Rafael Correa llama a rebelarse contra la dictadura de las corporaciones mediáticas

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, dijo este sábado que el conflicto judicial contra los directivos de diario El Universo ha permitido descubrir la decadencia en la que se encuentra el sistema interamericano de Derechos Humanos y en manos de quién están los comisionados del Comité Interamericano de Derechos Humanos, CIDH

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, dijo este sábado que el conflicto judicial contra los directivos de diario El Universo ha permitido descubrir la decadencia en la que se encuentra el sistema interamericano de Derechos Humanos y en manos de quién están los comisionados del Comité Interamericano de Derechos Humanos, CIDH.

Además, el presidente ecuatoriano llamó a los pueblos latinoamericanos a «rebelarse» contra la «dictadura» que, según él, ejercen en la región los medios de comunicación ligados a grupos poderosos.

Esto, a raíz del reciente juicio que ganó contra el periódico El Universo, por el artículo «No a las mentiras» del periodista ecuatoriano Emilio Palacio. Indicó que se lo acusa de atentar contra los derechos humanos por haber ganado un juicio a “los todopoderosos de siempre” y explicó que «hemos cometido el pecado de vencer a la prensa corrupta y sus mentiras, y eso (para la CIDH) es atentado a los Derechos Humanos», dijo al reiterar la lectura el próximo lunes de una carta abierta al pueblo ecuatoriano sobre el juicio al diario.

En el fondo, subrayó, buscan que no haya responsabilidad ulterior (en la prensa) y debemos rechazar la trampa de que por ser presidente o autoridad pública tenemos menos derecho a responder cuando somos insultados o acusados de criminal de lesa humanidad.

El mandatario se refirió así tras la solicitud de medidas cautelares formulada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en favor de tres directivos y un exeditorialista del diario El Universo, condenados a prisión y una multimillonaria indemnización en un juicio por injurias presentado por Correa.

Críticas a los organismos de DD.HH

“Yo sé que ahí hay buenas personas (en el CIDH), no se trata de un ataque personal sino una critica conceptual. Esto está apoderado por países hegemónicos, hablemos claro, de Estados Unidos”, precisó el mandatario durante su informe semanal de actividades, Enlace Ciudadano.

Deploró, como lo ha hecho en anteriores ocasiones, que la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos esté ubicada en Washington, EE.UU., cuando ese país no es signatario de la Convención de Derechos Humanos. Correa dijo que la CIDH está tomada por “el gran capital, los grandes negocios (que hay) detrás de los medios de comunicación”.

“Está tomado por el oenegecismo (sic), gente que tiene en su cabeza luchar contra los estados represores, totalitarios de la década del sesenta, y no entienden que ahora en América Latina hay estados progresistas que está cambiando la historia con inmenso apoyo popular y que la dictadura tienen los medios de comunicación como lo dice hasta el Papa Benedicto XVI”, expuso.

“Ya estamos curados de espanto, a nosotros no nos van a sorprender”, sostuvo y mencionó que la única relatoría que tiene financiamiento propio es la de la libertad de expresión y cuestionó si ese derecho es más importante que el de los discapacitados y de los indígenas.

El Ciudadano