Ley de Pesca transgrede Convenio 169 y afecta a comunidades Lafkenche

  Directora del INDH afirmó que esta situación “podría perfectamente llevarse a una instancia internacional, constituyéndose en una condena para el Estado de Chile

Ley de Pesca transgrede Convenio 169 y afecta a comunidades Lafkenche

Autor: Director

 

  • Directora del INDH afirmó que esta situación “podría perfectamente llevarse a una instancia internacional, constituyéndose en una condena para el Estado de Chile.”

 

Dirigentes lafkenche expusieron ante el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) sus reparos al proceso que ha seguido la modificación de la Ley de Pesca y Acuicultura, un reclamo que se centra en el incumplimiento del Convenio 169 (OIT), por parte del Gobierno y del Parlamento.

La intervención tuvo lugar este jueves durante la cuarta sesión de la Comisión por los Derechos del Pueblo Mapuche, contando con la participación de la directora del INDH, Lorena Fríes; el arzobispo de Concepción, Fernando Chomalí; el asesor especial para Asuntos Indígenas del Ministerio Secretaría General de Gobierno, Matías Abogabir, y  los dirigentes lafkenche Adolfo Millabur, Miguel Cheuqueman, Moisés Vilches, Manuel Tapia y José Galloso, entre otros.

 

“Con el Gobierno se agotó la instacia de diálogo”

 

Adolfo Millabur, presidente de la Identidad Territorial Lafkenche, organización que reúne dirigentes mapuche de la costa, desde Arauco a Puerto Aysén, explicó los hitos que han precedido a esta nueva enajenación del derecho a la pesca, manifestando al mismo tiempo las expectativas que hoy depositan en el INDH, como primera organismo que se ha accedido a  profundizar en las causas de esta problemática.

“En la época que luchamos por la Ley Lafkenche le planteamos a las autoridades de  turno que no sólo queríamos espacio de mar, sino también recursos pesqueros, pero se nos dijo que fuéramos pacientes, que esperaráramos hasta la discusión de la nueva Ley de Pesca, porque recién ahí sería el tiempo de hablar de los recursos pesqueros. Y así lo hicimos, aceptamos esas condiciones. Sin embargo, llegamos a la fecha, buscando todos los intentos de diálogo, con el intendente de la Araucanía, el subsecretario de Pesca actual y con el ministro Pablo Longueira. Es más, le planteamos esta situación a Patricio Melero, cuando era presidente de la Cámara de Diputados, y a Guido Girardi, cuando era presidente del Senado. Y no hemos sido escuchados.”

El dirigente expresó su preocupación en vista que, al terminar esta semana la discusión de la ley en la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados, los Pueblo Originarios no han sido considerados, pasando por alto el Convenio 169, suscrito por el Estado de Chile. “El Gobierno y el Parlamento están incurriendo en una falta grave, porque además de ser consultados, se debe proteger y resguardar el acceso a los recursos naturales que se encuentren dentro de nuestros territorios. Esta vulneración está abonando conflictos entre el pueblo mapuche y toda la institucionalidad gubernamental. Y nadie, ni nosotros, deseamos cultivar futuros actos de reclamo y violencia.”

Con tales antecedentes, Millabur sostuvo que ya están agotados los espacios de diálogo con el Gobierno, razón por la que se acude al INDH, para que aplique las medidas necesarias de rectificación de un proceso legislativo ya viciado.

“En los próximos días vamos a recurrir al Parlamento para hacer presente este incumplimiento del Convenio 169, y a instar que aún se dispone de tiempo para corregir esta falta grave”.

 

“Se nos niega una oportunidad real de desarrollo económico”

 

El dirigente lafkenche por la comuna de San Juan de la Costa, Miguel Cheuqueman, señaló que “este asunto es muy grave y complejo, porque ni siquiera hemos sido recibidos en un espacio físico en que podamos explica las bases de nuestra propuesta y el por qué no estamos de acuerdo con estas modificaciones a la Ley de Pesca y Acuicultura. Las indicaciones que propusimos están establecidas de manera que no sean rechazadas por anticonstitucionales. Pero, además nosotros estamos en desacuerdo con otras cosas, como el hecho que siete familias se queden con el 80% de la pesca, de manera indefinida. Eso no puede ser.”

En ese sentido, agregó que “pareciera que los pueblos indígenas sólo son importantes para el Gobierno para que les canten, les bailen o los acompañen en sus viajes al extranjero, pero a la hora de otorgar derechos, nos son escuchados, no son atendidos ni respetados. Y cuando nosotros legítimamente defendemos nuestros derechos, cuando decimos basta, somos perseguidos, golpeados, torturados y encarcelados por leyes especiales.”

