es Spanish

El reto histórico de México y López Obrador

El segundo país más poblado de habla hispana, México, este lunes afronta un nuevo amanecer. Aunque se respire el mismo ambiente, estén bajo el mismo cielo y sólo haya pasado un día más, a partir de hoy es una era inédita para los mexicanos.

Tras una contundente y erudita votación del domingo, los y las mexicanas eligieron a Andrés Manuel López Obrador como su próximo presidente. AMLO como se lo conoce, ex alcalde de la ciudad de México, el mismo que prometió hacer a un lado el corrupto status quo de los aztecas; logró más del 53% de los votos según los primeros sondeos, lo que representa la mayor victoria en casi cuatro décadas, acabando con la hegemonía del partidismo tradicional, (Partido Revolucionario Institucional -PRI- y Partido Acción Nacional -PAN-).

La victoria del tres veces candidato presidencial, López Obrador, es la demostración eufórica de que el país centroamericano exige un cambio abismal. Esta vez, no fue suficiente la campaña de terror, la falta de boletas electorales y otros artilugios de las que llamo “mafias de poder” en contra posición de la determinación, el hartazgo y el enojo del pueblo con el sistema actual que se han impuesto por encima de cualquier otro factor.

Nuevo Presidente en México, nuevo escenario

A partir de ahora, el escenario político en México es otro, con la mayoría parcial del congreso a favor del nuevo Presidente, algo que la supremacía actual (PRI, PRD Y PAN) posiblemente nunca imagino, y el desgaste en la militancia de éstos para futuras contiendas electorales, lo que se traduce en la pérdida del poder local. AMLO tiene un gran reto, deberán aterrizar las altisonantes propuestas que movió a los electores durante la campaña.

Las promesas centrales de la campaña del Sr. López Obrador  destacan: -finalizar la corrupción, reducir la violencia y abordar la pobreza de México- eso se tradujo en el pilar principal de los resultados, pero surgen preguntas con las que él y su nuevo gobierno tendrán que confrontar. Deberá concretar la aplicación del “Plan 18” que es el proyecto de nación 2018-2024, con que abordará la embestidura el próximo 1 de Diciembre.

En un solemne discurso después de conocer el resultado, el líder social llamo a todos los mexicanos a la reconciliación y a poner por encima de los intereses personales, por legítimos que sean, el interés general. Como afirmó Vicente Guerrero: “La patria es primero”, entre tanto hablo de una “democracia auténtica”, de las libertades de opinión, de prensa, de empresa y de creencias, sobre todas las cosas fue incisivo con tema de la corrupción y dio un pre aviso a los más cercanos afirmando que “un buen juez comienza por casa”.

Se espera el fin de las “mafias de poder” en México

Actualmente, con este giro abrupto hacia la izquierda, sólo la fe es la fuerza que mantendrá a los mexicanos a la expectativa, debido a que la desgastada y ahora derrotada imagen de Enrique Peña Nieto se mantendrá en el poder por cinco meses hasta la transición. Asimismo, la presión internacional con el vecino más próximo del norte (Estados Unidos) y el tema álgido del intercambio migratorio que se encuentra en desventaja para la nación mexicana.

Además, las relaciones de poder, los círculos de viciosos, las mafias internas, las concesiones transnacionales y todo el enjambre de corrupción que está expresamente compenetrado con el actual gobierno, está a la incertidumbre previo a la toma de posesión de López Obrador, quien en sus primeras palabras colocó sobre en aviso y dijo no hay engaño “sea quien sea, será castigado. Incluyo a compañeros de lucha, funcionarios, amigos y familiares”, probablemente moverán sus piezas de acorde a salvaguardar sus intereses.

México esperanzado en la izquierda

Con este logro se espera el final del sistema tradicional de partidos, y -también el fin de la violencia y la corrupción- . Con esta esperanza el pueblo de México le abre las puertas a la izquierda, y a Andrés Manuel López Obrador, es un desafío que trasciende a un país de 120 millones de personas. “Confieso que tengo una ambición legítima: quiero pasar a la historia como un buen presidente de México”, dijo López Obrador.

Facebook Comments

4,250,696FansMe gusta
173,499SeguidoresSeguir
292,067SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -