Familias brasileñas volverán a la era de la lámpara por eliminación del subsidio eléctrico

Miles de familias brasileñas de los estratos económicamente más deprimidos de ese país suramericano, se están viendo obligadas a volver a la era de velas y de las lámparas de gas.

Un decreto firmado por el presidente de facto, Michel Temer, redujo gradualmente los descuentos concedidos en la tarifa de uso del sistema de distribución y de energía eléctrica pagada por todos los consumidores.

«A partir del 1 de enero de 2019, en los respectivos reajustes o procedimientos ordinarios de revisión arancelaria, los descuentos serán reducidos a razón del 20% al año sobre el valor inicial, hasta que la alícuota sea cero», indica el decreto reseñado por una nota en el diario Correio Do Brasil.

El 19 de diciembre de 2018 el Ministerio de Minas y Energía, envió a la Casa Civil de la Presidencia de la República, la propuesta de decreto para cortar algunos de los subsidios arancelarios presentes en la cuenta de luz. 

La medida perjudica a buena parte de los habitantes de la nación que alberga 209 millones de habitantes, de los cuales 55 millones viven en situación de pobreza, según cifras del Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

Los analistas y medios más optimistas, confían que el recién estrenado mandatario Jair Bolsonaro, revoque el decreto, tomando en cuenta que éste forma parte la lista de medidas a ser reevaluadas por el nuevo gobierno.

Se acabó el programa “Luz para todos” en Brasil. Foto Web.

La Cuenta de Desarrollo Energético (CDE) es un fondo sectorial que otorga beneficios a diversos grupos, como la tarifa social de la baja renta y el programa “Luz para todos”.

Ese programa fue lanzado en noviembre de 2003, durante la presidencia de Luiz Inacio Lula Da Silva, con el desafío de acabar con la exclusión eléctrica en el país y con la meta de llevar el acceso a energía eléctrica de manera gratuita a personas del área rural.

Inicialmente el plan terminaba en el año 2008, pero fue prorrogado hasta diciembre de 2018 para beneficiar con energía eléctrica a más de 228 mil familias del medio rural.

El CDE también incluye descuentos para diversos grupos, como agricultores, irrigantes y empresas de saneamiento; subvenciones para productores y consumidores de energías renovables y para la compra de carbón mineral; préstamos subsidiados para distribuidores de Eletrobras y compra de combustible para plantas termoeléctricas en regiones aisladas.

A partir de este año la cuenta del servicio eléctrico se volvió inaccesible para los brasileños más pobres. Foto Web.

Según el ministerio, el objetivo de la medida es retirar de las cuentas de energía eléctrica, pagadas por los consumidores de todo el país, beneficios a actividades consideradas extrañas al sector eléctrico, como servicio público de agua, alcantarillado y saneamiento.

La propuesta fue encaminada por el titular de la cartera, Moreira Franco, que defiende la eliminación de ese tipo de subsidio como una forma de reducir los precios en las cuentas de luz.

«El decreto propone una transición de cinco años para la eliminación total de los beneficios considerados injustificables desde el punto de vista sectorial. De acuerdo con el decreto, a partir de enero de 2019, los beneficios se reducirán a razón del 20% al año, hasta su extinción «, informó el Ministerio de Minas y Energía.

El objetivo es también eliminar la acumulación de dos subsidios concedidos a la irrigación y acuicultura en el área rural, que hoy permite que un mismo beneficiado tenga acceso a los dos subsidios al mismo tiempo.

Otras notas de interés:

Justicia ciega en Brasil

Jair Bolsonaro retirará a Brasil del pacto migratorio

4,225,140FansMe gusta
143,783SeguidoresSeguir
288,918SeguidoresSeguir
16,465SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Jefe del Comando Sur inicia gira por Chile y Argentina para...

Carig Faller, jefe del Comando Sur de EE.UU. se reunirá con militares de ambos países para "reforzar" la relación existente...
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -