Nuevo caso de femicidio ¡¿Hasta cuándo?!

FEMICIDIO

La noche del viernes sumó a otra víctima de feminicidio en Chile. Se trata de Marta Elena Ramírez, y fue asesinada a tiros por su ex pareja José Ricardo Palavecino, en la comuna de Puente Alto. Es la víctima N°32 en lo que va del año.

Este terrible crimen sucedió cerca de las 11 y media de la noche. El hombre llegó a la casa en donde vivía Marta y su hija, que tiene 11 años. La niña fue a comprar a un negocio y, cuando volvió a casa, encontró a sus padres ensangrentados y en el piso. Al ver semejante tragedia, la niña acudió a sus vecinos, en busca de ayuda.

Cuando llegó Carabineros al lugar, Marta ya había fallecido. José, que también estaba en el piso, se había autoinfligido un disparo en el abdomen, intentando quitarse la vida. En estos momentos se encuentra en el Hospital Sótero del Río, en estado de gravedad.

Por lo que ha comentado la familia, la pareja se había separado hacía 3 meses y existen antecedentes de violencia intrafamiliar.

La Ministra del SERNAM, Claudia Pascual, luego de lamentar lo sucedido, manifestó que “Chile no puede seguir permitiendo que nuestras mujeres sean asesinadas y nadie se sorprenda. Como gobierno estamos trabajando en una coordinación efectiva que permita dar mayor seguridad a las mujeres que sufren situaciones de violencia, para detener esta naturalización de la violencia contra las mujeres”.

Este antecedente me lleva necesariamente a reflexionar sobre un tema que está pendiente en nuestra sociedad y resulta extremadamente urgente.

FEMICIDIO

Hablemos de feminicidio

-Es el conjunto de delitos de lesa humanidad que contienen los crímenes, los secuestros y las desapariciones de niñas en un cuadro de colapso institucional. Se trata de una fractura del Estado de derecho que favorece la impunidad. Por eso el feminicidio es un crimen de Estado.

Es preciso aclarar que hay feminicidio en condiciones de guerra y de paz.

– El feminicidio sucede cuando las condiciones históricas generan prácticas sociales agresivas y hostiles que atentan contra la integridad, el desarrollo, la salud, las libertades y la vida de las mujeres.

– En el feminicidio concurren en tiempo y espacio, maltrato, abuso, vejaciones y daños continuos contra las mujeres realizados por conocidos y desconocidos, por violentos, violadores y asesinos individuales y grupales, ocasionales o profesionales, que conducen a la muerte cruel de algunas de las víctimas.

Marcela Lagarde

En Chile, se considera femicidio cuando una mujer es asesinada por el cónyuge, marido, pololo, pareja, ex pareja, amante o por quien haya tenido un vínculo íntimo con la víctima. Eso es todo.

Para clarificar aún más la situación, cito la ley promulgada y publicada Nº 20.480 sobre femicidio:

“Impide que se configure la atenuante de haber actuado por arrebato y obcecación cuando el autor hubiere sido condenado por violencia intrafamiliar contra la víctima, en casos como el homicidio, secuestro, robo, violación abusos deshonestos, entre otros.

Sanciona como parricida, con pena de hasta presidio perpetuo calificado, a la mujer de muerte a cónyugue, ex cónyugue, conviviente y quienes tengan lazos afectivos de otro tipo.

En el caso de que sea un hombre el autor, la pena es la misma, pero el delito se configura como de “femicidio”.”

Pero lo cierto es que el tema del femicidio o feminicidio, es muchísimo más amplio y, al no ser considerado como tal en nuestro país, día a día mueren mujeres que no quedan en las estadísticas del SERNAM y sus victimarios pueden acceder a beneficios carcelarios, mencionar atenuantes y sus procesos judiciales siguen otros conductos que, lamentablemente no le hacen justicia a las víctimas.

En este sentido, nuestra legislación “favorece”, por decirlo de alguna manera, a quienes cometan acciones de violencia en contra de las mujeres y por ello, podemos decir que se potencia y se avala el machismo y la violencia de género, al no contar con una legislación que garantice la seguridad y la igualdad de la mujer en la sociedad.

Sabemos que Chile es un país machista. Lo intuimos; sin embargo, creo que no somos capaces de magnificar realmente la problemática del femicidio y, para avanzar un poco en esta materia, es fundamental que nos vayamos relacionando, al menos conceptualmente, con los diferentes tipos de femicidio. Así, podemos hacernos una idea de cuántas mujeres son asesinadas y están quedando fuera de los registros, impidiendo, de esta forma que tomemos una conciencia real de la magnitud de lo que está pasando en Chile, en esta materia, y por lo tanto, no podemos avanzar.

feminicidio

Le dejo a continuación la lista de los tipos de femicidio:

FEMINICIDIO ÍNTIMO

Es el asesinato cometido por un hombre con quien la víctima tenía o había tenido una relación o vínculo íntimo: marido, exmarido, novio, exnovio o amante. Se incluye el supuesto del amigo que asesina a una mujer -amiga o conocida- que rechazó entablar una relación íntima con este.

FEMINICIDIO NO ÍNTIMO

Aquel asesinato cometido por un hombre desconocido con quien la víctima no tenía ningún tipo de relación: agresión sexual que culmina en asesinato de una mujer a manos de un extraño. También consideramos feminicidio no íntimo el caso del vecino que mata a su vecina sin que existiera entre ambos algún tipo de relación o vínculo.

FEMINICIDIO INFANTIL

El asesinato de una niña hasta los 14 años de edad cometido por un hombre en el contexto de una relación de responsabilidad, confianza o poder que le otorga su situación adulta sobre la minoría de edad de la niña.

FEMINICIDIO FAMILIAR

El asesinato se produce en el contexto de una relación de parentesco entre la víctima y el victimario. El parentesco puede ser por consanguinidad, afinidad o adopción.

FEMINICIDIO POR CONEXIÓN

Cuando una mujer es asesinada “en la línea de fuego” de un hombre que intenta o mata a otra mujer. Puede tratarse de una amiga, una parienta de la víctima, madre, hija u otra; o una mujer extraña que se encontraba en el mismo escenario donde el victimario atacó a la víctima.

FEMINICIDIO/FEMICIDIO POR PROSTITUCIÓN

Es el asesinato de una mujer que ejerce la prostitución cometido por uno o varios hombres. Entran en esta tipología los casos en los que él o los victimarios asesinan a la mujer motivados por el odio y la misoginia que despiertan en estos la condición de prostituta de la víctima. Los casos también conllevan la carga de estigmatización social y justificación del feminicidio por prostitución en la mente de los asesinos: “se lo merecía”; “ella se lo buscó por lo que hacía”; “era una mala mujer”; “su vida no valía nada”.

FEMINICIDIO/FEMICIDIO POR TRATA

La muerte o el asesinato se produce en una situación de sometimiento y privación de la libertad de la mujer víctima en situación de “trata de personas”. Por trata entendemos -tal como lo señala la ONU- la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de mujeres y niñas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, ya sean rapto, fraude, engaño, abuso de poder o la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de la o las mujeres y niñas con fines de explotación. Esta explotación incluirá, como mínimo, la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos.

FEMINICIDIO/FEMICIDIO POR TRÁFICO

El asesinato de la mujer víctima se produce en una situación de tráfico ilegal de migrantes. Entendemos por tráfico -tal como lo señala la ONU- la facilitación de la entrada ilegal de una mujer en un Estado Parte del cual dicha mujer no sea nacional o residente permanente, con el fin de obtener, directa o indirectamente, un beneficio financiero u otro beneficio de orden material.

FEMINICIDIO/FEMICIDIO TRANSFÓBICO La víctima del asesinato es una mujer transexual y el o los victimarios la matan por su condición o identidad transexual, por odio o rechazo de la misma.

FEMINICIDIO LESBOFÓBICO La víctima del asesinato es una mujer lesbiana y el o los victimarios la matan por su orientación o identidad sexual, por el odio o rechazo de la misma.

FEMINICIDIO/FEMICIDIO RACISTA El asesinato cometido contra una mujer por su origen étnico o sus rasgos fenotípicos, por odio o rechazo hacia los mismos.

