Los fiscales buscan condenar a pena de muerte al joven sospechoso de los atentados en Boston

69

b01_48281334

En abril del año 2013 explotaron dos bombas en la maratón de Boston, en el atentado murieron tres personas y más de 260 quedaron heridas. Hoy día se iniciará el proceso judicial contra uno de los hermanos sospechosos de haber planeado las dos bombas caseras, hechas con clavos y una olla de presión.

Dzhokhar Tsarnaev, de 19 años, fue capturado por la policía estadounidense, mientras que su hermano mayor, Tamerlan Tsarnaev, murió en un tiroteo el día de los atentados.

Si la corte declara culpable a Dzhokhar Tsarnaev, el joven podría enfrentar pena de muerte.

Los hermanos Tsarnaev llegaron a Estados Unidos desde Rusia en el año 2003, donde vivían con sus padres en la república de Daguestán, una región vecina a Chechenia. Desde hace tres años, Dzhokhar es ciudadano estadounidense. Los hermanos Tsarnaev nacieron en la república rusa de Chechenia, región devastada por décadas de guerra y represión por parte del Estado ruso.

El joven enfrenta 30 acusaciones ante la corte, de las cuales 17 pueden resultar en una sentencia letal. Entre otros cargos, está acusado por varios delitos relacionados a homicidios y uso de armas de destrucción masiva. También se sospecha que Dzhokhar asesinó a un policía tras las explosiones.

La selección del jurado procederá en Boston, a pesar de las múltiples solicitudes por el abogado defensor de Tsarnaev, Judy Clarke, para un cambio de sede y la demora del juicio para revisar los miles de documentos publicados por los fiscales federales. Las autoridades estadounidenses han argumentado que el juicio debe continuar según lo previsto a pesar de los grandes volúmenes de documentos, reporta la fuente de noticias rusa, Sputnik.

Relacionado:  Tras 180 días en prisión preventiva: Otorgan arresto domiciliario a joven detenido en el estallido social en La Serena

Según la agencia rusa, la defensa ha argumentado que el juicio debe ser reubicado en otro lugar sobre la preocupación de que será difícil seleccionar un jurado imparcial. Esto no sería en el este de Massachusetts, donde muchos han sido fuertemente influenciados por los medios de comunicación y se les ha impactado personalmente por el bombardeo.

Los padres de los hermanos rusos han declarado que es altamente improbable que los jóvenes fueran culpables por los atentados. En las redes sociales se han visto muchas teorías sobre los atentados, entre otras, se reclama que no existe suficiente evidencia y que el FBI de EEUU está involucrado de manera sospechosa. También se ha reclamado que se ha abandonado la política de “inocente hasta declarado culpable”, algo que se argumenta complica el proceso justo. En encuestas públicas estadounidenses, la mayoría opina que el joven debe ser condenado a  muerte si es declarado culpable, sin embargo, su abogada ha salvado varias vidas en su carrera: cambiando expectativas de condenas letales a cadena perpetua.

Un mes después de los atentados, Ibragim Todashev, un amigo de los hermanos Tsarnaev, también de procedencia chechena, fue asesinado por funcionarios del FBI en su departamento. Según la agencia estadounidense, el tiroteo se provocó cuando Todashev se puso agresivo durante la interrogación, según el periódico The Guardian.

Las autoridades estadounidenses señalaron que Dzhokhar expresó al FBI que los hermanos estaban enojados por las guerras de EEUU en Afganistán e Irak y la matanza de los musulmanes en esa zona. Dzhokhar ha negado  todas las acusaciones presentadas por los fiscales ante la corte.

Sandra Segall
El Ciudadano