Tras 10 meses encarcelados, Justicia falla en favor de hermanos mapuche: Acusan montaje

Mientras por fallo unánime uno de los acusados fue absuelto de los dos cargos que pesaban en su contra, el otro quedó de todas formas con arresto domiciliario nocturno. La defensa de los comuneros sigue sosteniendo la tesis de montaje y desde su entorno se acusa además a funcionarios de Carabineros de torturas.

Tras 10 meses encarcelados, Justicia falla en favor de hermanos mapuche: Acusan montaje

Autor: Nicolás Massai
23/05/2017

Hermanos Mariñan el día lunes 22 de mayo en el Tribunal de Cañete.

Este martes 23 de mayo fue un día crucial para el caso judicial que involucraba a los hermanos Mariñan, mapuches miembros de la comunidad María Colipi, ubicada al sur de la provincia de Arauco, entre Tirúa y Cañete. Una acusación realizada por el Ministerio Público -que les atribuía el porte ilegal de armas y municiones- los tenía cumpliendo una orden de prisión preventiva en la Cárcel de Lebu desde el 13 de julio de 2016, es decir, hace poco más de diez meses.

«La acusación era que ellos estaban en un camino rural, ambos en posición de tiro, con armas descargadas, haciendo no sé qué», explica Nelson Miranda, abogado defensor de Juan Carlos y Javier Mariñan Millahual.

Pese a los testigos presentados por la Fiscalía –varios funcionarios de la Sipolcar de Carabineros, acusados por la comunidad María Colipi de tortura y de cargar con armamento a terceros–, el Tribunal Oral en lo Penal de Cañete, en fallo unánime, absolvió a los dos hermanos por porte de municiones, acusación por la que arriesgaban hasta 3 años de condena, según el jurista.

Juan Carlos Mariñan también fue absuelto por la acusación de tenencia y porte de armas. “(El rifle) ni siquiera estaba inscrito, no había orden de robo, nada, el montaje está muy malo. El perito de Carabineros fechó su fabricación en 1870”, comenta Miranda.

La resolución, eso sí, no fue igual para Javier Mariñan. «Lo condenaron por la tenencia de un arma hechiza. Que era más o menos sofisticada», cuenta el abogado.

Abogado Nelson Miranda

Esto último, sin embargo, deja entrever la versión a medias que logró acreditar la Justicia a partir del relato de los carabineros pertenecientes a la Sipolcar (Servicio de Inteligencia Policial de Carabineros).

«Tú no puedes creerle a un funcionario público en lo que te conviene y en lo otro no. O sea, el tipo miente o dice la verdad. De hecho, la acusación era por porte de armas y municiones. No le creen en lo de municiones, tampoco se acredita el porte de uno de los peñi, y sin embargo sale condenado un peñi por el hecho del arma hechiza, que a todo esto tiene una pena más alta por la Ley de Control de Armas. Hay una paradoja», analiza Nelson Miranda.

Por el momento, se suspendió el cumplimiento de la sentencia de Javier Mariñan; únicamente le pesará una medida cautelar mínima de arresto domiciliario nocturno. Están a la espera de que el Tribunal Constitucional (TC) emita un fallo respecto del requerimiento que ha sido presentado por la defensa, que guarda relación con los beneficios a los cuales el condenado podría acceder por su irreprochable conducta anterior.

«El cambio de la Ley de Control de Armas implica ahora que todas las penas se cumplen de modo efectivo. Y la agenda corta, más encima, indica que no pueden considerarse atenuantes (N.del R: que, en este caso, disminuiría la gravedad a la hora de la condena). Es una doble penalidad que va contra todo principio a nivel internacional. Lo más probable, ya que han habido fallos favorables en el TC, es casi seguro que saliendo ese fallo el peñi Javier tenga altiro los beneficios correspondientes, de confirmarse la sentencia», agrega.

De nuevo la Sipolcar

Antes de que comenzara el juicio, la comunidad María Colipi publicó un comunicado en el que contaban quiénes eran los efectivos de este organismo de Carabineros involucrados en el incidente.

«Llegamos al juicio confiados en que saldrán libres de las mentiras urdidas por los Tenientes David Gaete y Nicolás Concha, efectivos de la Sipolcar involucrados en distintos hechos delictuales contra comunidades mapuche», reza el texto.

Comunidad María Colipi. Foto: http://vozenfugacalle.blogspot.cl/

Además, agrega que ambos funcionarios policiales son «verdaderos delincuentes armados por el Estado para reprimir de cualquier forma, a las comunidades mapuche, sin respetar ni la ley, ni tampoco la integridad física y psicológica de mujeres y niños, como se vio en el baleo a Miguel Huenchuñir hace poco más de un mes, o la tortura a la familia Lepicheo-Llanquileo en Huentelolén hace un par de semanas».

Hubo también algunos cabos sueltos respecto de la jornada que se vivió este lunes en el Tribunal de Cañete. Según acusa Luis García-Huidobro, ex seminarista jesuita y actual comunero mapuche de Tirúa, no se les permitió grabar ni fotografiar a estos mismos policías que declararían en calidad de testigos.

Cuenta que llegaron con un aspecto diferente, tanto así que uno de ellos se acomodó un peluquín en la cabeza. «El más freak de todos, ganando premio especial en el show, fue el Cabo Víctor Jara, que llegó también de anteojos, pero además con un ridículo peluquín (…) nunca había visto algo tan ridículo en un tribunal de la república», escribió.

En tanto, la defensa encabezada por Nelson Miranda declaró durante el proceso que fueron cuatro camionetas las que encajonaron a los hermanos Mariñan. En el juicio, los testigos que pertenecen a la Sipolcar declararon que fueron solo dos vehículos. Lo otro que se acreditó a lo largo del proceso -agrega Miranda- es que Javier, al momento del altercado, no podía caminar por una reciente operación.

«Estaba inválido al momento de la detención. Se acreditó durante el juicio. Fue inclusive el médico que lo operó, y que lo estuvo tratando. Dijo que él no podía apoyar la pierna derecha (…) justamente no hicieron declarar a uno de los policías de la Sipolcar que había declarado anteriormente que Javier estaba con muletas en la calle (…) no podía bajarse solo de la camioneta», dice Miranda.

Ahora solo falta esperar la resolución del Tribunal Constitución.


Comenta

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Relacionados