FEMINICIDIO/FEMICIDIO POR MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA Cuando la mutilación genital que se practica a una mujer o niña acaba con la vida de ésta. Nos basamos en la definición amplia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), comprende todos los procedimientos consistentes en la resección parcial o total de los genitales externos femeninos, así como otras lesiones de los órganos genitales femeninos por motivos no médicos. Esto incluye: – Clitoridectomía: resección parcial o total del clítoris. – Excisión: resección parcial o total del clítoris y los labios menores, con o sin excisión de los labios mayores. – Infibulación: estrechamiento de la abertura vaginal para crear un sello mediante el corte y la recolocación de los labios menores o mayores, con o sin resección del clítoris.

ASESINATO/FEMINICIDIO SIN DATOS SUFICIENTES

Esta categoría la hemos creado para poder dar seguimiento al caso de la muerte violenta de una mujer del que no contamos con datos suficientes para clasificarlo como algún tipo de feminicidio o asesinato pero existe la confirmación de que la víctima fue asesinada.

FEMINICIDIO/FEMICIDIO SEXUAL SISTÉMICO

El feminicidio sexual es el asesinato de mujeres que son secuestradas, torturadas y violadas. Sus cadáveres, semidesnudos o desnudos son arrojados en las zonas desérticas, los lotes baldíos, en los tubos de desagüe, en los tiraderos de basura y en las vías del tren. Los asesinos por medio de estos  actos crueles fortalecen las relaciones sociales inequitativas de género que distinguen los sexos: otredad, diferencia y desigualdad. Al mismo tiempo, el Estado, secundado por los grupos hegemónicos, refuerza el dominio patriarcal y sujeta a familiares de víctimas y a todas las mujeres a una inseguridad permanente e intensa, a través de un período continuo e ilimitado de impunidad y complicidades al no sancionar a los culpables y otorgar justicia a las víctimas. Se divide en las subcategorías de organizado y desorganizado y toma en cuenta a los posibles y actuales victimarios.

Feminicidio sexual sistémico desorganizado

El asesinato de las mujeres está acompañado -aunque no siempre- por el secuestro, tortura, violación y disposición del cadáver. Los asesinos, presumiblemente, matan por una sola vez, en un período determinado; y pueden ser hombres desconocidos, cercanos o parientes de las víctimas que las asesinan y las depositan en parajes solitarios, en hoteles, o en el interior de sus domicilios.

Feminicidio sexual sistémico organizado

El asesinato de las mujeres está acompañado por el secuestro, tortura, violación y disposición del cadáver. Los asesinos pueden actuar como una red organizada de feminicidas sexuales con un método consciente y sistemático a través de un largo e indeterminado período, dirigido a la identidad de sexo y de género de las niñas/mujeres.

(Información disponible en http://feminicidio.net )

nadia alvarez pacheco

 

En el año 2013, según el estudio realizado por el Observatorio de igualdad y género de América Latina y el Caribe (OIG) de la Cepal, Chile estaba en el 4° lugar en cantidad de femicidios, superado por Perú, Colombia y República Dominicana. De las 466 muertes de mujeres, ocasionadas por sus parejas o ex parejas, en 12 países de la región, habían sucedido 40 casos de femicidios.

Para octubre del año pasado, habían sucedido exáctamente 32 casos. El mismo número se ha alcanzado con la muerte de Marta.

Pensemos ahora, si se incluyeran en las estadísticas el universo de mujeres que han muerto de acuerdo a las situaciones mencionadas anteriormente, que incluyen otras tipificaciones de femicidio, que no son el directo. ¿Cuántas muertes podríamos contabilizar?

Otro punto que vale la pena mencionar, es la violencia en la que mueren estas mujeres. Algunas han sido asesinadas junto a sus hijos, han sido quemadas vivas, sin auxilio de parte de sus verdugos, han sido degolladas, apuñaladas, asfixiadas. En muchos de los casos, los cadáveres son ocultados. En otros, los hijos las encuentran y luego pasan a la custodia de los padres los que, generalmente son los perpetradores de los crímenes y, si no se suicidan, están presos. Es una cagada de proporciones mayúsculas y el Estado no se está haciendo cargo de manera efectiva o, al menos, no está avanzando en esta materia, a pesar de los esfuerzos de la ministra Pascual.

Otro punto que hay que tomar en cuenta es el rol de los medios de comunicación en este mambo. “La mató por celos”; “crimen pasional”; “mujer muere apuñalada” (no se dice asesinada); “El hombre era un celópata” (en contadas oportunidades se habla de delincuente o de asesino). Este tipo de afirmaciones no hacen más que disfrazar la situación de la que se está hablando. A esto además, hay que sumar el hecho de que los medios informativos se van a la espectacularización del evento; de esta forma, la información va siendo consumida por el lector-espectador y entonces, lejos de tomar conciencia del fenómeno, se va naturalizando.

Para qué vamos a hablar de la objetuación de la mujer y de las publicidad sexista que en Chile sobra y en términos legislativos nadie se hace cargo de las muertas.

Nadie está problematizando nuestra cultura. Nuestra justicia se hace cargo del caso específico y fue. Entonces no nos queda más que seguir contando cuerpos y esperando que no nos toque a una de nosotras o de nuestras más cercanas. Nadie las recuerda y, lamentablemente nuestra memoria es demasiado frágil. Por eso, dejo la nómina de fallecidas que está publicada en la web del SERNAM.

Relacionado:  Defensoría de la Niñez: Existe una manifiesta violación a los Derechos Humanos por parte de personal policial

Destaco sus nombres; sus causas de muerte, porque es fundamental que vayamos tomando conciencia de la gravedad del asunto, y también que vayamos pensando en todas las que se escapan de esta lista, únicamente porque sus casos no se encuentran tipificados en nuestra legislación como feminicidio.

femicidio

Femicidio 31

Septiembre: En la comuna de Pudahuel, Susana Godoy Ahumada, de 37 años, dueña de casa y madre de 3 hijos, fue asesinada por su conviviente con un arma de fuego. El sujeto también mató a la madre de la víctima y posteriormente se suicidó. Había denuncias por violencia intrafamiliar y una medida cautelar en contra del victimario emitida este año.

Relacionado:  Lacrimógenas en la Clínica Santa María: Colegio Médico exige al Gobierno y a Carabineros respetar los protocolos

Femicidio 30

Septiembre: En la comuna de Curicó, Clara de las Mercedes Rodríguez Osses, dueña de casa de 52 años fue asesinada por su conviviente Raúl Montero. La víctima tenía un hijo y una hija menores de edad quienes, tras el hecho, se encuentran al cuidado del padre. El sujeto se encuentra detenido.

Femicidio 29

Septiembre: En la comuna de Pedro Aguirre Cerda, Cinthya del Carmen Collao Candia, de 27 años, fue apuñalada por su pareja. El sujeto se encuentra prófugo y registra una condena por violencia intrafamiliar.

Femicidio 28

Agosto: José Sánchez Cancino, de 44 años de edad y guardia de seguridad, apuñaló repetidamente en el abdomen a su pareja, identificada como Jéssica Laguna, de 37 años, en la comuna de Renca. El sujeto posteriormente se suicidó. Un hijo de la pareja encontró ambos cuerpos sin vida. Existía denuncia de violencia el 2006.

Femicidio 27

Agosto: Una mujer de 43 años identificada como Juana María Troncoso Leiva fue quemada por su conviviente y, posteriormente falleció. El hecho se produjo en la noche del miércoles 13 en la mediagua que compartía con José Oscar Provoste Gallegos, de 50 años, en el sector colindante al río Quilque, en el sector sur de la comuna de Los Ángeles. Ambos eran usuarios del programa de acogida del Hogar de Cristo por encontrarse en indigencia extrema. De acuerdo al relato de un testigo, el hombre le prendió fuego a la vivienda y se negó a auxiliar a la mujer, quien resultó con el 60 por ciento de su cuerpo quemado.

Femicidio 26

Julio: Ismenia Jerez Valenzuela, de 42 años, fue apuñalada al interior de un vehículo en el sector El Castillo, comuna de Traiguén. Su hermano había puesto una denuncia por presunta desgracia el día de ayer. Ella tenía medidas cautelares por violencia y no vivía con el agresor, quien se encuentra prófugo. La mujer tenía dos hijas de 15 y 20 años. El posible autor Juan Guillermo Jelves se suicidó.

