Estudio Celag: López Obrador mantiene altos índices de aprobación en México

1473

A un año y medio de haber entrado en funciones, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), continúa despertando altos niveles de confianza en su país, según una encuesta realizada por el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag).


Más de la mitad de los mexicanos (55,3%) tiene una imagen positiva del mandatario, mientras que las sensaciones positivas (54,8%) respecto a su figura –afecto, confianza, respeto– casi duplican a las negativas (29,6%) –decepción y rechazo–.

Imagen

Asimismo, el 52,9%  cree en la palabra del presidente, que asumió el poder el 1 de diciembre de 2018 con un gran caudal de apoyo electoral y con la promesa de liderar un proyecto nacional para la refundación de México.

Imagen

El apoyo electoral  al mandatario se mantiene, ya que  al consultarle  a los mexicanos si tienen simpatía hacia alguna organización política, una cuarta parte eligió a MORENA, el partido de izquierda fundado por López Obrador en 2011, mientras que el PAN y el PRI, los dos partidos tradicionales mexicanos, sumados apenas alcanzan un 16%.

El estudio reveló que el coronavirus (55,8%), la economía (52,3%), el empleo (49,7%)  y la inseguridad (24,7%) son los principales problemas que aquejan a los mexicanos.

Medidas frente al coronavirus

Con relación a la pandemia de COVID-19, el 73,4% de los encuestados expresó que “el mundo no volverá a ser igual después de esto” y el 74,3% afirmó que la cuarentena es necesaria para contener el brote.

El 56,6% ha visto reducir parte de sus ingresos por motivo de la pandemia, mientras que el 70,3% ha visto afectado sus consumos

En cuanto al tiempo en que el país podrá recuperarse de la crisis económica causada por el coronavirus, el 43,9% cree que se tardará de 6 meses a dos años,  y el 34,9% piensa que serán más de dos años..

El 67,8 % de los encuestados considera que los que más tienen deberían aportar más recursos  para afrontar los gastos de la crisis.

Imagen

En cuantos a las medidas que pudiera aplicar el Gobierno para hacer frente a la crisis, el 67,4% aprueba que  se cobren impuestos extra a las grandes fortunas del país; mientras que el 48,2% está de acuerdo con que  el Estado otorgue un rescate financiero a la petrolera estatal PEMEX.

Momento de transformación

El estudio de Celag plantea que la sociedad se encuentra en un momento de transición, en el que el viejo orden pareciera negarse a morir (en muchos sentidos), al tiempo que el nuevo no es capaz (aún) de nacer plenamente.

Relacionado:  Cruz Roja: Devastador informe sobre cómo dengue y huracanes agravarían pandemia de COVID-19 en Latinoamérica


«Las expectativas por un cambio social progresista que pusiera fin a un sistema corrompido conviven desde entonces con los sesgos que persisten como herencia de un sistema corrompido«, afirmaron los autores del informe, Gisela Brito y Guillermo González.


Otro dato que se desprende de la encuesta es que un 38,4% de los mexicanos y mexicanas cree que el país “vive un momento de transformación profunda” y la misma proporción se inclinaría por AMLO si mañana hubiese nuevas elecciones.


Esto indica que existe un bloque propio afianzado, que resultará determinante en la correlación de fuerzas para afrontar los desafíos más complejos que el Gobierno tiene por delante, dijeron los autores del estudio.

Entre esos desafíos destaca resolver el problema de inseguridad ciudadana derivada de la penetración del crimen organizado, la cuestión migratoria y las tensiones con los sectores de poder local, principalmente el gran empresariado.


Para Brito y Gonzales, la fase de transición «constituye un horizonte de posibilidad que continúa abierto» en parte por la popularidad de AMLO, pero también por la ausencia de otros liderazgos fuertes en el espectro opositor.


Uno de los principales cambios que pretende impulsar el mandatario cuando se refiera a la «Cuarta Transformación» tiene que ver con que los mexicanos dejen de ver a los políticos con recelo para comenzar a confiar en que pueden ser vehículos de cambio, dijo el estudio.


Si bien el 37,1% de los encuestados considera que más allá de quien gobierne el principal problema estructural del país es la “impunidad/corrupción”, al mismo tiempo más de la mitad de la ciudadanía (52,9%) cree que “no todos los políticos son corruptos, algunos son honestos”.

El análisis señala que la llegada al poder de MORENA y el liderazgo fuerte de López Obrador han reordenado el tablero político mexicano.

El mandatario todavía expresa el anhelo de esperanza en una sociedad que rechaza enfáticamente el modelo de derecha que gobernó el país por décadas, concluyeron los autores del estudio.


Sin embargo, subrayaron que todavía es pronto para calibrar la dimensión transformadora de su proyecto, aún más en un contexto complejizado por la irrupción de la pandemia de coronavirus y el consecuente deterioro social que acarreará la crisis económica global.

Para la muestra, los investigadores del Celag entrevistaron a 2.000 personas mayores de 18 años a lo largo y ancho de todo el territorio mexicano mediante una selección aleatoria. La encuesta tiene un margen de error del 2,19%.

Te interesa leer: