La CIA utilizó técnicas de tortura tomadas del manual de la Gestapo

La CIA empleó una serie de técnicas de tortura que salieron “directamente del manual de la Gestapo”, afirmó en RT el exanalista de la CIA Ray McGovern.

El esperado informe del Senado sobre las brutales técnicas de tortura que la CIA usó para interrogar a sospechosos de terrorismo, ya está a punto de salir a la luz. El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, pidió la semana pasada que se pospusiera la publicación de dicho documento, que curiosamente no incluye la palabra ‘tortura’, porque podría desencadenar una nueva ola de violencia y poner en peligro la vida de los rehenes estadounidenses.

“¿John Kerry está sugiriendo que ninguno de los terroristas que combaten en el Oriente Medio conocía las torturas de la CIA? ¡Pero bueno! ¿Cómo es eso posible, si muchos de ellos fueron torturados?”, cuestionó el exanalista de la CIA, Ray McGovern, en el programa de RT en inglés ‘In the Now’.

En agosto de 2002 “se dio a conocer una lista de técnicas que salieron directamente del manual de la Gestapo”, policía secreta de la Alemania nazi, destacó McGovern, refiriéndose a unos memorandos de la tortura publicados entonces. “Hablo en serio, el manual del Gestapo menciona el ‘Verschärfte Vernehmung’, es decir, el ‘interrogatorio intensificado’, y las técnicas eran prácticamente las mismas”, apuntó el exanalista.

La CIA, agregó McGovern, mintió tanto al Congreso como al Departamento de Justicia. En su opinión, lo peor de todo es que los documentos concluyen en que no se torturó con el fin de obtener información precisa, sino para encontrar pruebas que permitieran a George W. Bush y a su vicepresidente, Dick Cheney, mostrar que había un vínculo entre Al Qaeda y Saddam Hussein. ”Como resultado, el 69% de los estadounidenses creyeron que Saddam Hussein e Irak estuvieron involucrados en el 11-S”, lamentó McGovern.

La CIA pagó 81 millones de dólares a dos psicólogos para que desarrollaran torturas

Las técnicas de tortura a las que fueron sometidos los detenidos de la CIA las desarrollaron dos psicólogos inexpertos que recibieron 81 millones de dólares por su trabajo, señala el polémico informe del Comité de Inteligencia del Senado de EE.UU.

Los dos contratistas no sabían nada sobre técnicas de interrogatorio, Al Qaeda o lucha contra el terrorismo y carecían de «cualquier tipo de experiencia cultural o lingüística relevante», insisten los autores del informe, citado por ‘New York Post’.

La ausencia de conocimientos no impidió a los dos psicólogos tener un papel central en los interrogatorios de la CIA, ya que no solo idearon las técnicas de tortura, sino que también colaboraron en su aplicación. Entre otros tormentos, sometieron al infame ‘waterboarding’ o ‘submarino’ a los detenidos más significativos. También llevaron a cabo evaluaciones oficiales sobre el estado psicológico de las víctimas para determinar si las técnicas mejoradas debían continuar.

El informe menciona solo los pseudónimos de los psicólogos, Grayson Swigert y Hammond Dunbar, y añade que lograron recibir 81 millones de dólares de la suma total del contrato, que era de 181 millones de dólares.

La revista ‘Vanity Fair’, sin embargo, afirma que los cerebros del programa de torturas son James Elmer Mitchell y Bruce Jessen, instructores de la Fuerza Aérea en un programa llamado SERE, ideado para ayudar a los militares a burlar interrogatorios.

4,204,360FansMe gusta
128,918SeguidoresSeguir
289,446SeguidoresSeguir
16,409SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Edición Impresa El Ciudadano