Por racista: Destituido ministro de Minería de Jeanine Áñez

1153

El ministro de Minería,  Fernando Vásquez,  del gobierno de facto del Estado Plurinacional de Bolivia, encabezado por la autoproclamada Jeanine Áñez, fue destituido este sábado por expresiones racistas.

El viernes pasado Vásquez afirmó una entrevista radial, que por “especificaciones” de “identidad” no era “compatible” con los militantes del  Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Evo Morales, el primer gobernante aborigen en la historia de Bolivia.

Con respecto a mi vinculación con el MAS, creo que no tengo ni los requisitos, porque para ser masista hay algunas especificaciones, inclusive, de identidad”, dijo, según la agencia noticiosa estatal ABI.

El ministro destituido dijo que por sus “ojos verdes”, no cumple con los “requisitos” para ser militante del MAS.

Tengo ojos verdes, pelo crespo, soy blanco; no quiero discriminar, pero ésas, mis condiciones, no hacen que yo sea compatible con el resto de las personas del MAS”, agregó el exfuncionario ahora cesado, en declaraciones a una radio de Fides de Potosí, una región minera de mayoría quechua, de donde es oriundo.

El ahora ex ministro, quien trabajo durante el Gobierno del exmandatario Evo Morales, aseguró que hizo el comentario de forma irónica para negar cualquier tipo de nexos con el MAS.

Al ser señalado como masista, respondí erradamente con ironía, hecho que no siempre es bien comprendido y frecuentemente es tomado literalmente”, afirmó al ver que sus declaraciones de habían generado una ola de indignación y críticas.

Ante la indignación en el país suramericano por estas declaraciones, miles de bolivianos pidieron su renuncia a través de redes sociales, mientras políticos masistas expresaron su rechazo a los señalamientos de Vásquez.

Relacionado:  Bolivia: marchas y bloqueos marcaron segundo día de huelga contra aplazamiento de elecciones

De hecho, la bancada parlamentaria del MAS, mayoritaria en el Congreso bicameral, exigió en un comunicado público «la inmediata destitución de dicha autoridad, ya que sus palabras tienen alto contenido racista y discriminador», reseñó DW.

Por su parte, Evo Morales, que se halla asilado en Argentina tras verse obligado a renunciar en noviembre pasado luego de un golpe de Estado, escribió en Twitter que «el racismo es un delito contra el que debemos luchar como sociedad».

Ante la presión de la sociedad civil y el sector político, Áñez decidió destituir a Vásquez de sus funciones.

«Como presidenta he decidido la destitución del ministro Vásquez por sus expresiones racistas. En este gobierno no acepto corrupción ni discriminación alguna. Bolivia es una familia donde todos somos iguales», indicó en su cuenta de Twitter.


El ex ministro  Fernando Vásquez, corre el riesgo de ser procesado en el marco de una ley denominada «contra el racismo y toda forma de discriminación», promulgada en 2010 durante el gobierno progresista de Morales.

Te interesa leer: