es Spanish

Dos conciertos para Venezuela: uno bendice la guerra, el otro reclama la paz

Para Estados Unidos (EEUU) no bastan las amenazas de guerra, lo más importante para ellos es provocarlas; y para tal fin ¿qué mejor escenario que contar con el argumento de un maratónico concierto musical donde se hagan demostraciones masivas y continuadas de lástima hacia un país que vive supuestamente «oprimido» y en una «grave crisis humanitaria»?

Los venezolanos se encuentran bajo asedio desde el año 2015, cuando el entonces presidente de EEUU, Barack Obama, decidiera emitir un decreto presidencial que calificaba al país suramericano como una «amenaza» para su seguridad nacional.

Pero la amenaza real a la seguridad nacional de Venezuela es la que en la actualidad mantiene la Casa Blanca contra este país. Decenas de discursos públicos e incluso pronunciamientos de su propio jefe de Estado, Donald Trump, dan fe de que la invasión militar contra el pueblo venezolano es prácticamente un hecho.

concierto
El magnate estadounidense Donald trump, presidente de ese país, sigue amenazando con invadir militarmente a Venezuela

Desde el pasado 23 de enero cuando la ficha del gobierno estadounidense Juan Guaidó decidió autoproclamarse, la intervención directa contra la democracia venezolana ha sido abierta y frontal contra el gobierno que lidera el presidente Nicolás Maduro, electo en 2018 con más de 60% de los votos.

Desde entonces, varias instituciones financiadas por EEUU están detrás del plan de la Casa Blanca que pretende crear un Estado paralelo para apoderarse del poder político en Venezuela.

El plan sedicioso viene esta vez acompañado del envío de una presunta «ayuda humanitaria» que de manera autoritaria -según EEUU- debe entrar al territorio venezolano.

concierto
El multimillonario Richard Branson organiza el concierto en Cúcuta en la frontera colombo-venezolana

Industria pop pretende bendecir y justificar la entrada de «ayuda humanitaria»

Está ampliamente documentado que, en el largo prontuario de invasiones propiciadas por la política belicista de Estados Unidos, la supuesta «ayuda humanitaria» que arbitrariamente introducen las tropas estadounidenses es sólo una justificación para invadir un país y apoderarse de sus riquezas naturales, minerales y energéticas.

Para este fin se presta el autoproclamado Juan Guaidó y todo el teatro operacional internacional en el que actúan artistas ampliamente mediáticos, así como todo el aparato de la derecha global que a su vez también apoyan, promueven y propician el bloqueo de EEUU contra el pueblo venezolano.

Una prueba del continuado asedio contra Venezuela y la pretensión de EEUU de lograr imágenes que hagan ver a través de la mediática la supuesta crisis humanitaria y los falsos crímenes de lesa humanidad, se evidenció el pasado 6 de febrero de 2019, cuando las autoridades de seguridad venezolanas incautaron armamento de guerra proveniente de Miami, EEUU, que pretendía entregarse a grupos paramilitares para generar violencia y asesinatos selectivos en el país.

Así también sucedió en 2018, cuando un grupo de paramilitares entrenados en Cúcuta, Colombia, y financiados por la derecha venezolana y empresarios residentes en Miami, efectuaron el intento de magnicidio contra Nicolás Maduro, a través de un plan que involucró a grupos terroristas que han participado de manera continuada en intentos fracasados de golpes de Estado como Voluntad Popular (de la que es miembro Guaidó) y Primero Justicia (encabezada por Julio Borges).

Y es en ese orden que la política belicista de EEUU, que incluye los planes operativos que organiza la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA, por sus siglas en inglés), ahora se pretende bendecir la entrada -de forma impositiva- de la llamada «ayuda humanitaria», con la creación de un concierto «multitudinario» y con muchos artistas de alto mercadeo en la ciudad de Cúcuta, que pretende tener como sede el puente fronterizo con Venezuela, Las Tienditas, para auspiciar y hacer ver la supuesta benevolencia de este acto que organiza el multimillonario magnate británico Richard Branson.

Pero lo más lamentable detrás de este fastuoso concierto que contará con una larga lista de «filántropos artistas» es el tono de arrogancia que le han dado varios de sus participantes, al promover la intervención militar estadounidense con el uso del falso argumento de «ayuda humanitaria», quizás muchos de ellos con pleno conocimiento del objetivo verdadero y otros también amparados en la ignorancia y la alienación mediática.

No obstante, es preocupante que tal escenario farandulesco pretenda hacer olvidar la amenaza directa del asesor de seguridad de EEUU, John Bolton, con su anotación de enviar 5.000 tropas a Colombia durante una rueda de prensa sobre Venezuela.

Sin embargo, el pueblo patriótico de Venezuela y su gobierno han sido tajantes en su posición de defender la soberanía nacional y su autodeterminación a ser plenamente libres sin la injerencia de otras naciones.

Para ello, artistas venezolanos junto al gobierno de Maduro, han organizado un concierto para la paz y para rechazar la nueva intención del Pentágono de invadir a Venezuela, donde -nada más y nada menos- está en juego no sólo la paz en Venezuela, sino probablemetne la de la región.

Nacho estuvo en 2017 promoviendo las acciones violentas de calle que dejaron más de 160 personas asesinadas

Nacho, el artista venezolano que promueve la violencia

Así como Guaidó fue entrenado en métodos antidemocráticos para desestabilizar gobiernos, no sería descabellado pensar que actores de la industria pop internacional -que tantos dividendos genera a las empresas multinacionales de la música- entre ellas la Corporación Virgin, de la que es dueño Richard Branson, estén detrás del plan golpista e invasor contra Venezuela.

Un vivo ejemplo de ello es también Nacho, el reguetonero venezolano que se auto glorifica como uno de los que apoyan «la causa» para «liberar» a Venezuela del «régimen de Maduro».

Y es que no es casual que sea Nacho, el mismo que promovió acciones violentas de calle en Venezuela que dejaron más de 160 personas asesinadas y que llevó un discurso de odio contra personas chavistas y revolucionarias usando la tribuna del parlamento venezolano que se encuentra en desacato al orden constitucional, el encargado de organizar y buscar a los artistas que darán el concierto de Branson en Cúcuta.

Roger Waters por la paz

Para Roger Waters, bajista, compositor y fundador de la histórica banda británica Pink Floyd, no es raro que Branson esté apoyando un plan que pretende convertir a Venezuela en la nueva Siria, Irak, Afganistán y Libia, pues es una ficha que representa ampliamente los intereses hegemónicos de Washington.

En ese sentido, solicitó a la Cruz Roja y a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a no permitir que se politice la «ayuda humanitaria» como pretende hacerse en el caso venezolano, donde la gran mayoría de la población ha decidido elegir a sus gobernantes a través de elecciones libres y están dispuestas a defender su autodeterminación y libertad que disfrutan ampliamente en democracia.

La élite «miamera» del pop dará el concierto en Cúcuta

De acuerdo a un reporte de CNN en Español, el concierto «Venezuela Live Aid» que se realizará en Cúcuta, Colombia, dijo Andrea Minksi, vocera del concierto.

“El concierto se le ocurre a Richard Branson con Bruno Ocampo, que es un emprendedor y filántropo colombiano que ha sido siempre muy amigo de Richard, lo considera su mentor”, dice Minksi a CNN.

“Entre los dos decidieron que la prioridad del mundo era Venezuela, es la crisis más grave del hemisferio. Invitaron a Nacho, que ha vivido la crisis en carne propia, es venezolano. Y ahí se han empezado a unir una cantidad de artistas de nivel mundial cada día más la cartelera va a aumentando”, explicó la vocera.

Según Minksi se esperan unas 150.000 personas para ese día. Las presentaciones de los artistas podrían comenzar hacia las 11 de la mañana hasta las 6 de la tarde y cuenta con todo el apoyo del gobierno de Iván Duque, quien ha dicho que Venezuela debe recibir un cerco diplomático mundial.

El rechazo a las sanciones coercitivas de EEUU contra Venezuela es global

Agrega en la entrevista que la entrada al concierto es gratuita y libre, pero a pesar de ello tienen «la ambiciosa meta de recolectar 100 millones de dólares» a través de «donaciones» que pueden hacerse a través de la página web establecida para el concierto.

“Es un número muy alto (de dinero), es nuestra esperanza, pero la idea es poder ayudar a pasar toda la ayuda humanitaria que está represada”, explica Minski a CNN. La entidad encargada de recibir estos fondos es la Fundación Solidaridad por Colombia.

Las redes sociales son la plataforma de promoción del evento, indica la vocera, quien agrega que el evento cuenta con artistas, productores, organizadores, voceros y más, que «están donando su tiempo y talento para este evento».

La lista de este concierto incluye artistas venezolanos, mexicanos, colombianos, españoles, puertoriqueños, entre otros como: Alesso, Alejandro Sanz, Carlos Baute, Camilo Echeverry, Cholo Valderrama, Gusi, Juan Luis Guerra, Lele Pons, Luis Fonsi, Maluma, Miguel Bosé, Olga Tañón, Maná, Mau y Ricky, Nacho, Chyno, Paulina Rubio, Reynaldo Armas, Reynaldo Amaroso, Fonseca, Silvestre Dangond,
Santiago Cruz, entre otros.

Concierto para la legitimación cultural de la guerra

«Están haciendo uso de un mecanismo de legitimación cultural de la guerra, algo que es muy peligroso y nefasto además», explicó el ministro de Cultura venezolano, Ernesto Villegas en una entrevista con Venezolana de Televisión (VTV).

En ese sentido, Villegas explicó que el concierto convocado del lado colombiano de la frontera, está «haciendo uso de las celebridades de la industria cultural y de la farándula (…) que busca bendecir la agresión militar a Venezuela».

«Eso nunca se había visto, habíamos visto a artistas que iban a cantarle a tropas que invadieron Irak, Afganistán, pero ésto no», agregó Villegas, quien calificó de «infamia» y «de bendición cultural a una agresión militar», pues «los artistas deben cantarle a la paz, no a la guerra, ni a la agresión, ni a la muerte».

En varias ciudades del mundo se han registrado manifestaciones contra las pretenciones militares de EEUU contra Venezuela

«Esta sería una agresión terrible que puede costar muchas vidas, pues lo que pase aquí en Venezuela tendrá repercusión en la paz del resto del continente», que tendrá que tomar posición en medio de una región en guerra.

El titular de la cartera cultural en Venezuela recordó que mientras del lado colombiano se gesta un evento para intentar legitimar la entrada de tropas estadounidenses al país, del lado venezolano estarán una larga lista de artistas patriotas que enarbolarán las verdaderas banderas de la libertad e independencia, que llevarán alegría a la población fronteriza y al mismo tiempo servirá para brindar una real ayuda humanitaria a las comunidades colombianas que a diario entran a Venezuela en busca de alimentos, ropa y atención hospitalaria gratuita.

Te puede interesar:

Aumenta la presión de EE.UU. ¿Qué pasaría si hay una invasión a Venezuela?

Haití: ¿Por qué a nadie le importa la peor crisis humanitaria del continente?

4,225,429FansMe gusta
151,158SeguidoresSeguir
288,711SeguidoresSeguir
16,463SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Navarro solicitó a Van Rysselberghe unirse en lucha por la descentralización

La tendencia mundial muestra que para alcanzar el desarrollo de los países, se debe fortalecer los gobiernos locales y elaborar estrategias regionales para la competitividad.
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -