Jorge Rodríguez: «Almagro utiliza los recursos de la OEA para sus propios intereses»

153
Jorge
web/AVN

El vicepresidente de Comunicación y Cultura, Jorge Rodríguez, aseguró que la Organización de los Estados Americanos (OEA) se ha convertido en un ministerio de colonia y aseguró que Luis Almagro utiliza los recursos de los estados miembros para sus propios intereses.

Reiteró que miembros del cartel de Lima intentaron expulsar a Venezuela de la OEA, pero no obtuvieron los votos necesarios.

«Nos salimos de la OEA el 17 de abril de 2017  y estamos cumpliendo un trámite administrativo«, recordó al reiterar que los próximos pasos a seguir sobre una decision ya tomada, informada y publicada será anunciada por el mandatario venezolano, Nicolás Maduro.

Resaltó la labor del canciller de la República, Jorge Arreaza ante las maniobras promovidas contra Venezuela en la 48ª periodos de sesiones de la Asamblea General de la OEA, «no toleró ningun insulto, ni amenazas contra el país» y en rueda de prensa desde la sede «respondió a todas las infamias del cartel de Lima y a las presiones indebidas ejercidas contra gobernantes de la región».

Subrayó que el gobierno de los Estados Unidos (EEUU) ejecuta un lobby en el seno del organismo internacional fundamentado en noticias falsas (fake news) para desprestigiar a la nación suramericana y «ejercer presión sobre los demás países que integran este bloque», calificado como «Ministerio de Colonias».

«De que le sirve a Venezuela estar en un ministerio de colonias que ni siquiera respeta su propia carta constitutiva», apuntó el ministro de Comunicación venezolano en rueda de prensa desde el Palacio de Miraflores, Caracas.

Rodríguez explicó que con las acciones injerencistas contra el pueblo venezolano se elevan a la «maniobra número 32» en las que los Estados Unidos  en la OEA han pretendido atacar al país surcaribeño entre 2014 y 2018.

Relacionado:  El 8 de junio vuelve el juicio contra policías catalanes que son acusados de ayudar al proceso independentista

Ratificó la disposición del Ejecutivo venezolano de sostener un diálogo con Estados Unidos (EE.UU.) basado en el respeto a la soberanía y la autodeterminación.