Ministro de Justicia español dimite tras ser rechazada su ley de aborto

El proyecto de reforma de la ley de aborto que pretendía cambiar el actual sistema de plazos por uno de supuestos ha sido rechazado oficialmente esta mañana.

Ministro de Justicia español dimite tras ser rechazada su ley de aborto

Autor: CVN
CVN

gallardon_getty_200713.columnas_8
Alberto Ruíz Gallardón

El ministro de Justicia español, Alberto Ruíz Gallardón, ha hecho pública su dimisión esta misma mañana, unas horas después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, comunicara oficialmente que retiraba el anteproyecto de Ley Orgánica de Protección del Concebido y Los Derechos de la Embarazada, promovido por el Ministerio de Justicia, por no haber sido este respaldado con el consenso suficiente para salir adelante.

Gallardón ha señalado en declaraciones a los medios que, además de ‘abortar’ su misión como ministro de la cartera judicial, se retirará de la vida política después de 30 años, hecho que sin duda será celebrado por los millones de ciudadanos que en los últimos meses se han lanzado a la lucha contra la vuelta al oscurantismo conservador y a la desigualdad operantes en una España en la que abortar fue delito hasta 1985.

aborto-Ruiz-Gallardon

Breve historia del derecho a decidir cuándo ser madre en España

6f73f28f53f5b917035c364137f535a3
Madrid,2013: Activistas de Femen se manifiestan durante una protesta contra el aborto (EFE)

Efectivamente, fue en 1985 cuando se promulgó la primera ley relativa al aborto, que estableció un sistema de supuestos en los que se ‘otorgaba’ a la mujer el derecho a interrumpir su embarazo en las siguientes situaciones y posteriores plazos: Durante todo el embarazo si había riesgo para la salud (física o mental) de la madre; en los tres primeros meses en caso de violación y en las 22 primeras semanas en caso de que el no nacido fuera a sufrir graves daños físicos o psíquicos.

En 2010, de nuevo durante una legislatura de los socialistas (PSOE), se instala una nueva Ley, la actualmente vigente, que permite a las mujeres interrumpir su gestación en las 12 primeras semanas sin justificación alguna, y hacerlo mediante el servicio de salud pública, esto es, sin costo alguno. Además, el plazo se alarga hasta las 22 semanas en caso de «grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada» y/o riesgo de «graves anomalías en el feto».

La actual reforma promovida por el ya ex ministro de Justicia Ruíz Gallardón pretendía devolver al Código Penal la cuestión del aborto con un sistema de despenalización que ni siquiera incluía el tercer supuesto de la ley de 1985, que permitía la interrupción del embarazo por eugenesia, es decir, en caso de «malformaciones o taras, físicas o psíquicas, en el feto».

manifestacion-favor-aborto-Oviedo_EDIIMA20140219_0762_13
Marcha a favor del aborto en Oviedo (España) en 1985.

Durante la comparecencia esta mañana del Presidente del Gobierno, este ha señalado que si bien se retira el citado anteproyecto, el Ejecutivo reformará la actual ley para impedir que las menores de 16 y 17 años puedan abortar sin contar con el consentimiento paterno.

 

¿En Chile?

campac3b1a-fotogrc3a1fica-para-promover-la-segunda-marcha-pro-aborto01
Campaña fotógrafica del Colectivo Feminista Estropajo pra promover la segunda marcha proaborto (pasado 25 de julio)

Chile actualmente cuenta con el dudoso honor de ser uno de los 34 países del mundo y de los 4 de América Latina donde el aborto está prohibido en todos los supuestos.

Desde el año 1931 y hasta 1989 el aborto terapéutico estuvo consagrado en la legislación chilena. A finales de la década de los 80 la Junta Militar aprobó su derogación sin consulta popular y así quedó reflejado en la Constitución.

Art. 344: La mujer que causare su aborto o consintiere que otra persona se lo causara será castigada con presidio menor en su grado máximo.
Si lo hiciere por oculta su deshonra, incurrirá en una pena de presidio menor en su grado medio.

La actual reforma ingresada al congreso por Bachelet contempla la despenalización del aborto en los supuestos de violación, riesgo vital para la madre o inviolabilidad del feto.

Sin obviar que es un claro avance social cabe preguntarse si es suficiente. Sobre todo porque la no legalización del aborto libre implica considerar que aquellas mujeres para las que se está legislando no están capacitadas para decidir por sí mismas si quieren o no traer un hijo al mundo. Y eso es muy grave.

 El Ciudadano


Comenta



Busca en El Ciudadano