es Spanish

Un chileno perseguido por el Servicio de Inteligencia Sueco

Relato en primera persona de Andrés Bianque:

En marzo del 2005, la policía sueca irrumpe en la casa de mí entonces pareja, buscando el paradero del peligroso inmigrante ilegal, el carpintero chileno. José F. Vergara. (C.I 10.365.548-K) .Un video compartiendo la navidad con él, nos incrimina categóricamente. Multa de 37.000 coronas. Expulsión inmediata del inmueble. Más marca policial en los antecedentes personales por ayudar a inmigrantes.
El registro: Juzgado de Estocolmo. Caso número: 0403-13-76566. Yngve Olsson. Sven Gynnegren. (Anexo 1)

En su búsqueda, la policía encuentra un manojo de panfletos, los cuales contienen instrucciones de cómo protegerse de la policía y cómo atacar si es necesario.
La policía común, llama velozmente a la Policía Secreta Sueca, (SAPO)
Caída la Unión Soviética en los 90, se dedican al ocio. Después del ataque a las torres gemelas, son parte de la caza de brujas.
Llegan al inmueble y sellan todo, recolectan “el material subversivo”, y se van. No se puede ingresar a la casa. Estamos con lo puesto. Mi hija, ella y yo.
La incertidumbre crece. Nadie nos contacta. Nada de nada. ¿De qué se nos acusa?

Contactamos al sujeto a cargo de la investigación. El súper agente secreto Anders Jonsson, (C.I. 651001-7631) el cual, el mismo día nos dice: “No es su problema si tenemos donde vivir o no, y que no nos puede decir de qué se nos acusa”. Días después, le rogamos poder sacar algo de la casa, y nos responde que: “No tiene ganas de atendernos o dejarnos entrar al departamento”. (SIC)

Recurrimos a Amnesty Internacional, “Esto no es de nuestra competencia” nos dicen por primera vez, de un total de cuatro intentos en todos estos años.
A las dos semanas, llaman a mi ex a una interrogación relámpago. En esa misma ocasión, en un ataque de bondad, le conceden 20 minutos para que saque la mayor cantidad de cosas posibles de la casa, obviamente acompañada de un par de agentes.
Tomó lo que más pudo en esos 20 minutos. Desde Abril del año 2005, hasta la fecha en que escribo, el gobierno de Suecia, tiene todas nuestras cosas en algún lugar de sus dominios.

Interponemos una denuncia en contra de la Policía Sueca el día 31 de Marzo, 2005. Queja recibida y firmada por la secretaria de la Junta Nacional de la Policía Nacional, (JNP) Eva Bergstamm. (Anexo 2) Un Ombudsman nos contactará dentro de los próximos 14 días. Hecho que jamás ocurre.

25 de mayo, primer reporte en la Corte de Estrasburgo. Juez Peter Jann e Ivonne Leonné. Número de caso: 200502-05-78-677-64-82
Agosto, Peter Jann decide a favor nuestro: EN.S-0510-368209-27. Resolución: (F-40/05)

La policía intenta encontrar alguna pista que les de la razón en sus sospechas y que realmente preparamos Actividades Terroristas. Caso: 0403-22-76866 (Anexo 3).
No hay nada. Deciden hacer un arreglo fechado el 28 de Octubre del 2005. Ofrecen 3.800.000 Coronas suecas, trato que concluye en 4 millones. Ciertos tecnicismos indican que yo nada tengo que ver en el asunto. La demanda era contra mi ex, por ser su nombre el que figurara en el contrato de arriendo y por mucho que preguntaran por mis actividades, legalmente yo estaba ajeno al proceso.

Parece bien el arreglo. Pero yo escribiré en extenso acerca de todo esto. Sin embargo, nos llega un segundo documento firmado, por Kjell Erik Enestam. Nos cuenta que han olvidado agregar mi nombre, que el error es suyo y que debería firmar. Telefónicamente indican lo positivo que sería mi firma, aparte que agilizaría todo. Esto porque realizo artículos y escritos en ciertos medios y que por la naturaleza de mi actividad, sería muy inconveniente que yo comentara todo este asunto. (Anexo 4)

Aumentan el trato con 1.500.000 más, siempre y cuando yo signe el contrato.
Yo les digo que no firmaré nada. Rechazo absolutamente la oferta.

Acuerdo jurídico Policía Secreta de Estocolmo. Caso número; 0403-22-76866
Agentes responsable en gruesos errores de servicio:
Lars Malm, (C.I. 5002028992), Anders Jonsson, (C.I. 6510017631), Kjell Malmqvist, (C.I. 5808296553), Axel-Olof Lundqvist (C.I. 6111314419)
Acuerdo firmado por el Jefe de la Sección de la Policía Secreta: Kjell Erik Enestam. (Anexo 5)

Lamentablemente al otro día, mi ex, de vuelta del Hospital, me cuenta que le ha sido diagnosticado cáncer y hay varios tumores esparcidos. Admito que un cúmulo de sensaciones es más fuerte que las convicciones y firmo pensando en ocupar parte de ese dinero en Cuba, donde está la medicina más avanzada del mundo.
Se deposita el mencionado dinero por la policía. 5.374.000.00. (Anexo 6) Pero, no podemos tocarlo. Se nos acusa de romper el trato de silencio al haber contactado a Amnesty Internacional meses atrás.

Finales del 2005, Peter Jann toma otra decisión de la corte a favor nuestro: F124/05
Inicios de 2006. Juez Jan Klucka realiza otra decisión a favor nuestro: T-274/06
La jueza, Julianne Kokott realiza una orden de caso, bajo el número: F96/06

Junio, 2006. La policía amenaza que harán interrogaciones cualquier día y a cualquier hora. Encontraron nuevas pruebas. Después de mucho presionar y amenazar con evitar el pago decidido por la Corte de Justicia de la UE y aconsejados por el único abogado honesto que hemos tenido, Lasse Peivolanmaki, aceptamos el nuevo trato que propone el Gobierno de Goran Persson.

Agosto 8, La Junta Nacional de la Policía (JNP) envía el contrato. Guardaremos estricto y absoluto silencio, hasta pasadas las elecciones de septiembre.
El acuerdo está sustentado en dos partes. Una por parte de la JNP de Suecia, y otra por parte por personeros del Gobierno sueco y civiles. Sin embargo, esas personas que avalan este trato, no serán públicas, ni sus identidades conocidas en este acuerdo**. Sólo en caso de que el acuerdo no se cumpla en la fecha señalada, se entregará la lista con los avales. Las dos partes del contrato serán guardadas por autoridades finlandesas, específicamente, en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Finlandia.
La JNP, pagará una indemnización por tres distintos casos, un total de 85 millones de coronas suecas al número de cuenta 358-40xx. A más tardar el 30 de Septiembre 2006.  Si el acuerdo no se cumple exactamente como está escrito en el contrato, La JNP, deberá pagar la indemnización multiplicada por cuatro. Asimismo, los responsables de la JNP, más el gobierno, serán acusados de fraude y crímenes contra la legislación sueca. Nosotros tendremos acceso a la lista de avales civiles del contrato, más el dinero pactado.
Firman el contrato: Director Nacional de la Policía Sueca (Rikspolisstyrelsen), Stefan Stromberg. Jefe del Departamento de Investigaciones, Johan Uddevall. (Anexo 7)

Fredrik Reinfeld gana las elecciones. Nada se cumple el 30 de septiembre de ese año.
Octubre, contactamos a Roberta Alenius, secretaria asistente, de Fredrik Reinfeld. Nos llama de vuelta y nos informa que Reinfeld pide tiempo para resolver todo de una manera decente. El Gobierno de Reinfeld habla con la Corte Europea y el presidente de la misma, señor juez, Vassilios Skouris toma la desición número T-169/06 y le concede al gobierno sueco más tiempo para resolver el caso por ellos mismos.

El hijo de nuestro abogado muere en un accidente, al tiempo, nuestro abogado fallece de un ataque cardíaco. La viuda nos llama para culparnos de su muerte a raíz del caso.

Año 2007. Contactamos al Ministro de relaciones exteriores de Finlandia, el señor
Ilkka Kanerva, quien nos recomienda hablar con el Ombudsman de la Corte Europea.
Alguien de la Corte Europea se hace pasar por miembro de la organización, Human Rights Watch.  Investigarán. Nuestro abogado ahora es el alemán, Gregory F.

Febrero, la policía junto a la Oficina nacional de Cobranzas, desaloja de su casa a mi ex pareja. Indican que no ha sido pagado el arriendo en meses.
Existen los comprobantes de pago del banco Swed-Bank. La desalojan igual.

Contactamos a la Ministra de Justicia,  Beatrice Ask y su asistente, Alexandra Hlebb. Prometen solucionar nuestro caso de una manera decente. Ofrecen un departamento ubicado en Solna, Estocolmo, calle Ankdamsgatan 4, 3er piso. Visitamos el departamento. Un día antes del traslado llaman. El departamento no va por problemas administrativos.
Beatrice Ask, promete cada vez que nos llama, que el peligroso y clandestino inmigrante chileno, José F. Vergara, le será concedida una residencia definitiva, más dineros extra por la demora en nuestro caso. Cada vez que llama ofrece más y más dinero extra.

Septiembre 2007, Vassilios Skouris toma una nueva desición: T-234/07.
Cinco diferentes países estarán desde ahora a cargo de resolver nuestro caso.
Francia, Inglaterra, Finlandia, Alemania y Dinamarca. Finlandia y el ministro, Ilkka Kanerva tendrán la responsabilidad mayor al respecto. (Anexo 8)
El ministro Kanerva no hace nada. Es más, el gobierno fines no sabe de nada del proceso.

Vuelven a encontrar pruebas que nos acusan (Sapo). Orden de arraigo. Salimos de Suecia con nombres falsos. Concedemos una entrevista a la televisión nacional finlandesa, YLE. Los periodistas, Tero Koskinen y Arto Valiaro, quedan con toda la documentación del caso. Se nos paga una cantidad debido a la exclusiva. El dinero se deposita en un nuevo banco. El banco finés, Osuuspankki. El dinero es retenido por orden del presidente del banco, Erkki Erala, bajo diferentes excusas.

Noviembre-Diciembre nuevamente contactamos a Fredrik Reinfeld. Nos promete hablar con la “gente importante” que está detrás del contrato grande de los 85 millones.
Enviamos la noticia a los medios de comunicación de Suecia, más partidos políticos.
Expresen, Dagens Nyheter, Metro, AftonBladet, Televisión nacional sueca, Canal 4 de Suecia, Parlamento sueco, Contraloría. Partido Socialdemócrata, Partido de izquierda, Partido cristiano. Partido del centro, Partido Comunista, Partido de la gente, Radio nacional sueca, representantes suecos en el parlamento europeo, etc.
Concedemos una entrevista de horas al periodista estrella de la televisión sueca, SVT, Mikael Persson. Investigará nuestra denuncia. Jamás volveremos a saber de él.
Fredrik Reinfeld no recibe ayuda alguna de ninguno de los involucrados en el contrato de los 85 millones. Será el mismo quien solucionará este problema. Nos llama  y pide tiempo para vender ciertas acciones que posee.
El Siete de Enero se nos realiza un depósito de 9.850.000 coronas suecas por parte del S. Finans bajo el número de transacción: 81722 en el banco Swed-Bank. (Anexo 9)
Al mismo tiempo, la Oficina Nacional de Cobranzas, congela la operación por no pago de multas de tránsito. Fredrik Reinfeld, se disculpa, insiste que Maud Olofsson, Vice-Primer Ministro de Suecia, es la persona que está deteniendo el dinero. “No hay que hacer un pago privado que parece ser como por debajo de la mesa. No se ve bien”. (SIC)

El abogado Gregory F. cuando nos tiene que traer los papeles del caso, nos llama y dice que no pudo, porque fue sorprendido con algún tipo de arma en el aeropuerto. Nunca más volveremos a saber de él.
Nuevo abogado, Kjell Jonsson y estrecho contacto con su asociada, Anna Wigenmark.

Enero, comienzo a recibir cartas de la Oficina Nacional de Cobranzas (Kronofogden) Insisten que no he pagado el arriendo. Muestro los comprobantes de pago respectivos.
Febrero, en Finlandia mi ex pareja se reúne con la Ministra de Justicia, Tuija Brax.
Ésta, ofrece un cheque por una suma cuantiosa para terminar definitivamente nuestro caso. Pero, Reinfeld ha hablado personalmente con el Ministro de Finlandia, Matti Vanhanen, y se ha comprometido a resolver, una vez más, nuestro caso.

Kjell Jonsson, desaparece del caso, su esposa ha muerto. No puede hablar justo ahora. Lo esperamos semanas. Necesitamos nuestros papeles. Jamás volveremos a saber de él.

Nuevo abogado, William Dagneberg, del Partido de los Sindicalistas.
La policía secreta ha encontrado nuevas pruebas, en contra nuestra, mi ex, es interrogada nuevamente. W. Dagneberg, está en la interrogación, la cual consiste en preguntar insistentemente a qué dedico mi tiempo libre.

Abril 16, me despiertan de un suave puntapié. Gentes de la Oficina Nacional de Cobranzas, más la policía, me obligan a retirarme del departamento por no pago del arriendo en varios meses. Enseño las boletas de pago. El representante de la Oficina Nacional de Cobranzas, Kristian Halldín,  me concede 5 minutos para que me vaya. No alcanzo a tomar nada. Me sacan con lo puesto.
Destruyen bastantes cosas y hurtan varias más. Papeles de nuestro caso por ejemplo.
Abril, vamos a Finlandia y contactamos a la Secretaria General de la Asociación de Derechos Humanos Finlandesa, Kristiina Kourus. Ella nos pone en contacto con Martin Scheinin, relator especial de las Naciones Unidas. Se inicia una investigación en la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Voy a Swed-Bank con los comprobantes de pago del arriendo. Un alto ejecutivo me explica que son falsos. Le sugiero que llame a la policía ante la gravedad de la acusación. Espero dos horas sin que nadie aparezca. Al próximo día me llama un policía y me dice que quiere conversar conmigo acerca de toda la “mierda” (Sic) que estoy hablando de la policía sueca y el banco. El próximo día, espero en la Estación de Policía de Solna. Un policía de civil, me pregunta mi nombre y me increpa en forma vulgar y amenazante.
En la sala de interrogación me muestra todos los papeles del banco que yo he dejado en la entidad días antes, además de papeles de nuestro caso. Contratos, depósitos etcétera.
Me acusa de drogadicto, enfermo, anormal y de un cuanto hay. Que termine de ensuciar
El buen nombre de la Policía Sueca o sino lo voy a lamentar.
Le digo que me detenga, insiste que todo lo he falsificado yo. Le vuelvo a decir que me arreste. Sólo me mira. Termino la conversación sulfurado y lo insulto fuertemente, hago un escándalo mayúsculo. Nadie hace o dice nada. El nombre del policía a cargo de la Interrogación es Kent Erikssen, el cual no se da cuenta que he grabado toda la conversación con mi teléfono celular. (Anexo 10).En vano intento hacer un reporte contra él. En dos ocasiones más hago un escándalo de proporciones en la policía sin ningún resultado.

Nuestro abogado, Willian Dagneberg se retira del caso: “el caso es demasiado para mi, aquí el nivel es demasiado alto” (SIC) Nunca más volveremos a saber de él.

Junio, nuestro caso es revisado por gente de la ONU. El 13 de Junio, nos llega un documento firmado por Charles Radcliff sacando del caso a Martin Scheinin por inmiscuirse en forma demasiado personal en nuestro caso. (Anexo 11)
Charles Radcliff conversa en varias ocasiones con nosotros pidiéndonos paciencia por un par de semanas más. Llamo a Charles Radcliff, desde un teléfono privado y me entero que el jamás ha enviado papel alguno y que no conoce nuestro caso, mucho menos conoce a Martin Scheinin y que jamás ha hablado con nadie de nosotros. Nuestras sospechas son confirmadas. La policía ha venido realizando suplantación de identidades en reiteradas ocasiones. Llamadas respecto a nuestro caso llegan a sus cuarteles

Martin Scheinin vuelve al caso. Se compromete una investigación completa en relación a la misteriosa carta que le fue enviada. Nada se ha hecho hasta la fecha.
15 de Junio, Martin Scheinin abre una cuenta en el Swiss-Bank, para efectuar el depósito de la compensación, la cual será pagada por la ONU y después cancelada por el gobierno de Suecia.

Zúrcher Kantonalbank. Número de cuenta; 655-46-772621-13
Encargado de la cuenta: Mr Hervé Cerrvezét. Depósito de apertura: 5000 euros.
(Anexo 12)

Junio 25, juez, Lionell Du Bois, recibe el caso en La haya. Número: UN808/0805-2212
Julio 1ro.nueva desición a favor nuestro en La Haya. Jueces; Leonid Skotnikov y Ronny Abraham. La presidenta de la Corte Internacional de Justicia, Rosalyn Higgins está al tanto. Peter Tomka da un nuevo número de caso: 11322-0805-200503-221

La Policía Sueca nos vuelve a acusar. Tienen nuevas pruebas contra nosotros.
El vicepresidente de la Corte Internacional de Justicia, el señor juez, Awn Shawkat Al-Khasawneh aprueba la petición y acusación por parte del Gobierno sueco, según nos informa Peter Tomka.
Rosalyn Higgins se excusa en reiteradas ocasiones y promete resolver nuestro caso a la brevedad posible. Extrañamente, la policía sueca, ha desistido de presentar acusaciones.

Octubre 10, caso en la Corte de Helsinki (Käräjäoikeus) contra del presidente del Banco Osuuspankki, Erkki Erala. Declara haber recibido la petición por parte de la Policía Secreta Sueca (Sapo) de impedir el pago depositado por la televisión finlandesa, YLE.
Nos representa, Martin Scheinin. Número de caso: 08-22418, señor juez, Oskari Purinen. Resolución: Culpable de soborno, estafa y gruesos errores en su profesión. Sentencia, 6 meses de cárcel. Indemnización de 340 mil euros, acordada en la resolución: 10/08-112-B.
(Anexo 13, 13a)

Martin Scheinin desaparece. Custodiado por dos parejas de civiles, lo espero por horas en Helsinki. Interponemos una demanda en la policía finesa por presunta desgracia.
Está desaparecido. Pasan semanas y logro comunicarme con él, dice no conocerme, ni a mi, ni nuestro caso, ni nada que tenga que ver con nosotros. Es un error nos dice.

Noviembre, 2008, contactamos al Ombudsman Mats Melin, no hace nada hasta la fecha.
El  mismo mes contacto al Cónsul de Chile, señor, Rodrigo Ruiz Ortiz, al cual le hago entrega de toda la documentación que acredita todas las denuncias y descargos que hago.

Diciembre 29, el Partido de “Los verdaderos finlandeses” PERUSSUOMALAISET, encabezado por TIMO SOINI. Nos envía un compromiso de cooperación y ayuda, donde reconoce nuestro caso en el Tribunal de La Haya, UN808/0805/2212 y se compromete a ayudar a resolver nuestro caso sino contactará a los medios de comunicación y expondrá todos los crímenes e injusticias cometidas en nuestro caso. Fecha final. La tercera semana del año en curso, 2009. (Anexo 14)

Viernes 23 de Febrero. La Embajada de Suecia en Chile, me envía una carta firmada por
La Primera Secretaria, Cecilia Ekholm,  en la cual se me indica que mi situación es:
“Un caso Judicial en Suecia, que involucra personas particulares” (Anexo 15) Bastante extraño al poseer documentos firmados por la Policía Sueca y no “particulares” Además, si fuese un asunto entre particulares, sería interesante saber el nombre de esos “particulares” porque quizás sea la lista con empresarios que financiaron la campaña de Goran Persson.

Aparecida la noticia del hostigamiento del gobierno sueco contra mi persona y mi familia, en los portales, Terra, Rebelión y Kaosenlared, entre otros, la presidenta del Partido Socialdemócrata, Mona Sahlin, se apresuró a prometer resolver nuestro caso y demandas inmediatas, prácticamente al instante. Sólo pidió que esperemos un poco más.
Marzo 6, 2009, año en curso. Ella, personalmente haría entrega de las llaves del departamento que me quitaron con malas artes, la solución a la residencia permanente del “Inmigrante forajido”, el pago de una de las indemnizaciones que se me adeudan por maltratos por parte del gobierno sueco que se eleva a 6 millones de coronas.
Llama el martes 10 y el miércoles 11 del presente año, para afirmarnos que la “gente importante” que está detrás del contrato grande, se niega a cooperar, dificultando cualquier posible arreglo. Que esperemos nos dice.

Viernes 13 de Marzo, Perussuomalaiset, el partido de “Los verdaderos Finlandeses” ofrece 100 mil euros porque no digamos absolutamente nada en relación a ellos, so pena que negarán cualquier contacto con nosotros,  pero se comprometen a solucionar nuestro caso y hablar con la “gente importante”.
Martes 17 de marzo, 2009. Encuentro personal entre TIMO SOINI y mi ex pareja, se esgrimen mil excusas nuevamente para no hacer absolutamente nada. El encuentro es grabado.
Martes 17 de Marzo, 2009. Mona Sahlin en llamado telefónico comenta que la “gente importante” se niega a realizar cualquier intento de solución o arreglo de nuestro caso.

Stefan Stromberg, quien firmó el contrato de 85 millones, con el cual hemos conversado docenas de veces, es el mismo que formó parte de la comisión de investigación del asesinato del primer ministro, Olof Palme. Asesinato que aún sigue impune.

La negación constante y descarada del Gobierno Sueco en relación a este caso, ha sido de una villanía a toda prueba. La Policía Secreta Sueca, ha contado con la irrestricta colaboración de la Policía Secreta Finlandesa y del Ministerio del Interior finés.

No ha sido fácil recolectar y guardar la documentación que exponemos. La intervención de nuestros correos ha sido descarada, cualquier prueba incriminatoria hacia ellos es borrada una y otra vez.
Cobardes delincuentes, que una vez expuestos, se excusan y niegan hasta lo indecible, amparados en la buena reputación democrática que otros, no ellos por supuesto, forjaron en Suecia. Meros parásitos.

No tenemos abogado en la actualidad. Todos aquellos que nos han representado, han sido misteriosamente idos, desaparecidos y simplemente no operativos.
Abogados sin Frontera, nos escuchó atentamente. Jamás siquiera llamaron.

Hipócritas que agigantan las manos para señalar a cualquiera que no siga sus reglas, pero ratas cobardes y miserables, sin agallas o cojones, para asumir sus errores, falencias y fechorías.

Que valientes son los cobardes cuando se sienten a salvo o están el anonimato.

Hago notar el excelente trabajo de equipo, que realiza el gobierno sueco, para cubrir sus operaciones. La desinteresada ayuda prestada por el presidente del banco Swed-bank, Jan Lidén, en borrar los pagos realizados por la policía en nuestras cuentas, la impagable labor de la compañía de teléfonos, TELIA al borrar cualquier registro de llamadas incómodas o comprometedoras, o en acoplar cualquier llamada en relación a nuestro caso a las oficinas de la policía.
Oficina Nacional de Cobranzas, Impuestos Internos, Policía, Tribunales de Justicia.
Parlamento, Medios de Comunicación, Bancos, Departamento de Seguridad Social y de Salud, escuelas, universidades, ONU, Corte Internacional de Justicia, Cortes Europeas, sin olvidar el río intervenido, llamado Internet y un largo etcétera.
Este resumen debería ser de 50 páginas, y decenas de nombres, anexos e instituciones nombradas, sólo la falta de espacio y el miedo al tedio ha sido la única razón de obviar por ahora a toda esa gente importante.

Omnipotentes ellos, humanos nosotros.

Por Andrés Bianque.

** Miembros secretos del contrato de 85 millones, más la “Gente importante”
Aparece la cantidad con la cual fueron multados y castigos. Notas salvadas en un borrador, el original y demás papeles fueron hurtados.

Michael Treskow: Empresario Ericsson.
Markus Wallenberg: Empresario Dueño de la inmobiliaria Wallenberg.
Johan Pettersson: Empresario.
Thomas Jonsson: Empresario
Thomas Bodström: Ministro de Justicia. Multa de 280 000kr
Göran Persson: Multa 545 000kr
Jan-Ove Nilsson: Empresario.
Hans Wallenstam: Empresario dueño Inmobiliaria Wallenstam, multa de 225 000kr
Kurt Malmström: SAPO
Stefan Stromberg: Multa de 265 000kr,
Beatrice Ask: Multa de 380 000kr,
Fredrik Reinfeld con 325 000kr,
Anders Danielsson (jefe actual del säpo) con 105 000kr.
Johan Sjöblom: Agente de la Sapo. Condena:
Johan Valentin, Claes Tiselius: miembros de Sapo, al corriente de nuestro caso.
Ulf Hogstrom: 070 841 10 14. Servicio secreto ejército. Al Corriente
Johan Nilsson: 070 841 40 46. Servicio secreto ejército. Al corriente

Facebook Comments

4,250,433FansMe gusta
173,093SeguidoresSeguir
291,970SeguidoresSeguir
16,523SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

Francia propone a la UE crear su propia moneda digital de...

"Ninguna entidad privada puede ostentar ningún poder monetario" así manifestó el Ministro de Economía francés refiriéndose a la red social pero...
- Advertisment -