Cuba replantea su oferta turística: llevará a viajeros a cayos en vuelos chárters

1708
Designaron cinco cayos como los sitios de vacaciones todo incluido que estarán aislados del resto de Cuba. Foto: Easyviajar.com

Cuba apuesta por una nueva manera de hacer turismo que le permita generar los ingresos vitales de este sector y proteger a su población del avance de la Covid-19.

Para ello las autoridades de la isla del Caribe designaron cinco cayos como los sitios de vacaciones todo incluido que estarán aislados del resto de Cuba, refirió un reportaje de la AFP.

“En la frontera se aplicará un protocolo”, advirtió el primer ministro Manuel Marrero, quien explicó que los primeros vacacionistas no vendrán en vuelos comerciales -por ahora suspendidos-sino en chárters.

Los cayos habilitados serán Coco, Guillermo, Cruz, Largo del Sur y Santamaría. En el caso de este último, que depende del aeropuerto de Villa Clara, los visitantes serán conducidos en buses custodiados por policías, no harán paradas -ni para ir al baño, explicó Marrero- y una vez en el hotel volverán a ser monitoreados.

Estos visitantes no podrán rentar autos o ir a las ciudades y su único acercamiento con cubanos serán los empleados de los hoteles que trabajarán protegidos por barbijos siete días al hilo y luego descansarán otra semana en aislamiento. Foto: AFP.

Quienes den positivo al virus serán aislados, pero los detalles de a dónde o si serán devueltos a casa no están claros.

Estos visitantes no podrán rentar autos o ir a las ciudades y su único acercamiento con cubanos serán los empleados de los hoteles que trabajarán protegidos por barbijos siete días al hilo y luego descansarán otra semana en aislamiento.

Oficialmente esta modalidad comenzará el miércoles 1 de julio, pero no hay indicio de qué turistas llegarán en lo inmediato. Canadá -la principal fuente de viajeros a Cuba- permanece cerrada y las naciones europeas cuentan con severas restricciones.

“No tenemos planes inmediatos para comenzar a operar vuelos a Cuba, sin embargo, esperamos que las restricciones pronto comiencen a aliviarse”, dijo a The Associated Press Sunwing, el proveedor más grande de viajes de Canadá en una declaración escrita.

Como en las otras islas del Caribe, la economía de Cuba está basada en buena parte en el turismo, aunque también recibe ingresos de la exportación de servicios profesionales -sobre todo médicos- y las remesas, al tiempo que depende del petróleo venezolano.

Relacionado:  Hasta el 16 de agosto: Argentina prohíbe reuniones sociales por aumento de casos de Covid-19

En 2019 el turismo le dejó a Cuba -al sector estatal y a incipiente privado- unos 4.000 millones de dólares en estimados no oficiales gracias a la llegada de unos 4,2 millones de viajeros.

Después de años de crecimiento casi nulo y del impacto de las sanciones de Estados Unidos -incrementadas por la administración de Donald Trump- para presionar un cambio de modelo político, el cierre de los vuelos en marzo llevó a la isla a la agudización de la escasez y las largas colas para adquirir sobre todo alimentos.

Expertos consultados por AP y la propia Comisión Económica para América Latina estimaron una caída entre el 3 y 5% del Producto Interno Bruto para 2020.

Con el comercio y los espacios públicos cerrados, el transporte y las clases suspendidas desde hace tres meses, Cuba logró cierto control del Covid-19 con confirmados diarios a la baja -menos de cinco algunos días- y concentrados en La Habana. Este martes se reportaban 2.341 casos y 86 muertos.

Estrategia oficial ante el Covid-19: promover el turismo hacia ...
El más popular destino en la isla, Varadero, estará disponible inicialmente para turistas nacionales -se abrió el 18 de junio- y posteriormente se dividirá en dos cuando lleguen los extranjeros para que no haya contactos, explicaron los funcionarios. Foto: Diario de Cuba.

El modelo de turismo que exploran las autoridades no tiene precedentes en la historia reciente de la nación caribeña. En los años 90 se limitó el acceso a los cubanos a muchos hoteles separando a los ciudadanos de los extranjeros, pero estas restricciones fueron eliminadas durante la presidencia del Raúl Castro en los 2000.

El más popular destino en la isla, Varadero, estará disponible inicialmente para turistas nacionales -se abrió el 18 de junio- y posteriormente se dividirá en dos cuando lleguen los extranjeros para que no haya contactos, explicaron los funcionarios.

Las medidas son parte de un plan de tres fases para llevar a Cuba a una nueva normalidad luego del paro que comenzó en marzo cuando se detectaron los primeros casos de coronavirus en tres turistas italianos.

Otras noticias de interés: