ONU advierte preocupación por la política migratoria de EE. UU.

La alta comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, señaló de forma tenue en un informe bastante condescendiente, que las medidas para el control del flujo migratorio no son las más adecuadas

Las políticas restrictivas que aplica Estados Unidos para disminuir el flujo de migrantes suscitan preocupaciones desde el punto de vista de los derechos humanos, declaró la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

«La política de migración restrictiva de EE. UU. causa graves preocupaciones en materia de los derechos humanos», dijo en su informe para el 43 período de sesiones del Consejo de la ONU para los Derechos Humanos, que se desarrolla en Ginebra del 24 de febrero al 20 de marzo.

Bachelet subrayó que «no se puede reducir el número de personas que intentan ingresar al país sin tomar en consideración las cuestiones de asilo y protección de los migrantes».

«Resulta especialmente preocupante la condición de los menores bajo custodia», afirmó.

El 13 de febrero el presidente de EE. UU., Donald Trump, anunció que había extendido su declaración de emergencia nacional en la frontera sur por otro año.

El mandatario advirtió al Congreso que se necesitan más medidas para abordar la migración ilegal, el tráfico de drogas y los problemas humanitarios en la frontera.

El Gobierno de Trump ha implementado varias políticas de inmigración, como el Protocolo de Protección al Migrante (MPP, por sus siglas en inglés), conocido como Permanecer en México, en un esfuerzo por desalentar a los migrantes de ingresar desde su vecino del sur a EE.UU.

La mayoría de los migrantes que buscan asilo en EE. UU. huyen de la violencia y la pobreza en Honduras, El Salvador y Guatemala.

Cortesía de Sputnik

Te podría interesar


¿Disfrutaste este artículo? Déjanos una propina

Compártelo

Comentarios