Los Panamá Papers siguen revelando información

Panamá debería publicar listas completas con nombres y apellidos de todos los bienes y cuentas bancarias, negocios o títulos valores que cualquier venezolano tenga dentro de su territorio, ¿A que no lo hacen? Simple, quienes tienen allí bienes y fortunas pertenecen a la oposición (política)”, fue el comentario de la ministra de Asuntos Penitenciarios del país suramericano, Iris Varela, en su cuenta de la red social Twitter, resaltando que «sería interesante verle la cara a Luisa (Ortega Díaz), (Julio) Borges, (Miguel) Rodríguez Torres».

Semanas atrás, el general retirado, Victor Cruz Weffer, fue detenido por «delitos de corrupción y legitimación de capitales» relacionados también con los Panamá Papers, acusado de enriquecimiento ilícito con fondos destinados a la construcción de viviendas como director del «Plan Bolívar 2000», según informaría el fiscal general de Venezuela, Tarek Willian Saab.

Una a una, las denuncias e investigaciones señalaban a personalidades vincualdas, sobre todo a la política, como el caso del expastor evangélico y aspirante a la presidencia de la República de Venezuela, Javier Bertucci, acusado de formar parte de la junta directiva de tres empresas dedicadas al área de la construcción y venta de bienes y servicios, aunque éste lo ha negado enfáticamente.

En el pasado, los políticos venezolanos Henrique Salas Römer y su hijo Henrique Salas Feo fueron señalados por llevar sus negocios a paraísos fiscales como Seychelles y las Islas Vírgenes Británicas. Casos a los que se sumaron ya en escala internacional personalidades como el futbolista Leonel Messi, el actor Jackie Chan, el director de cine Pedro Almodóvar, Doña Pilar de Borbón (tia del rey de España Felipe VI), y el primer mandatario argentino Mauricio Macri, entre otros.

Casos vuelven a la luz a dos años del escándalo de los Panamá Papers, investigación periodística nacida a partir de la filtración masiva de documentos del bufete de abogados panameño Mossack Fonseca que ponía en evidencia la existencia de paraísos fiscales donde 214 mil compañías clandestinas que operaron en 200 países, involucraban a más de 500 bancos, 140 políticos y no pocas figuras de entretenimiento, expuestos en 11,5 millones de documentos, almacenados en 2,6 terabytes de información.

La investigación fue impulsada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación y el diario alemán Süddeutsche Zeitung, para el que colaboraron 376 periodistas de 76 países durante un año.

Panamá, Samoa Americana, Bahamas, Guam, Namibia, Trinidad y Tobago, las Islas Vírgenes estadounidenses, las Islas Vírgenes Británicas, las islas Seychelles (en el Océano Índico), o los estados norteamericanos de Nevada y Delaware figuran en la lista de estos paraísos que ocultaban fortunas milmillonarias a través de testaferros.

La denuncia e investigación a escala mundial trajo consigo el asesinato de dos periodistas que investigaban casos de corrupción: la maltesa Daphne Caruana Galizia y el eslovaco Jan Kuciak.

4,205,610FansMe gusta
129,411SeguidoresSeguir
289,444SeguidoresSeguir
16,411SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Edición Impresa El Ciudadano