Villa Soldati: cuando la vida de los pobres no importa

El accidente en el que murió Cristián Crespo (de 17 años) y resultaron gravemente heridos Gastón Salinas y Nihuel Ávalos (de 14 y 15 años), ocurrió el viernes 4 de septiembre, luego de que la baranda de una escalera cediera y los tres adolescentes cayeran al vacío

El accidente en el que murió Cristián Crespo (de 17 años) y resultaron gravemente heridos Gastón Salinas y Nihuel Ávalos (de 14 y 15 años), ocurrió el viernes 4 de septiembre, luego de que la baranda de una escalera cediera y los tres adolescentes cayeran al vacío. El hecho ocurrió en un complejo habitacional de Villa Soldati dependiente del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. A continuación, los detalles del caso y las denuncias a las que se enfrenta el ejecutivo porteño

El edificio donde ocurrió la tragedia fue construído en 1972, bajo el “Plan Alborada” que consistía en reubicar familias que vivían en barrios carenciados. La torre consta de nueve pisos donde viven unas 100 personas y forma parte de un complejo de 12 nudos de 4 torres cada uno y 70.000 habitantes. El mantenimiento de los mismos depende del Instituto de la Vivienca de la Ciudad (IVC).

La Defensoría del Pueblo porteña había alertado durante el mes de mayo sobre la falta de avance de las obras  y había señalado al gobierno de Mauricio Macri que la situación «importa un grave riesgo para moradores y transeúntes». Sin embargo, las obras no avanzaron. Los vecinos de la zona, una vez ocurrida la tragedia, salieron a denunciar que desde el ejecutivo porteño sólo se realizan tareas de “maquillaje” como cortar el paso y pintar la fachada externa, mientras dentro del complejo las escaleras y ascensores, por ejemplo, se encuentran en un estado penoso que pone en riesgo la seguridad de los habitantes. ¿Qué dijeron desde el gobierno del Pro?

«Estamos a disposición de las familias y vamos a determinar las responsabilidades, porque sabemos que el IVC había arreglado un ascensor hace poco y faltabas otras obras», afirmó Horacio Rodriguez Larreta, actual jefe de gabinete porteño y jefe de Gobierno electo. Pese a esas declaraciones, el gobierno porteño hace años que ignora dos sentencias, de primera instancia y de Cámara, que lo obligaba a realizar reparaciones estructurales de estos edificios.

En abril, el propio Larreta había afirmado que habían logrado mejorarle “la calidad de vida de la gente”, cuando afirmó que se había terminado la obra del edificio que “estaba muy caído”. A continuación, el video:

Actualmente, el asesor tutelar porteño, Gustavo Moreno, amplió la denuncia contra IVC por la «situación precaria» y «riesgo inminente de accidentes» en la que se encuentran los nudos 10 y 11 del complejo habitacional de Villa Soldati, donde por «omisión deliberada y desobediencia a las demandas judiciales previas» falleció el joven Crespo.

«Entiendo que la posibilidad efectiva y cierta de que ocurriera la muerte de un adolescente y las lesiones gravísimas a otros dos menores de edad eran absolutamente previsibles para el Poder Ejecutivo local, especialmente para los funcionarios del IVC que preside Emilio Basavilbaso». «Los funcionarios del IVC tenían conocimiento de la ilegalidad de su conducta, y sin embargo actuaron con un plus subjetivo de no hacer lo que la ley y la sentencia judicial imponían», afirmó Moreno en el oficio presentado ante la justicia al que accedió Télam.

Por último, hoy se supo que el titual del IVC,  Emilio Basavilbaso, tiene hasta hoy una deuda de $ 33 mil con la justicia debido al complejo habitacional de Soldati. La situación morosa se agrava de a $ 1000 por cada día que pase y no cumpla la orden judicial que lo obliga a realizar mejoras en el edificio. ¿A partir de la tragedia de estos tres adolescentes se podrá, al menos, aspirar a una mejora en la calidad de vida de los habitantes de Villa Soldati?

Foto: infonews.com

@gusyuste


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