Para Cheuqueman esta situación es comparabable con lo que ocurre con el acceso a la tierra, en que se cuenta con Títulos de Merced y, sin embargo, se imposibilita el uso prodctivo de esos espacios. “Al no ser escuchados y no resguardados nuestros derechos en la nueva Ley de Pesca, hoy se nos niega una oportunidad real y concreta para el desasarrollo económico de nuestro pueblo”.

 

“De no rectificar el Gobierno, se vienen tiempos difíciles”

Moisés Vilches, dirigente lafkenche por la comuna de Carahue, manifestó que el Gobierno está actuando de mala fe, especialmente el ministro de Economía, Pablo Longueira. “Él fue senador y aprobó la Ley de Espacio Costero Marino de los Pueblos Originarios (Ley Lafkenche). Él fue uno de los que dijo que ‘al mar hay que ponerle dueño’, cuando nosotros estábamos luchando por nuestros espacios. Y le pusimos dueño, pero ahora no nos quieren entregar el derecho a administrar y al uso productivo del mar. Con lo que está haciendo, el ministro Longueira va ser llamado a la pizarra, porque no es posible que desde el cargo actual nos esté obligando a heredar un conflicto a las generaciones que vienen”.

Añadió que la intención de las organizaciones lafkenche siempre ha sido evitar el conflicto, pero que las autoridades no han respondido a esa disposición de diálogo. “Cada vez que nos movilizamos por defender nuestros derechos se saca la Ley Antiterrorista, y cuando ocupamos instancias de diálogo, no dicen que no, que estamos fuera de tiempo, cuando no es así. Si este Gobierno no asume su responsabilidad y no rectifica, creo que se vienen tiempos difíciles. Y nosotros no queremos eso para nuestra gente.”


“No quiero heredar guerra a mis hijos”

 

Una serie de contradicciones de la legislación aún vigente, denunció Manuel Tapia, dirigente lafkenche por la comuna de Arauco. “Hoy día, a nosotros nos entregan un permiso de pesca, que señala textualmente que ‘no habilita para efectuar actividad pesquera’. Entonces, estamos inscritos en los registros de Sernapesca, hemos cumplido con los trámites que nos impone el Estado, pero cómo podemos ejercer nuestro oficio en esta condiciones”.

También se refirió a órdenes emandadas desde el Ministerio de Economía que estarían bloqueado la aplicación de la Ley Lafkenche en la zona. “Nosotros siempre hemos vivido de los recursos del mar. Hoy se nos limita, nos obligan a actuar como ‘piratas’, feo decirlo, pero vamos a llegar a eso. En la Conadi nos dicen que existe ocho solicitudes de Espacio Costero, pero que el ministro Longueira ha ordenado no dar más avance a estos temas. Esto se está complicando. Nosotros queríamos ver cómo cuidar el Golfo de Arauco con la Ley Lafkenche, pero estamos viendo que se nos niega el derecho al mar, a la pesca y a sacar recursos bentónicos, además se suma la contaminación industrial que cada día crece en el sector. Yo no le quiero heredar guerra a mi hijo, sino enseñarles a trabajar, que estudien, para que sean alguien en la vida. Si son pescadores, me sentiré orgulloso de eso, pero mientras exista esa oportunidad de trabajo”.

 

“El Estado no puede excusarse   de sus obligaciones jurídicas”

 

Tras oír las exposiciones, la directora del INDH, Lorena Fríes, afirmó que “esto podría constituir una infracción al Convenio 169, siendo un caso que perfectamente podría llevarse a una instancia internacional, constituyéndose en una condena para el Estado de Chile.” En ese sentido, dijo que lo peor que le podría pasar a Chile es que los Pueblos Originarios desecharan el Convenio 169, porque eso significa la ruptura de cualquier posibilidad de diálogo.

“Hemos vivido mucho en la medida de lo posible, y quisiéramos no seguir viviendo en esa medida. El Estado no puede excusarse de sus obligaciones jurídicas en materia de derechos de los pueblos indígenas, sea por la falta de sensibilidad, falta de conocimiento o porque no alcanzan los tiempos.”

Enfatizó que, en materia de Derechos Humanos, todos los Estados tienen obligaciones, y esas se cumplen o se constituyen en una infracción y violación a los convenios internacionales.

En el contexto de la Comisión por los Derechos del Pueblo Mapuche del INDH, comprometió junto a monseñor Fernando Chomalí, solicitar una reunión al Gobierno para informar su postura frente a la situación reclamada por los dirigentes lafkenche, así como se continuará con intervenciones en instancias del Congreso, a efectos de discutir los elementos que pueden incorporarse al proceso de consulta.

El Ciudadano


Comenta



Busca en El Ciudadano