es Spanish

«Venezuela es un problema de seguridad nacional», así cerró Mattis la gira de EE. UU. por Suramérica

Este viernes culminó -por ahora- en Bogotá, Colombia, la más reciente gira conspirativa que realizó esta semana el secretario de Defensa de Estados Unidos (EEUU), James Mattis, que tiene como principal propósito radicalizar las acciones contra Venezuela.

Para tal fin, el presidente de Colombia, Iván Duque, es uno de los aliados fundamentales de Washington en su misión de acabar con el gobierno que lidera el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

La reunión privada entre el jefe militar estadounidense y Duque se realiza en el Palacio de Nariño -sede del Gobierno en Bogotá-, donde las delegaciones de ambos países sostuvieron un almuerzo antes del encuentro oficial.

«Voy a reunirme con el recién electo presidente Duque y sé, por lo que han tratado nuestras embajadas, que vamos a abordar una serie de preocupaciones de seguridad, lo que no resulta ninguna sorpresa puesto que su país linda con Venezuela», dijo Mattis a la prensa que le acompaña en su gira, informó Sputnik.

Mattis, quien finaliza en Colombia su primera gira por Suramérica, durante la cual visitó Brasil, Argentina y Chile; y donde uno de los temas principales fue la supuesta «trágica situación» que vive Venezuela.

El también jefe del Pentágono indicó que esta visita tiene como misión«reforzar la unidad» de los países de la región frente al «régimen» del presidente Maduro.

Informó el medio colombiano Caracol Radio que en la reunión estuvieron presentes el embajador estadounidense en Colombia, Kevin Whitaker; el canciller colombiano, Carlos Holmes; el ministro de Defensa, Guillermo Botero; la secretaria general de Presidencia, María Paula Correa; el secretario Privado, Jorge Mario Eastman; el comandante del Departamento Nacional de Inteligencia, Rodolfo Amaya; el alto consejero para Seguridad y Defensa, Rafael Guarín y el nuevo embajador de Colombia en EEUU, Francisco Santos.

Así pasó el jefe del Pentágono por Brasil

«Venezuela es un problema de seguridad nacional»

Según un despacho publicado por Caracol Radio, fuentes de la Casa de Nariño confirmaron a ese medio que «el tema de Venezuela representa una de las mayores preocupaciones para el gobierno norteamericano».

Explica la nota que en la reunión determinaron que «la situación» en Venezuela, «más allá de generar una crisis humanitaria por la movilización masiva de migrantes y otros factores, se ha convertido en un problema de seguridad nacional para Colombia».

Este «motivo» cita Caracol Radio, fue «un punto de coincidencia» entre Duque y Mattis, quienes consideran «importante», «mantener las acciones con la comunidad internacional para el restablecimiento de la democracia en Venezuela».

Esta información la confirmó posteriormente el canciller Holmes Trujillo, quien dijo: “Vamos a continuar con el propósito de fortalecer una gran coalición democrática internacional que permita avanzar en la creación de condiciones para que finalmente el pueblo venezolano pueda escoger en procesos transparentes, democráticos y libres el gobierno que deseen tener”.

Paralelo a este reunión la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, bajo la coordinación del empresario, exjefe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) y ahora Secretario de Estado, Mike Pompeo, publicó en Twitter una declaración a la prensa donde -en principio- el gobierno estadounidense condena el intento de magnicidio el pasado 4 de agosto contra el Presidente, Nicolás Maduro, pero advierten que los implicados deben ser respetados por su presunta inocencia, eso a pesar de haber confesado su culpabilidad.

«Condenamos la violencia política del 4 de agosto en Venezuela, e instamos al régimen de Maduro a respetar el estado de derecho, ejercer moderación y salvaguardar la presunción de inocencia de todos los acusados. Apoyamos al pueblo venezolano en su sueño de un país próspero y democrático».

La gira termina por donde comienza

La primera visita de Duque -luego de ser electo- fue precisamente a Washington, lugar donde se reunión con el vicepresidente, Mike Pence, donde recibió lineamientos precisos para atacar a Venezuela y a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), bloque de integración y cooperación regional de la que anunció Colombia no participará más.

Para los fines de control militar en la región, Colombia -vecino Oeste de Venezuela- es un punto geográfico vital para los intereses estadounidenses.

La nueva relación de Colombia con la OTAN y su gran inversión militar que ejecutó el gobierno del entonces presidente Juan Manuel Santos en 2017, por unos 9.713 millones de dólares, 3,1% del Producto Interno Bruto (PIB) colombiano, dan prueba de ello.

Por ejemplo, el gasto militar de Colombia es el segundo en importancia de toda Suramérica, sólo superado por Brasil -el otro vecino ubicado al Sur-Este de Venezuela-; mientras que el tercer país que más gasto aprobó para sus fuerzas armadas es Argentina con 5.680 millones de dólares, 0,9% de su PIB.

La estrategia territorial estadounidense es debilitar la solidez de la integración y cooperación regional que alcanzaron los gobiernos progresistas a través de Unasur, organismo que sufre el boicot que realizan los gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú, hecho que además desarticula el Consejo de Defensa del Sur, cuya finalidad era detener cualquier agresión de una potencia extranjera en Suramérica.

Lea más:

Cronología de una invasión contra Venezuela: así preparan la guerra EE. UU. y sus aliados

La sigilosa acción norteamericana en Paraguay y el nuevo mapa militar instalado por Washington en Latinoamérica

 

4,225,562FansMe gusta
152,079SeguidoresSeguir
288,679SeguidoresSeguir
16,457SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

La inmunoterapia lucha contra el cáncer de colon

La inmunoterapia se va abriendo camino con paso firme en la lucha contra el cáncer, confirmando resultados positivos en cada nuevo estudio. El último resultado positivo fue realizado por el Instituto de Investigación Biomédica, de Barcelona,España.
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -