Tras detención por toma de fundo

“Te salvaste indio conchetumadre”: Lonko Víctor Queipul denunció amenazas de muerte de Carabineros

Comunero mapuche señaló ante el magistrado de Mulchén que, mientras se encontraba en la comisaría de Los Ángeles, llegaron unos 20 policías, quienes "hablaron de que tenían la intención de 'darme de baja' (...) pero que habían perdido la oportunidad". La autoridad ancestral reconoció a uno de sus agresores que se encontraba en la sala durante el control de detención de este martes.

Por segunda vez en un mes, durante la jornada de este lunes integrantes de la comunidad indígena “Licancura” ingresaron al fundo Ranquilco, ubicado en el límite de las comunas de Mulchén y Collipulli. La ocupación, efectuada por medio centenar de comuneros, comenzó a las 6:00 horas de la mañana y tuvo como objetivo reclamar un derecho ancestral sobre las tierras.

Y como ocurrió también durante la primera toma, a eso de las 15:00 horas un gran contingente de Fuerzas Especiales de Carabineros llegó hasta el fundo Ranquilco para desalojarlo, acción que terminó con 11 detenidos, entre ellos Víctor Queipul, Lonko de Temucuicui; Rodrigo Curipán, Werkén del Lof Rankilko de Ercilla, y Grisel Ñancul, Werkén de la comunidad Likankura.

A través de la cuenta en Facebook del Lof Malleco, se denunció que junto a los policías, llegaron a desalojar el fundo “particulares fuertemente armados”.

“Tenían la intención de ‘darme de baja'”

Sin embargo, no fue la única denuncia realizada por los ocupantes, ni tampoco la más grave. De todos los detenidos durante la tarde del lunes, solo permaneció en esa calidad Víctor Queipul. Pasó la noche en la 1era Comisaría de Los Ángeles y la mañana de este martes fue su audiencia de control de detención en el Tribunal de Garantía de Mulchén. Fue en ese momento en que el Lonko, frente al magistrado, aprovechó para realizar una grave acusación en contra de funcionarios de Carabineros, la que reprodujo en conversación con El Ciudadano. 

Relató que antes de ser trasladado hasta el tribunal, llegaron hasta el calabozo de la comisaría alrededor de 20 funcionarios de Carabineros uniformados y de civil, quienes comenzaron por criticarlo por, supuestamente, estar recibiendo un “trato especial”. Luego de eso, dice, el accionar de los policías se volvió más violento. “Me empezaron a amenazar, y eso la verdad es que ya hace un par de años que no lo había escuchado”, indica. Queipul detalla que “ellos (los carabineros) hablaron de que tenían la intención de ‘darme de baja’, que en el momento de mi detención en el predio, en la recuperación de tierra en Ranquil con la comuna de Mulchén, era el momento en que tenían que ‘darme de baja’, pero que habían perdido la oportunidad”.

El Lonko agrega que le hicieron ver que esto último ocurrió porque a través de las redes sociales circuló la información de su detención, “y que por eso no lo hicieron conmigo hoy día”. “Pero me amenazaron de que en cualquier parte donde me encontraran tenían la intención de ‘darme de baja’, con eso me empezaron a amenazar”, insiste.

Junto con ello -y en ese mismo espíritu amedrentador- añade que fue insultado. “Te salvaste hueón, indio conchetumare”, le relató al magistrado que recibió como agresión de uno de los policías.

“Me insultaron, me provocaron, me desafiaron e, incluso, después me esposaron, y ahí ellos decían que tenían todas las posibilidades, en cualquier momento, que tenían todos los medios para, de alguna manera, ‘darme de baja'”, agrega.

Además de eso, el Lonko le advirtió al juez que uno de los policías de la Sipolcar (Servicio de Inteligencia Policial de Carabineros) que más lo amenazó, se encontraba justamente en la sala al momento del control de detención, quien junto con ser acusado fue fotografiado a petición de Queipul por la gente que acompañó al comunero durante la mañana. Con ese material, adelantó que lo denunciará formalmente a la Justicia.

Queipul señala que el magistrado del Tribunal de Garantía de Mulchén accedió a que se investiguen las graves denuncias expuestas por él.

Compártelo

Comentarios