es Spanish

El temor de estas estrellas de la música es ver revocadas sus visas

¿Puerto Rico Live Aid? Un concierto que no interesa

Una sarta de críticas contra artistas latinos residenciados en Estados Unidos han invadido las redes sociales. Las razón: estas «estrellas» del entretenimiento no dudan en pronunciarse sobre cualquier situación puntual que ocurra en Venezuela, pero cuando Puerto Rico vive una situación similar, sucede todo lo contrario.


Algunos de los usuarios de las redes sociales alegan que los afamados artistas latinos hacen vida en EE. UU. pero viven a costa de los shows que hacen en Latinoamérica y el Caribe. Se trata de un lobby de artistas mayameros que cuando tienen que hablar sobre Puerto Rico prefieren callar, por temor a que les revoquen la visa de trabajo y residencia que tienen.

Son un conjunto de artistas, en su mayoría cantantes, que sin pensarlo mucho, cuando se trata de hablar y asumir posturas políticas sobre Venezuela, sueltan mensajes sin filtro, cuelgan videos en sus redes sociales y hasta organizan y participan en megaconciertos que terminan siendo apoyados por transnacionales como Virgin Records y organismos como Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

Uno de esos casos es el del puertorriqueño Luis Fonsi, conocido mundialmente por su canción con Daddy Yankee, «Despacito», quien esperó hasta el pasado 17 de julio para emitir una opinión, luego de los escándalos de corrupción y la crisis generalizada que afecta a Puerto Rico, territorio que desde hace al menos dos semanas está inmerso en fuertes protestas que tratan de ser silenciadas y descalificadas.

Entre los mensajes contra Fonsi resaltan frases como «tan rapidito contra Venezuela y tan despacito con Puerto Rico»; «Pa’ Venezuela estuviste rápido, hipócrita. Ya Puerto Rico vio quién eres».

Un día después del tuit de Fonsi, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, también emitió un mensaje ambiguo sobre lo que acontece en la isla, un «Estado libre asociado» bajo la administración de Washington, y aprovechó para atacar a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz -opositora al gobierno de Roselló y víctima de los mensajes sexistas y degradantes del gobernador boricua- al calificarla de ser «una persona despreciable e incompetente en quien no confiaría en ninguna circunstancia».

Sobre lo que acontece en Puerto Rico, Trump se limitó a decir que «están sucediendo muchas cosas malas» y sobre Roselló apenas dijo: «El gobernador está en estado de sitio».

Trump agregó en Twitter que el Congreso de Estados Unidos «dio tontamente 92.000 millones de dólares para el alivio (…) muchos de los cuales fueron desperdiciados» y que estaban destinados para las familias afectadas por los huracanes de 2017, millones de personas que fueron objeto de desprecio y burla en el chat grupal que administraba Roselló con su equipo de gobierno.

Así como Fonsi, hay una larga lista de artistas como Don Omar, Olga Tañón, Chayanne, Nacho, Wisin, Daddy Yankee, Gilberto Santa Rosa, entre otros. Ellos, a pesar de manifestarse a favor de la renuncia de Roselló, algunos con días de diferencia sobre otros, no han sido tan vehementes como cuando se trata de Venezuela. De hecho, ninguno de ellos califica de «dictador» a Roselló. El más gran ausente es Juanes, el cantante colombiano que en este particular caso ha preferido callar.

A Willie Colón no le interesa Puerto Rico

Uno de los más acérrimos opositores a la que él califica como «dictadura venezolana» es el otrora salsero Willie Colón, quien ha dedicado y escrito canciones para atacar «el comunismo y socialismo chavista».

Pero cuando se trata de su propio país, este puertorriqueño residenciado en Estados Unidos desde hace décadas como un ciudadano más, llama a tener «cuidado de lo que pidas» cuando la isla exige la renuncia del gobernador Roselló. Incluso, en su Twitter firmó un comunicado en el que se lee lo siguiente:

«Yo no vivo en la isla, tampoco Ricky ni René. PERO a mi no me importa que alguien dijo algo chismoso de CUALQUIER persona en una conversación supuestamente privada. Ahora sí, nos estamos adaptándonos al comunismo y el socialismo donde los comisarios del bloque chotean lo que están diciendo los vecinos, Seguramente, hablar mal no es dictadura. Dictadura son aquellos países donde la gente dan la vida tratando de huir. Pero no vamos a entrar en ese discurso pendejo todos sabemos que estos demagogos se hacen de la vista gorda a la verdadera dictaduras. Las admiran. Hay que mantener la regla de orden y leyes. Bajar un gobernador así por manifestaciones y protestas es el primer paso al caos que muchos desean en la isla. Hay que haber un proceso. Usen la ley y metanlo preso si ha he cometido algún crimen. Saquenlo en noviembre por las urnas pero les advierto que quitar el gobernador a gritos es una cuesta muy resbalosa que le dará ventaja a un grupo que no quiere democracia».

El mensaje del exsalsero va dirigido expresamente a René Pérez Joglar, mejor conocido como Residente, y a Ricky Martin, quienes han estado activamente en las redes y en el propio San Juan, capital de Puerto Rico, en medio de las protestas que exigen la renuncia de Roselló.

De hecho, Ricky Martin es mencionado en los mensajes filtrados de Roselló a modo de burla por su homosexualidad, gesto que es calificado por la comunidad sexodiversa como insultante, irrespetuoso y despreciable por parte del gobernador boricua.

A esta tanda de artistas se une el reguetonero Bad Bunny, quien junto a Residente, Martin, la cantante Ile, Benicio del Toro, entre otros, han asumido la lucha política por la renuncia de Roselló de manera directa y con bastante actividad en la calle y en las redes.

Las protestas de calle generadas en San Juan se mantienen desde hace dos semanas. En medio de las protestas Residente, Ile y Bad Bunny sacaron una canción contra Roselló y su gestión que se encuentra envuelta en corrupción, desprecio a la población, violencia y narcotráfico.

La controversia en el ámbito artístico generado en torno al tema Puerto Rico tuvo también un capítulo cuando Residente instó a los artistas que iban a participar el jueves pasado en la noche -18 de julio- en los Premios Juventud que transmitió el canal Univision, a que se unieran a la petición del pueblo puertorriqueño, la renuncia de Ricardo Roselló. Lamentablemente pocos lo hicieron, como sí había ocurrido en el caso Venezuela.

En medio de la situación apareció el presentador peruano Jaime Bayly, el mismo que sabía con antelación que iban a intentar asesinar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en agosto de 2018. Esta vez, Bayly salió a defender al gobernante Roselló, diciendo que debía culminar su mandato pues fue electo democráticamente, aunque olvidó recordar que así también fue electo el mandatario venezolano.

Bayly aprovechó su espacio para arremeter contra Residente, Ricky Martin y Bad Bunny por pedir la renuncia del gobernador.

Bayly dijo que, en el caso de Martin, había adoptado una postura de «victimización”, que sólo estaría haciendo “turismo político” y su participación es «muy superficial”.

Sobre Residente, Bayly quiso descalificarlo al decirle que era un «adulador de Chávez» y lo acusó de haber «torcido la verdad” al calificar el gobierno de Rosselló como una dictadura.

Contra Bad Bunny, quien dijo que haría un paro en su carrera musical para unirse a las protestas en Puerto Rico que exigen la renuncia de Roselló, dijo que sus declaraciones eran “chifladas”.

Las protestas en Puerto Rico cobraron más fuerza a partir del sábado 12 de julio, cuando la población comenzó a dirigirse hasta la sede del gobierno de Roselló, La Fortaleza, para pedir su renuncia, luego de que se filtraran unos mensajes en los que el gobernador y su equipo de confianza muestran su desprecio hacia la población boricua, sobre todo con los más pobres y las víctimas del huracán de 2017, a través de repetitivos comentarios sexistas, despectivos, misóginos y homófobos, en los que también se burlan de periodistas, políticos y activistas sociales.

Los mensajes filtrados fueron publicados por el Centro de Periodismo Investigativo (CPI) de Puerto Rico. El repudio generalizado de la población ha generado una crisis de ingobernabilidad en la isla que aún sufre los estragos de los huracanes que afectaron a millones de familias en 2017 y que vive azotada por la violencia criminal, el narcotráfico, la desigualdad, el hambre y la pobreza generalizada que alcanza casi el 50 % de la población.

Puerto Rico, ubicado en la parte oriental del mar Caribe, está colonizado por Estados Unidos desde el 25 de julio de 1898. Su soberanía depende del congreso estadounidense.

Escándalo en Puerto Rico salpica a Guaidó

El repudiado gobernador de Puerto Rico no solamente difundió mensajes de desprecio contra el pueblo boricua, sino que también se asoció a Juan Guaidó para abonar en la campaña de desprestigio que adelanta la extrema derecha internacional contra el pueblo de Venezuela.

Entre las conversaciones filtradas de las 889 páginas del chat privado que administraba Roselló, se puede leer cómo el gobernador de la isla, al que el pueblo borinquen insta a renunciar, ordenó a sus funcionarios a promover el golpe de Estado en Venezuela y a realizar campaña contra Nicolás Maduro, mientras apoyan a Guaidó.

En las páginas 775 y 776 se leen conversaciones en las que integrantes del chat comparten noticias para notificar a su jefe que están dando apoyo a Guaidó, quien también está inmerso en escándalos de corrupción, prostitución, malversación de fondos y otros delitos relacionados a su autoproclamación como supuesto «presidente encargado».

Ramón Rosario, el ex secretario de Asuntos Públicos de Roselló ordena en el chat a Edwin Miranda montar una campaña en redes para forzar al senador independentista y a la alcaldesa de San Juan a «repudiar a Maduro» pues de lo contrario «son cómplices».

En medio de todo, lo que más llama la atención es por qué ningún artista afamadado ha convocado a un mega concierto por la libertad de Puerto Rico, tal y como lo hicieron en Cúcuta, Colombia, cuando varios de ellos participaron en un concierto que sirvió de plataforma previa a un intento de invasión militar contra Venezuela.

Aquella vez quedó evidenciado el plan de Estados Unidos de intentar violar la frontera venezolana y generar un conflicto sin precedentes, mediante la incursión de grupos irregulares y paramilitares armados que terminaron quemando dos camiones con supuesta ayuda humanitaria, aunque en realidad cargaban material para generar violencia y guerra en el país suramericano.

Te puede interesar

Facebook Comments

4,237,636FansMe gusta
164,734SeguidoresSeguir
290,491SeguidoresSeguir
16,473SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -