Latinoamérica / Género

Uruguay: policías denunciados por violencia de género no podrán usar el arma

Además, los efectivos que tengan denuncias pendientes a resolverse, cobrarán la mitad del sueldo hasta que la Justicia falle sobre el caso.

El Ministerio del Interior de Uruguay dictó un decreto que establece que los policías que sean denunciados por violencia doméstica perderán el permiso para usar el arma y serán derivados a otras funciones. En esa dirección, el ministro uruguayo Eduardo Bonomi firmó el pasado martes 28 de marzo la resolución, que considera que los hombres denunciados pasan a cumplir tareas en el Instituto Nacional de Rehabilitación INR).

El decreto también indica que los funcionarios policiales denunciados pasarán a cobrar el 50% del sueldo mientras se aclara su situación en la Justicia. Los efectivos podrán cumplir tareas ejecutivas y el personal en esa situación podrá pasar a prestar servicios en comisión al INR. De este modo, el policía podrá mantenerse en dependencias propias de su sub escalafón y sin posibilidad de portar armas.

El decreto tiene lugar el mismo día de la presentación del informe “Femicidios íntimos en Uruguay. Homicidios a mujeres a manos de (ex) parejas”, realizado por el Observatorio Nacional Sobre Violencia y Criminalidad del Ministerio del Interior.

Paula Coraza, coautora del trabajo, explicó que el desafío fue “caracterizar este fenómeno de los homicidios a mujeres a manos de parejas o ex parejas. Para ello tuvimos un arduo trabajo de campo, de revisión de todos los registros administrativos desde 1996 hasta 2016”, con un universo de casi 300 casos analizados y procesados.

“El aspecto más llamativo que surgió en la primera exploración de los datos fue el hecho de que la convivencia fue crucial para determinar las diferencias entre los homicidios perpetrados a mujeres por sus ex parejas. Era clara la diferencia entre las personas que convivían en momento del hecho, las que convivieron con anterioridad, es decir que eran ex parejas, y las que nunca convivieron”, dijo Coraza al portal Montevideo.

El reporte presentado públicamente señala que la tasa de homicidios contra mujeres en Uruguay supera las de Estados Unidos, Canadá, Australia, Inglaterra y España.

Una de las pruebas claras que señala el problema de la violencia de género en Uruguay es que al analizar el vínculo entre homicida y víctima en los casos ocurridos entre 2012 y 2016, se encuentra que el 55,4% se los asesinatos de mujeres son cometidos por parejas o exparejas y el 20,6% por familiares. El resto de las víctimas y victimarios eran amigos o no tenían relación alguna.

En tanto, en los homicidios «domésticos» contra hombres la relación es distinta. Apenas el 3,5% murieron a manos de sus parejas; el 11,2% por familiares; el 61,2% fueron asesinados por un amigo, y el 24,1% por personas con las que no tenían relación.

Por Gustavo Yuste
@gusyuste

Compártelo

Comentarios