“La confidencialidad se consagró desde el primer momento", dijo el ex Presidente

Siguen los desmentidos a Lagos: «Declaré en la comisión Valech y nadie me advirtió que sería un secreto por medio siglo»

Manuel Cabieses, histórico director de Punto Final, declaró que "los ex presos políticos queremos que se conozcan los padecimientos sufridos y los nombres de los oficiales que torturaron, asesinaron e hicieron desaparecer detenidos. El silencio sólo favorece a los genocidas".

En una breve pero contundente declaración pública, titulada «Sobre el silencio de medio siglo», el ex prisionero político e histórico director de Punto Final, Manuel Cabieses Donoso, sumó su voz al desmentido generado por las declaraciones del ex presidente Ricardo Lagos, respecto a los 50 años de secreto del informe Valech.

«Declaré en la comisión Valech y nadie me advirtió que sería un secreto por medio siglo. Por el contrario, los ex presos políticos queremos que se conozcan los padecimientos sufridos y los nombres de los oficiales que torturaron, asesinaron e hicieron desaparecer detenidos. El silencio sólo favorece a los genocidas», señala la declaración de Cabieses.

El periodista agrega que «los que conocimos la brutalidad en comisarías de Carabineros, Ministerio de Defensa, Estadio Chile, Estadio Nacional, Campo de Prisioneros de Chacabuco y Cuatro Alamos -y que finalmente fuimos expulsados de nuestra Patria-, queremos que esa experiencia sea reconocida por el Estado como parte de la historia de Chile».

Esta semana, el ex presidente Lagos se refirió al denominado «pacto de silencio» de la Comisión Valech I, interpelado en esta ocasión por el diputado del PC, Hugo Gutiérrez (PC). El ex mandatario declaró que las críticas surgen «porque no han leído el informe», apuntándolas como «una falta de respeto para él y para los integrantes de la instancia».

La defensa continuó este viernes, donde según El Mostrador, reiteró su defensa a la confidencialidad de dicho informe y dijo que “la confidencialidad se consagró desde el primer momento. El proyecto de ley consagra lo que estaba en el decreto, y el decreto es el decreto que crea la comisión. Entonces nadie tiene derecho a decir -porque es una falsedad-, que la reserva se hizo después que los denunciantes habían declarado”.

Las declaraciones salieron rápido, los desmentidos también. Casi al unísono, la presidenta nacional de UNExPP, Nelly Cárcamo, publicó una carta abierta donde manifestó: «Señor Lagos, al enterarme de sus dichos emitidos, no pude evitar indignarme, y sentir la necesidad de decirle un par de verdades. Señor Lagos, no venga con este tipo de patrañas, para justificar lo injustificable, ni use a otras ‘personas nobles’ y otros hechos de la historia, que no son comparables. Basta de querer reírse de la inteligencia de los sobrevivientes de la prisión política y de la tortura y de todos los chilenos. Nos falta gravemente el respeto».

«Usted con el artículo 15 de la Ley 19.992, buscó proteger a criminales de lesa humanidad, a los torturadores, evitando que éstos sean juzgados, por los graves delitos cometidos, considerados delitos de lesa humanidad», sentenció Cárcamo, añadiendo que «los miles de ex prisioneros políticos que aún seguimos vivos, sabemos que nunca solicitamos el secreto sobre nuestros antecedentes. Es más, las entregamos llenos de esperanza, de que nuestro testimonio serviría para terminar con la impunidad. Lamentablemente no contamos, con la traición que se estaba maquinando, entre usted y el General (r) Juan Emilio Cheyre, su protegido, hoy acusado por participar en delitos de lesa humanidad», expresó la mujer.