Prisión para 30 agentes de la DINA por ‘Operación Colombo’

91
Manuel Contreras

1837690

El ministro en vistas para causas relacionadas con violaciones de los derechos humanos en la Corte de Apelaciones de Santiago, Hernán Crisosto, dictó condena contra treinta agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) por su participación y responsabilidad en el secuestro de Luis Eduardo Durán Rivas. El joven de 29 años militante del Movimiento de Acción Unitaria -MAPU- fue secuestrado el 14 de septiembre de 1974 convirtiéndose en una de las 119 víctimas de la conocida como ‘Operación Colombo’.

El juez Crisosto condenó en calidad de autores a los agentes Manuel Contreras Sepúlveda, César Manríquez Bravo, Pedro Espinoza Bravo, Marcelo Moren Brito y Miguel Krassnoff Martkenko a cumplir penas de 13 años de presidio efectivo.

Otros 19 ex agentes de la DINA  deberán cumplir 10 años de presidio efectivo por su participación en el secuestro del estudiante Luis Durán Rivas en calidad de autores.

Por último, Armando Cofré Correa, José Jaime Mora Diocares, Moisés Campos Figueroa, Óscar la Flor Flores; Sergio Díaz Lara y Roberto Rodríguez Manquel, purgarán penas de cuatro años de presidio por su relación con el secuestro del joven en calidad de cómplices.

Estos treinta antiguos agentes de la DINA han sido condenados por el secuestro de Luis Durán Rivas, estudiante de Periodismo de la Universidad de Chile.

Luis eduardo duran rivasDurante la mañana del 14 de septiembre de 1974, Luis Eduardo Durán Rivas, militante del MAPU fue detenido al salir de su domicilio ubicado en Pasaje Matte N°956 -Santiago- por agentes de la Dirección Nacional de Inteligencia.

El joven de 29 años fue trasladado hasta el recinto de detención de la DINA denominado ‘José Domingo Cañas’ ubicado en la comuna de Ñuñoa. Posteriormente lo llevaron hasta otro centro de detención clandestino, el conocido como ‘Cuatro Álamos’ ubicado en Calle Canadá nº3000.

Relacionado:  Covid-19: Agrupaciones reiteran llamado a implementar medidas especiales para personas con algún grado de dependencia

Estos recintos estaban custodiados por guardias fuertemente armados y sólo podían acceder a ellos agentes de la DINA, treinta de los cuales han sido condenados a penas de prisión de hasta 13 años por el juez Hernán Crisosto.

Después de ‘Cuatro Álamos’, Durán Rivas fue trasladado al cuartel Villa Grimaldi, último lugar donde el joven fue visto con vida antes de su desaparición. A partir de testimonios de sobrevivientes, el juez Hernán Crisosto supo que durante su estancia en los cuarteles, Durán Rivas fue sometido a duros interrogatorios bajo tortura y permaneció siempre vendado y amarrado.

El objetivo de la DINA entonces era obtener información sobre los integrantes de agrupaciones políticas de izquierdas para poder detenerlos.

Tras su desaparición, en 1975 el nombre del estudiante de periodismo apareció en la lista de víctimas de la denominada por la propia DINA como Operación Colombo. Ésta se basaba en la cooperación de los servicios de inteligencia con los medios de comunicación para convencer a la opinión pública de que las desapariciones de detenidos no existían. La operación Colombo se basó en atribuir sus muertes a rencillas políticas internas.

El 25 de junio de 1975 apareció una lista en la revista ‘O’dia’ de Brasil con 59 nombres de personas pertenecientes a la izquierda que habían muerto a causa de altercados y disputas internas entre los miembros de la organización. Entre esos nombres se encontraba el de Luis Eduardo Durán Rivas, una de los 119 víctimas de la Operación Colombo orquestada por la policía secreta del régimen militar del dictador Augusto Pinochet.