrada Blanca ha realizado en el territorio de la Comunidad Indígena Quechua de Huatacondo, ante la nula voluntad de la empresa para establecer un diálogo e informar, la comunidad bloqueó el paso a la minera en plena ruta 5.

Indígenas se toman carretera y bloquean paso a Minera TECK

Autor: Director
13/12/2014

tomamienra

 Con barricadas y carteles en contra de la mina Quebrada Blanca, la Comunidad Indígena Quechua de Huatacondo obstruyó la Ruta 5 a la altura del cruce de Huatacondo, como una forma de llamar la atención sobre los sondajes que la minera TECK está realizando, sin haber informado a la comunidad y pese a estar interviniendo directamente sobre territorio indígena.

Manuel Hidalgo, consejero de la Comunidad señaló: “pese a que hemos pedido a TECK que nos informe, hasta aquí, la empresa se ha negado a cumplir con su obligación de informar y consultarnos. No es un favor el que lo hagan, es su obligación y es nuestro derecho a que cualquier empresa que desea realizar faenas en nuestro territorio nos informe y consulte nuestro parecer”.

La comunidad se dio cuenta de que la minera estaba realizando sondajes cuando se percataron de la presencia de maquinaria en el sector, el que posee melgas agrícolas, tierras de cultivos y sitios arqueológicos.

Hidalgo, no descarta seguir movilizados hasta que la situación tome un giro distinto al que ha tenido hasta ahora, indicando que: “El desarrollo de la gran minería en las inmediaciones de nuestra comunidad nos viene afectando por más de 20 años, se han secado fuentes de agua y la disminución de los cauces que nos van quedando para nuestros cultivos, es evidente. Por otro lado el polvo que levanta la mina daña a nuestros árboles frutales. También nuestro patrimonio ancestral se ha visto afectado, hemos tenido problemas anteriormente con TECK porque han dañado sitios arqueológicos»

Cabe recordar que en septiembre del año 2008, Chile ratificó el Convenio 169 de la OIT, obligándose a garantizar: “el derecho de los pueblos indígenas y tribales a decidir sus propias prioridades en lo que atañe al proceso de desarrollo, en la medida en que éste afecte sus vidas, creencias, instituciones y bienestar espiritual y a las tierras que ocupan o utilizan de alguna manera, y de controlar, en la medida de lo posible, su propio desarrollo económico, social y cultural«


Comenta

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Relacionados