Femicidio 25

Julio: En prisión preventiva por cuatro meses y formalizado por el delito de homicidio calificado quedó Nicolás Aguilera, de 20 años, quien fue imputado por el asesinato de su ex polola Camila Oviedo, cuyo cuerpo mantuvo oculto por cinco días en una vivienda deshabitada de la población Orompello de Los Ángeles, en la Región del Biobío.

Femicidio 24

Julio: Patricio González, de 44 años, asesinó a su esposa Claudia Reyes, de 38 años, en La Pintana. El crimen, según informó la policía uniformada, ocurrió el lunes 21, pero el hombre escondió el cuerpo de su mujer bajo la cama. La pareja llevaba 20 años de matrimonio con dos hijos, uno de 21 y otro de 12 años. Según los familiares de la víctima había “maltrato psicológico y físico”, y que ella “nunca denunció nada”, acusando celos y drogadicción por parte del detenido.

Femicidio 23

Julio: En la comuna de Coihueco, Región del Bio Bio, V.P.F., de 49 años, dueña de casa, madre de dos hijos de 26 y 21 años, fue asesinada por su conviviente, Emiliano Antonio Hernández Cofré, de 40 años, en el domicilio que compartían. El femicida degolló a la víctima con arma blanca. No se registraban medias cautelares, ni denuncias previas por violencia. El sujeto se entregó voluntariamente a Carabineros y se encuentra detenido.

Femicidio 22

Junio: Una mujer de 33 años, dueña de casa y madre de un hijo y una hija, fue asesinada, en la noche del sábado 28 de junio, por su pareja al interior de la casa que compartían en la zona rural de Osorno, en la región de Los Lagos. El autor fue formalizado, luego de ser detenido y confesar los hechos. Un familiar que vivía en el mismo lugar, llamó a Carabineros, quien encontró muerta a puñaladas a Gloria Saldías Huenchul. En el lugar procedió a la detención de José Flores, 38, femicida confeso. La mujer era madre de un joven de 16 años, cuyo paradero se desconoce, y de una niña de 6, quien desde hace tres años estaba ingresada a un programa residencial. El Sernam, representado por la directora regional de Los Lagos, se hizo parte en el proceso y está ubicando a la familia de la mujer asesinada para poder prestarle su apoyo y colaboración.

Femicidio 21

Junio: En la comuna de Huechuraba, Región Metropolitana, V.A.T.N. de 41 años, química farmacéutica y madre de dos hijos menores de edad, fue asesinada por su conviviente, Luis Reyes Fuentes, médico de Gendarmería, de 55 años. Su femicidio se produjo la madrugada de este 27 de junio. Según información proporcionada por Carabineros, no se registraban denuncias por violencia, ni medidas cautelares vigentes. El femicida, que era el conviviente de la víctima y padre de sus dos hijos, asesinó a su pareja con una serie de puñaladas con arma blanca y se dio a la fuga tras cometer el crimen.

Femicidio 20

Junio: En la Región de Magallanes, A.P.U.H. de 24 años, fue asesinada por su conviviente Cristián Rodrigo Chávez Sandoval, 29 años. Su femicidio se produjo la tarde del 18 de junio. A.P.U.H. murió apuñalada. El femicida, tras acudir a Carabineros para denunciar el hallazgo del cuerpo sin vida de su ex conviviente, y al cabo de un largo interrogatorio, terminó por reconocer su participación en el crimen. Había una denuncia anterior por violencia.

Femicidio 19

Junio: R.N.R.P. de 50 años, fue asesinada por su cónyuge Ricardo Salazar Reyes de 49 años, en la comuna de Peñaflor. Su femicidio se produjo la noche del 9 de junio. R.N.R.P. murió asfixiada. El femicida fue detenido por la PDI. Había denuncias previas por violencia, sin embargo, no existían medias cautelares vigentes.

Femicidio 18

Junio: En Puente Alto, falleció Lidia Parra, de 45 años de edad. El agresor Pedro Bravo (40 años), tras una discusión con la víctima al interior de una casa de acogida para personas en situación de calle, habría lanzado bencina incendiando todo el lugar, producto de lo cual muere calcinada su pareja y otra persona que no pudo escapar. Lidia Parra tiene dos hijas menores de 13 y 14 años.

