Patrocinado por el Movilh

«La violencia homofóbica contra vecinos es muy recurrente»: Víctima presenta querella por golpes y amenazas de muerte

"Sólo porque me identifica como gay, me dio golpes de puño en la cara y me amenazó de muerte", asegura René Salas.

Imagen solo de referencia. Foto: tvazteca.com

Con el respaldo del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), el auxiliar de aseo René Salas presentó este martes una querella por homofobia, insultos, golpizas y amenazas de muerte contra un vecino, Roberto Vílchez, quien -según se acusa- de manera reiterada lo ha hostilizado por su orientación sexual.

Los abusos, que vendrían ocurriendo hace tres meses en una casa del centro de Santiago en donde ambos arriendan habitaciones, alcanzaron uno de los puntos más dramáticos el pasado 21 de octubre, cuando -asegura Salas- Vilchez lo comenzó a insultar con frases del tipo “maricón culiao (sic), hueco, bueno pal pico (sic), personas como tú no deberían existir”. El auxiliar de aseo añade que tras eso, “sólo porque me identifica como gay, me dio golpes de puño en la cara y me amenazó de muerte».

El denunciante agrega que el conflicto continuó, luego de que ambos se dirigieran a sus respectivas habitaciones. «Cerré la puerta que separa los departamentos de las otras piezas que también se alquilan. Entonces mi vecino Jesús comenzó a patear la puerta gritando: maricón, sale, te voy matar”.

René Salas constató lesiones y estampó una denuncia en la Tercera Comisaría de Carabineros de Santiago. «Tengo temor por mi integridad física debido a las graves amenazas de muerte de las cuales soy víctima y al hecho de que vivimos en el mismo domicilio”, señala el afectado.

«Esperamos la máxima sanción posible”

Paola Jiménez, abogada del Movilh que patrocinó la querella, explicó que los hechos descritos “configuran el delito de amenazas, así como el agravante por discriminación que contempla la Ley Zamudio, por lo que esperamos la máxima sanción posible”.

En tanto, el presidente del Movimiento, Ramón Gómez, sostuvo que “la violencia homofóbica contra vecinos o vecinas es muy recurrente. La diferencia es que ahora las víctimas se están atreviendo a denunciar, lo cual es el primer paso para que atropellos tan funestos y que afectan la cotidianidad de las personas no queden impunes”.

Comentarios