Femicidio 17

Mayo: En Calera de Tango, la víctima es Ivone Lazo de 37 años, y su hijo de 7 años quien fuera asesinado por su padre Mauricio Jimenez de 46 años, quien posteriormente se suicidó. Los hechos ocurrieron cuando tras una alarma de incendio que afectaba a una vivienda del sector, bomberos tras apagar las llamas encontró tres cuerpos al interior de la casa.

Femicidio 16

Mayo: En la comuna de Hualpén, Región del BioBio, S.G. falleció quemada a manos de su pareja. Se confirmó que Guillermo Barahona Labbé es el autor del incendio del vehículo que le quitó la vida.

Femicidio 15

Mayo: En Lota María Loreto Zenteno Arellano, de 45 años, fue asesinada por su ex marido, quien le propinó una herida mortal con arma blanca, quien tenía una orden de no acercarse a la víctima.

Femicidio 14

Mayo: En el Quisco, una menor de 16 años, identificada como Lindsay Elizabeth Betancourt Torres, murió tras ser baleada por su ex pololo, de 26 años. El imputado tenía una orden judicial de no acercarse a la estudiante, pues la menor había presentado una denuncia en su contra por abuso sexual. El victimario se entregó a la Policía de Investigaciones, donde confesó su crimen.

Femicidio 13

Abril: En la comuna de Padre Hurtado, región Metropolitana, Daniela Pérez Alegría, falleció a manos de su ex pareja.

Femicidio 12

Marzo: En la comuna de Melipilla, Roxana Cisternas Valdés, de 28 años, fue asesinada con arma blanca por su cónyuge Jaime Armijo García, de 37 años. El victimario se suicidó tras cometer el crimen. La víctima había terminado la relación e interpuesto una denuncia por violencia intrafamiliar contra el sujeto y solicitado una medida cautelar.

Femicidio 11

Marzo: Sergio Lucero, de 44 años, asesinó a puñaladas a su ex conviviente, Lorena Baeza, de 39 años, en la comuna de Calera de Tango. El hombre quien desde febrero tenía prohibición de acercarse a la mujer por violencia intrafamiliar, llegó hasta el domicilio donde tras una discusión le propinó tres puñaladas a la víctima en el sector del cuello. Los vecinos, tras los gritos de auxilio de la mujer, llamaron a Carabineros cuyos efectivos hallaron a la víctima sin vida y al sujeto herido de gravedad a su lado, ya que se había autoinferido cortes en su abdomen. Lucero se encuentra internado en el Hospital Parroquial de San Bernardo en calidad de detenido.

Femicidio 10

Marzo: Rosa Dinamarca Astorga (45), habría sido asesinada por su conviviente Luis Parra Luengo (41), quien le propinó 8 puñaladas. El hecho ocurrió en la RM, comuna de San Miguel al interior de una media agua ubicada en un sitio eriazo en el sector de calle Santa Rosa. El agresor, fue detenido y pasado a control de detención y formalización. Se registran al menos tres denuncias previas por violencia intrafamiliar.

Femicidio 9

Marzo: En Puerto Montt, Eliana Bustos Carvajal, de 67 años, fue asesinada por su esposo Francisco Javier Molina Gutiérrez, de 62 años, quien atacó con arma blanca. El sujeto fue detenido por la PDI y se suicidió en el mismo cuartel policial, tras lanzarse de un tercer piso.

Femicidio 8

Febrero: En la comuna de Llay Llay, Región de Valparaíso, Rosa Galdames Montenegro, de 54 años, fue atacada con un arma cortopunzante por su pareja en su domicilio. El femicida, identificado como Ricardo Gallardo Fuentes, acudió a una comisaría de Catemu para confesar el crimen y entregarse a la Policía, lo que fue confirmado por el prefecto de Aconcagua, Marcelo Durán.

Femicidio 7

Febrero: Ide Mercedes Ruiz Vargas, de 33 años, falleció en la comuna de Castro, Región de Los Lagos, a manos de su conviviente Elicer Alejandro Álvarez Antinanco, de 35 años. Tras el crimen el sujeto se dio a la fuga y posteriormente fue detenido por Carabineros. No existían denuncias previas por violencia intrafamiliar.

Femicidio 6

Febrero: Recoleta, Región Metropolitana, Rosa Villalobos Alvarez (56 años), fue asesinada por su conviviente Arturo Tapia Gómez (54 años), quién le propinó diferentes heridas cortopunzantes en el cuerpo. El femicida también propinó cortes al hijo de 12 años de la víctima. Este se encuentra imputado. No se registran denuncias previas.

Femicidio 5

Febrero: Macul, Región Metropolitana, Gilda Calvanese Catalán (63 años), falleció tras diferentes heridas cortopunzantes a manos de su cónyuge Manuel Muñoz Olivares (60 años). No registran hijos menores en común. El homicida se encuentra prófugo. Se registran dos denuncias previas (2007 y 2013) por violencia psicológica.

Femicidio 4

Febrero: Comuna Paillaco, Región de los Ríos, María Elena Fuentealba Aravena (51 años), falleció a manos de su conviviente Luis González Águila (46 años), quién le propinó cortes con un arma blanca. La víctima tenía una hija de 13 años con el femicida. Se registran dos denuncias previas (2013 y 2014) por violencia psicológica.

Femicidio 3

Enero: En Cabrero, Región de Bio Bio, Orieta del Carmen Contreras (38 años), fue asesinada por su conviviente Jorge Melo Acuña (34 años), quien le propinó cortes, golpes y fracturas en su cuerpo. La víctima tenía una hija de 7 años en común con el femicida. Este confesó los hechos y se encuentra en calidad de imputado. No se registran denuncias previas.

Femicidio 2

Enero: En Talcahuano, Sandra Paine Faúndez (42 años) fue asesinada por su cónyuge José Illanes (41 años), quien le propinó 24 puñaladas.El agresor intentó suicidarse sin éxito y se encuentra detenido en el Hospital Las Higueras.

Femicidio 1

Enero: En la comuna de Olivar, Región de O’Higgins, Julia Castillo Figueroa de 32 años, falleció tras ser degollada por su esposo, Luis Humberto Carrasco de 35 años, en la vía pública. La víctima tenía dos hijos menores en común con el femicida. Julia Castillo había interpuesto el año 2013 dos denuncias por violencia intrafamiliar en contra de su cónyuge.

Para concluir, quisiera mencionar que en muchos de los casos hay antecedentes de violencia intrafamiliar. Lamentablemente, sabemos que en nuestro país, la red de protección que existe no es eficiente. Yo misma conozco un caso en el que una mujer fue a denunciar a su ex esposo por violencia y su declaración fue desestimada por carabineros. Meses después el tipo intentó atropellarla. Finalmente decidió alejarse de la ciudad, como única forma de protegerse. Estos casos se multiplican, pero no son denunciados.

El tema me interesa muchísimo, estoy en él, investigando todo el tiempo y si estás vinculado directa o indirectamente en uno de los casos de femicidio que no sea el directo, pueden escribirme a [email protected]

En twitter me encuentran en @AngelaBarraza

Comentarios

Necesitamos de tu apoyo!

Por el periodismo comprometido con el medio ambiente y los movimientos sociales de Latino América y el mundo.

Tu donación es fundamental para mantener el equilibrio informativo y para que podamos seguir haciendo mejor periodismo en bien de nuestra sociedad.

¿Por qué necesitamos de tu aporte?
  • Tu donación ayuda a un equipo de más de 30 personas puedan concentrarse en generar contenido de calidad y siempre a favor de los pueblos.
  • Permites que tengamos un sitio web sin sobrecarga de anuncios publicitarios. Queremos evitar al máximo la aparición de marcas y que nuestro contenido siga siendo siempre libre.
  • Ayudas a que las luchas de grupos medioambientalistas, pueblos originarios y organizaciones sociales tengan siempre un espacio con oportuna y amplia cobertura noticiosa.

Apóyanos y obtén tu ciudadanía :)

4,275,777FansMe gusta
273,687SeguidoresSeguir
333,380SeguidoresSeguir
16,800SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos